cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Du côté de chez Swann (II; ahora con las citas en español)

Salta a la vista, al ir recorriendo el texto, la oposición constante que se da entre los dos lados que dan título a éste (Du côté de chez Swann o de Méséglise) y al tercer volumen (Le côté de Guermantes): …había dos “lados” para los paseos, y tan opuestos que, efectivamente, no salíamos de casa por la misma puerta...: el lado de Méséglise-la-Vineuse, que llamábamos también el lado de Swann…, y el lado de Guermantes (p. 211)

  • Los paseos por uno u otro lado son diferentes en cuanto a tiempos y distancias: al pasear “del lado de Guermantes”… mi tía sabía perfectamente … que nunca se podía saber con seguridad a qué hora volveríamos (211) y Françoise, la fiel criada, cree que si han ido por allí ¡Deben de tener un hambre! (211) mientras que el paseo es más corto por Méséglise (231). Y hay una consecuencia trascendental: como del lado de Guermantes el paseo es largo (250), se cena más tarde y su madre no subirá a darle las buenas noches (272) como ocurría al principio (62) cuando Swann acudía a cenar.
  • Ambos lados son también diferentes a los ojos del protagonista adolescente: si Méséglise era para mí algo inaccesible… Guermantes se me aparecía antes como el término ideal que como el término real de su propio lado (212); y de su padre: mi padre hablaba siempre del lado de Méséglise como de la más bella vista de la llanura que conocía, y del lado de Guermantes como del tipo de paisaje fluvial (212).
  • En principio son también irreconciliables: “coger por Guermantes” para ir a Méséglise o al contrario, me hubiera parecido algo falto de sentido como coger el este para ir al oeste (212) aunque, según se nos anuncia en el prefacio (13-14), al final del sexto volumen, Albertine disparue, Gilberte, la hija de Swann, convertida en Mme. de Saint-Loup, muestra al narrador el sendero que une ambos lados; y se nos antoja que, como ambos lados representan, simbolizan, sugieren otras oposiciones (burguesía/aristocracia, familia/mundo, niño/adulto) Gilberte misma ha recorrido ese sendero desde el lado de Swann al de Guermantes.
  • Dijimos a propósito del espino blanco que son constantes las asociaciones entre personajes y vegetación. También ocurre entre ambos lados: del lado de Méséglise, esto es, de Swann, hay campos y viento (225), y lluvia (231), y manzanos con brotes rojos (226); luego serán sus lilas, sus espinos blancos, sus acianos, sus amapolas, sus manzanos (274); sus personajes son Swann y Vinteuil (227) y, asociada a éste, la homosexualidad femenina (227) y explícita (246) de su hija con la amiga; cuando el protagonista pasea solo (235) tras la muerte de la tia Léonie anhela encontrar ahí una mujer campesina (campesina de Méseglise, pescadora [240]) pero, años después a quien encuentra es a las lesbianas (243ss). Del lado de Guermantes tiene el río que apreciaba su padre (212), flores y animales (cucos, primaveras, violeta, nenúfar... [252, 254-6]); luego serán sus renacuajos, sus ninfeas et sus botones de oro (274); y los personajes femeninos asociados a ese espacio son la duquesa de Guermantes y su antepasada Genoveva de Brabante (263); pero también la madre del narrador al decir que ningún paisaje fluvial es parecido al de Guermantes del mismo modo que yo no habría deseado que viniera a darme las buenas noches una madre más hermosa y más inteligente que la mía (274-275) con lo que volvemos al recurrente beso maternal. Ahora bien, se sugiere un lazo de unión entre ambos lados si se observa que la duquesa de Guermantes tiene las mejillas sonrosadas (264) como Mlle. Vinteuil, la lesbiana (186); y, junto a ellas, la hija de Swann se asociará al espino rojo (221).
  • Vida intelectual y vida sentimental también se relacionan con ambos lados; es la tradicional oposición entre razón y sentimiento que también remite, por los colores de los órganos que los sustentan, cerebro y corazón, a todas esas flores y mejillas sonrosadas. Primero los lados se asocian a acontecimientos que apuntan a la vida intelectual: Asimismo, el lado de Méséglise y el lado de Guermantes quedan para mí ligados a multitud de pequeños acontecimientos de una de entre todas esas diversas vidas que llevamos paralelamente, que es la más llena de peripecias, la más rica en episodios, y me refiero a la vida intelectual (273). Luego apuntan a sentimientos: el lado de Méséglise o el lado de Guermantes me han dejado expuesto, para el futuro, a muchas decepciones e incluso a muchos errores (275).
  • Hemos visto algunas asociaciones entre personajes a partir de rasgos paralelos entre ellos y luego los veremos entre Swann y el narrador. De momento diremos que también Swann, como el narrador con Genoveva de Brabante, relaciona el lado de Guermantes con la aristocracia: Swann apreciaba mucho a la princesa de Laumes porque al verla se acordaba de Guermantes (466); y no sólo eso sino que además la princesa adorna su cabeza de flores de espino blanco que gustan a Swann: ¡Muy bien! Estoy satisfecha, Charles, si mis pequeños detalles de espino blanco le gustan a usted (467).

 

 

No sé si soy un troll o un yorreal.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta