cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

Alicia en el el País de las Maravillas

 

Poema Jabberwocky

 

en la Obra de Lewis Carroll y en la Película de Tim Burton

 

Jabberwocky es un poema escrito por el británico Lewis Carroll, quien lo incluyó en su obra Alicia a través del espejo en 1872. Este poema ha sido considerado como uno de los mejores poemas sin sentido escritos en el idioma inglés, perteneciente a la tradición inglesa del nonsense (sin sentido o disparate), a cuyo afianzamiento contribuyó Carroll. Es más, el nombre Jabberwocky hoy tiene la significación de sin sentido, en todo el amplio significado de la expresión.

 

Este poema es notorio, debido a que muchas de las palabras usadas en él fueron inventadas por el propio Carroll o son fusiones de palabras ya existentes. En el libro, el personaje Humpty Dumpty da varias de las definiciones de algunas de las palabras de la primera estrofa. Además, Carroll explicó el significado de algunas otras en obras posteriores, así como su correcta pronunciación.

 

En castellano, parte de este poema se ha traducido de la siguiente manera:

¡Uno y dos! ¡Uno y dos! Y de uno a otro lado
la vorpalina espada corta y taja, tris-tras:
lo atravesó de muerte. Trofeo cercenado;
su cabeza exhibía galofante, al compás.

¿Lograste -dijo el padre- matar a Jabberwock?
¡dejame que te abrace, solfulgente hijo mío!
¡Oh día frabuloso! Clamó: ¡Calú…! ¡Caloc!
y el viejo runquirriaba con placentero brío”.

“El muchacho empuñó la espada vorpalina,
buscó con ahínco al monstruo manxiqués;
llegado a un árbol Tántum, se apoya y reclina
pensativo, un buen rato, sin moverse, a sus pies.

Y en tanto cavilaba el joven foscolérico,
se acercó Jabberwock con mirada de roca:
resoplaba en su avance por el bosque quimérico,
de tanta rabia espuma arrojaba su boca.

 

Ahora bien, la intención de mencionar este poema en el presente trabajo no es en ningún modo la de ahondar en el tema del nonsense, sino la de notar la función que cumple dicho poema tanto en la obra de Carroll (libro), como en la obra de Burton (película) y como la presencia de éste en la obra de Burton permite integrar de manera eficaz la película con las obras de Carroll.

 

Para ello podemos comenzar diciendo que Alicia, en el libro de Carroll, refiriéndose a este poema luego de leerlo, comenta que si bien parecía muy bonito, su impresión era la de haber leído “…algo que le llenaba la cabeza de ideas […] ¡sólo que no sabía exactamente qué ideas!” Sin embargo, deduce que, “alguién mató algo…”

 

A través del espejo. Cap. I. La casa del espejo.

Luego, a lo largo del libro, podemos notar que Alicia aun tenía sus dudas con el significado del poema Jabberwocky, pues al hablar con Humpty Dumpty, y notar que él era diestro “en eso de explicar palabras”, Alicia le dice que si “…tendría la bondad de explicarle el significado de ese poema”, y es allí cuando Humpty Dumpty da el significado de algunas palabras utilizadas en dicha obra.


A través del espejo. Cap. V I. Humpty Dumpty

Ahora bien, tomando ambas citas como argumento, bien podríamos decir que, en la obra de Carroll, el poema Jabberwocky es una obra tan “sin sentido” que ni la misma protagonista sabe que significa, y no tiene por qué saberlo, pues a fin de cuentas las obras Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas y A través del Espejo y lo que Alicia encontró allí son a su vez unos tremendos nonsenses. Entonces, bien podríamos decir, que la función de este poema inmerso en la obra A través del Espejo, específicamente, es la de complementar el sin sentido que entreteje toda la obra misma.

 

Por otro lado, ahora hablando de la película Alice in the Wonderland, podemos decir que la función del poema Jabberwocky para Burton en su film es vital, pues, para tratar de hacer de Alicia una historia, en lugar de una serie de eventos sin sentido, Burton se centra en el poema para conformar la estructura de su película.

 

Prueba de esto, es el hecho de que, en la película de Burton, quien protagoniza el poema no es el niño mencionado por Carroll, sino la misma Alicia. Es más, el poema es tomado como una profecía en la que Alicia es la elegida para destruir al monstruo Jabberwocky, que se encuentra al servicio de la Reina de Corazones y con el cual ésta aterroriza a todos los habitantes del País de las Maravillas.

 

Una escena importante, que ayuda a seguir la trama, y que se toma como base para afirmar lo antes dicho, es aquella en la que el Sombrerero hablando con Alicia sobre el Frabuloso Día, de forma serena como quien recitase una profecía bíblica dice:


“Twas brilling and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogove,
And the mome raths outgrabe”.

Esta estrofa es precisamente la primera del poema Jabberwocky y con ésta el Sombrerero anuncia la labor que la elegida tendrá que llevar a cabo, destruir al monstruo y liberar al País de las Maravillas del dominio de la iracunda Reina de Corazones. Acción que efectivamente se cumple cuando Alicia da muerte al Jabberwocky usando la Espada Vorpalina, mencionada también en el poema, justamente en el Frabuloso Día.

 

Ahora bien, lo más resaltante no es que Tim Burton haya logrado dar forma a una historia basándose en las obras Lewis Carroll, sino el hecho de haber logrado que su film encajara de forma armoniosa con éstas, al punto que pareciera que su película estuviera basada en un tercer libro que completara por así decirlo una serie de obras sobre Alicia. Por otra parte, en la conformación del personaje principal, el ambiente y los acontecimientos deja claro que hubo un buen estudio de las obras de Carroll, pues sin lugar a dudas, se puede percibir en el film elementos que lo hacen ampliamente congruentes con los libros.

 

Con la finalidad de demostrar lo antes dicho, podríamos comenzar hablando de Alicia. En los libro de Lewis Carroll, podemos percibir a una niña para nada común. Es una jovencita que se cuestiona a sí misma, que se reprende y acostumbra a dialogar consigo de manera reflexiva. “Solía darse muy buenos consejos […] y aveces se reprendía con [mucha] severidad […] porque esta curiosa niña era muy aficionada a fingir que era dos personas”.


Alicia en el País de las Maravillas. Cap. I. Decenso por la madriguera.

Ahora bien, podemos notar las mismas características en la Alicia de Burton, aunque claro está, ya en la película estamos hablando de una joven que se encuentra en la etapa de transición a la vida adulta. Aquí, Alicia sigue con la insistencia de hablar consigo misma y con la brillante manía de reflexionar.

 

No obstante, para poder comprender a mayor grado quién es Alicia, necesitamos identificar donde queda el País de las Maravillas. Para ello podemos repasar las siguientes citas:

 

“-¡Oh, si vieras que sueño más curioso he tenido! –Dijo Alica-. Y le contó a su hermana todo lo que pudo recordar de sus extrañas aventuras”.

 

Alicia en el país de las maravillas. Cap. XII. La declaración de Alicia.


(Dirigiéndose a Mino:) -“Me has despertado… ¡Oh, qué bonito era el sueño!”.

A través del espejo. Cap. XII. ¿Quién lo soñó?

De acuerdo con las citas, las aventuras de Alicia no se efectúan en un mundo paralelo, como el de Fantasía, sino que las mismas se llevan a cabo en sus sueños, es decir en su propia mente.

 

Por tanto, todas las situaciones planteadas, por muy disparatadas que parezcan, son las formas en las que Alicia probablemente perciba su mundo real. Podemos ver que realidades específicas como el tomar el té, los juegos de cartas, el juego del croquet, la preocupación por la puntualidad, entre otros; son elementos que describen completamente a la sociedad inglesa, más ampliamante a las costumbres que las damas de la sociedad inglesa victoriana debían cuidar. Por tanto podemos ver en la Alicia, niña, un gran sentimiento de rechazo a tan riguroso sistema, al punto de verlos como asustos sin sentido.

 

No podríamos esperar menos de la Alicia casi adulta que nos dibuja Burton en su película, y esto lo confirmamos cuando notamos su amplio rechazo por la costumbre que la obliga a casarse con el hombre que, aunque no ama, es quien va a proveerle estabilidad económica, algo que obviamente debe causarle gran molestia. Y es precisamente allí cuando nuevamente debe regresar al País de las Maravillas.

 

Pero esta vez, su aventura no estará completa sino hasta que haya destruido al monstruo Jabberwocky.

 

Ahora bien, para comprender que representa este monstruo, podríamos reflexionar en que es lo que Alicia necesita vencer para poder tomar la decisión de no casarse con este hombre, por el que más que aprecio siente rechazo, y para ello podemos imaginarnos los riesgos que corre al resistir tal propuesta.

 

Primero, el no aceptar la oferta de matrimonio significaría que correría el riesgo de quedarse solterona. Segundo, ella es huerfana de padre, por tanto sino no quiere terminar siendo una críada tipo Cenicienta debe aceptar la propuesta. Por otro lado, está la presión de sus amigas y de su madre, que desea que ella tome la sabia desición de casarse con un hombre de alcurnía que le ofrecería una vida acomodada y por último tal vez lo más fuerte sería tener que afrontar la soledad como lo hace su tía.

 

Por tanto, tomando en cuenta todos estos factores, lo que debe destruir Alicia para poder tomar una buena desición es sin duda el miedo. Su miedo, es por eso que ella es la elegida.

 

Por tanto y a manera de conclusión, bien se puede decir que ese miedo sin sentido que tal ve le impida expresar abiertamente su deseo de no casarse, muy bien puede estar representado por el monstruo Jabberwocky. Y es así, pues al vencerlo, Alicia no sólo vence al miedo y toma la desición de no casarse, sino que además se reafirma así misma y se permite pasar a la siguiente etapa de su vida, la madurez adulta emprendiendo nuevas empresas y aventuras pero ahora en el mundo real.

 

De este modo, podemos notar como Burton construyó un personaje de Alicia completamente congruente con la Alicia de Carroll, pues simplemente no esperaríamos menos de ella. El mismo Burton afirmó en una ocasión que deseaba producir una película que en realidad hiciera honor a las obras de Carroll, y vistas de este modo, a mí humilde parecer creo que lo consiguió. Además de recordarnos, que muchas veces por miedo, algo que “nos llena la cabeza de ideas, y no sabemos exactamente que ideas” dejamos de tomar desiciones sabias, por tanto es conveniente eliminarlo y tomar los riesgos.

Queriendo experimentar con la escritura.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta