cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

El Reino de este Mundo

 Antes de comenzar a hablar del Barroco en la obra El Reino de este Mundo, de Alejo Carpentier, es preciso mencionar que para este autor el barroco no se limita al estilo de una o más manifestaciones artísticas, sino a algo que va mucho más allá. El barroco al que Alejo Carpentier hace referencia es el del espíritu, ese mismo barroco al que D´Ors denominó “pulsión creadora que vuelve cíclicamente a través de toda la historia” Burgos (1984), es decir, una sensibilidad manifestada en diferentes momentos históricos, una constante humana.       

Por otra parte, Alejo Carpentier señala que este asunto del Barroco no es un mero capricho, pues, siendo el continente americano barroco por naturaleza, debido a su exuberante belleza (entre otras razones), resulta necesario trabajar su obra desde una perspectiva barroca-hispanoamericana, pues de esta forma es posible reflejar con exactitud la realidad de este continente.  Es por ello que al leer la novela El Reino de este Mundo se pueden identificar muchas de las características del barroco. A continuación, se muestran algunos ejemplos.  Uno de los rasgos distintivos del barroco lo constituye, sin lugar a dudas, la imagen del continuo movimiento. Movimiento violento. Intempestivos e inesperados como el del agua de los ríos y del mar que riega las tierras de la América Latina, y en analogía con esta imagen bien se puede mencionar el agresivo cambio que sufrió la sociedad haitiana en tiempos de su revolución.   Durante este período histórico, Haití, que había sido una colonia francesa que producía grandes riquezas a sus colonos, pasó a ser una nación reinada por un monarca autoproclamado. Un hombre negro que se hizo del poder para su propio beneficio y no el de sus coterráneos.   Vemos entonces, que esta revolución liderada por Buckman, inspirada por Mackandal, esperada por Ti Noel y robada por Henrí Chisthophe produjo un cambio radical en la sociedad de su tiempo. Un cambio que conmovió los cimientos de todo un aparataje social establecido, que lo derribó y estableció un nuevo orden de una manera sustancial. Nada volvería a ser igual. Las reglas del juego se transformaron inesperadamente. Cambios históricos que, si bien, derribaron al opresor, no se tradujeron en mejora para la población, sino en un pretexto perfecto para ilustrar lo Barroco del Nuevo Mundo. Aquella confrontación fue sangrienta muy bien descrita se puede ver en la siguiente cita:       

Todas las puertas de los barracones cayeron a la vez, derribadas desde adentro. Armados de estacas, los esclavos rodearon las casas de los mayorales, apoderándose de las herramientas. El contador, que había aparecido con una pistola en la mano, fue el primero en caer, con la garganta abierta, de arriba abajo, por una cuchara de albañil. Luego de mojarse los brazos en la sangre del blanco, los negros corrieron hacia la vivienda principal, dando mueras a los amos, al gobernados, al Buen Dios y a todos los franceses del mundo. Carpentier (1954/ pp.53, 54).
    Ahora bien, un segundo rasgo del barroco que se puede observar en la obra es sin duda la obsesión de no dejar espacios vacíos, y esto muy bien lo podemos ver en la cantidad de detalles que rodean el hecho de la Revolución Haitiana. Entre estos detalles, uno de los más resaltantes es la documentación de la residencia temporal de Paulina Bonaparte en la isla. Esto, obviamente, resulta intrascendente a la hora de describir el proceso de revolución que se llevó a cabo en Haití, pero resulta de gran valor a la hora de presentar de manera detallada el contexto histórico en el que dicho suceso se produjo.  La muerte de Leclerc, agarrado por el vómito negro, llevó a Paulina a los umbrales de la demencia. Ahora el trópico se le hacía abominable, con los buitres pacientes que se instalaban en los techos de las casas donde alguien sudaba la agonía […] Paulina se embarcó presurosa a bordo del Switshure, enflaquecida, ojerosa, con el pecho cubierto de escapularios […] La partida de  Paulina señaló el ocaso de toda sensatez en la colonia. (Op. cit/ pp. 72).      

Por último, y no porque se considere que no existan más rasgos del Barroco en la obra El Reino de este Mundo de Carpentier, se puede nombrar el cúmulo de obras de arquitectura barroca que se mencionan en la obra, como por ejemplo las ruinas poéticas de Sans-Souci, la ciudadela La Ferriére, la normanda ciudad del Cabo y el palacio de cantería que habitó Paulina Bonaparte, todo en contraste con la majestuosa naturaleza que rodeaba estas edificaciones. Es decir, lo extravagante de la naturaleza en convivencia con estas suntuosas edificaciones.  En conclusión, se puede mencionar que estas características, sin duda, dejan claro que lo Barroco en la obra de Carpentier va más allá de lo estudiado en los libros de texto, pues para este autor lo barroco es inherentemente humano y va desde lo extravagante que pueden ser sus obras y lo exuberante que puede parecerle el mundo que le rodea.

Queriendo experimentar con la escritura.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta