cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

EL PAN A SECAS

Hace años, cuando leía más a Bukowski y estaba interesado en el Realismo sucio, la mención frecuente de Mohamed Chukri como una de sus raras figuras me llegó a intrigar.  ¿Cómo sería un escritor maldito en tierras dominadas por la religión islámica?  La sola idea de choque entre libertad literaria y prohibición religiosa me era atractiva

Intenté leer El pan desnudo que se repetía como su obra más conocida; pero la larga prohibición había dado resultados, y no circulaba por estas tierras ni se compartía por internet a pesar de existir buena información sobre el autor y la obra.  Abandoné la búsqueda; pero hace poco la encontré inesperadamente en  www.ebiblioteca.org, y creo que está demás decir que la leí de inmediato.

La obra en sí ha cambiado un poco respecto la versión anterior, el título ahora es El pan a secas; pero no es muy diferente a como la presentaban los comentarios:

La novela trata sobre la miseria, pero más preciso sería decir sobre “las diversas formas de miseria”. El personaje principal es un hombre que cuenta sus años duros de niñez y juventud en diversas pueblos en los que las circunstancias lo obligaron a vivir. Su primera huida la hace con su familia debido al hambre que afecta la región del Rif de donde son originarios. Su padre, un hombre brutal y parásito, decide llevarlos a Tanger. La situación no mejora y el chico se ve obligado a buscar en la basura. Un día encuentra una gallina muerta que lleva a casa con la esperanza de alimentar a su hermano que agoniza sin fuerzas para levantarse; pero su madre, a quien la religión prohíbe comer carroña, se los impide. Continúa la tristeza hasta la llegada del padre quien en uno de sus arranques de furia golpea a toda la familia hasta estrangular al hijo enfermo a quien termina asesinando. La madre, que es presentada como un ser débil, temerosa de la religión y de su marido, callará esto haciendo soportar esta clase de vida a su hijo quien, después de unos trabajos, huirá para vivir por su cuenta en las calles o en otros pueblos.   

Las historias se sucederán con similar crudeza a lo largo de la novela; pero condimentadas con sexo, que el chico descubre a temprana edad.

Las labores para ganarse el alimento, las desavenencias familiares, la supervivencia en las calles, la relación con algunos amigos y empleadores, así como sus viajes y aventuras en diversos prostíbulos y diversas prostitutas, forman parte del libro que a pesar de abarcar muchos años de formación está concentrada en menos de doscientas páginas, lo que hace que la lectura sea rápida, y a veces demasiado rápida.

Mención especial merece el sexo, ingrediente principal del libro y que debió ser uno de los motivos para que la obra fuera prohibida en su país.  Las diversas formas sexuales que se mencionan llegan a sorprender por la crudeza y naturalidad con que el narrador las cuenta. Desde el sadomasoquismo presente en las relaciones de sus padres, como el sexo con animales que menciona como parte de su niñez, el voyeurismo  con algunas mujeres para las que trabaja, así como las violaciones de las que son víctimas los jóvenes que son encontrados en la calle por los borrachos, la masturbación con manzanas – que coloca en los agujeros de un árbol-, el sexo oral que mantiene con un viejo adinerado cuando está hambriento y sin dinero, hasta una chocante escena donde el propio narrador viola a un niño en un trigal. Y hay más.

Aunque sin el humor de Bukowski o la vitalidad de un Pedro Juan Gutiérrez, la obra de Chukri comparte características del Realismo sucio que la hacen representativa de tal género, y su libro muy recomendable para personas que gusten de emociones fuertes y tengan pocos reparos morales. Está advertido.

  • 27
  • 4.71
  • 54

Escribomaníaco

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta