cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Jubilación
Reales |
28.07.15
  • 4
  • 3
  • 632
Sinopsis

Si lo deseas puedes escuahar a Glenn Miller aqui: https://www.youtube.com/watch?v=_X8sz_wgrSc

 

Hoy, 28 de julio de 2015, fue mi último día de trabajo.

Me asusta pensar que ya hayan pasado tantos años. Si parece que fue ayer que recibí el llamado telefónico de la oficina de personal del Banco para anunciarme que debía concurrir a tomar posesión del cargo. ¡Había salvado el concurso! ¿Cómo no voy a recordar ese momento? si quedó engarzado con la música que escuchaba en ese instante «Serenata a la luz de la luna» de Glenn Miller.

Muchas cosas cambiaron desde aquella época, pero curiosamente la oficina de personal aún está en el mismo lugar.

Tenía planeado no despedirme para evitar emociones fuertes que pudieran perjudicarme. Mis compañeros entenderían si luego los llamaba y les explicaba el porqué de mi ida subrepticia.

Antes de irme, quise cumplir con algo que para mí era un desafío: ir a la Sección Personal, cerrar los ojos por un momento… y condensar así  50 años de trabajo, 50 años de vida en un instante.

No pude hacerlo, sencillamente no me animé.

Al aproximarse la hora de salida, una infinita angustia y desolación me invadió. A los compañeros de trabajo comencé a verlos como ajenos a mi entorno, figuras extrañas moviéndose en otro plano, en otra dimensión. Ellos seguirían con su rutina, que ya no sería la mía.

Extraña sensación… Durante años deseamos este momento, y cuando llega, nos produce angustia.

Me fui antes, como a escondidas, con miedo, como si estuviera haciendo algo malo. No me despedí de nadie por el temor a quebrarme.

Llegué al auto, encendí la radio y la sintonicé en una emisora cualquiera.

Alcancé a escuchar las inconfundibles trompetas con sordina de la orquesta de Glenn Miller y los últimos acordes de «Serenata a la luz de la luna».

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta