cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
A oscuras (diario de un apagón).
Históricos |
29.07.07
  • 4
  • 4
  • 3055
Sinopsis

Doy las gracias por la inspiración de este relato a REE (Red Eléctrica Española), Endesa, el sr. Pizarro y a todos los políticos que han contado con algún poder en nuestro país en los últimos 150 años.



23 de Julio de 2007 (lunes)

Entre las diez y las once de la mañana a los barceloneses se nos empezaron a fundir las creencias en el siglo veintiuno. La red de alta y media tensión del área de Barcelona sufre un accidente en la estación eléctrica de Collblanc que avanza a través de todas las subestaciones eléctricas de la ciudad que van cayendo cual fichas de dominó. Al alcanzar las sobrecargas la macroestación del paseo Maragall (casi en el extremo contrario de la ciudad) se produce un aparatoso incendio que deja la misma irrecuperable a corto plazo.
Ciudadanos, hospitales, negocios... todos quedan fuera de la red, quien posee SAI’s alarga su agonía unos minutos, unas horas más, pero sólo quien posee grupos electrógenos propios salva la situación.
Entre tanto, en esas primeras horas de desconcierto, los bomberos rescatan a unos sesenta ciudadanos atrapados en los ascensores y que no han logrado salir por sus medios.
Todo y que, al principio la apagada es casi general, en la primera hora se recuperan algunas zonas de la ciudad, pero quedan bastantes más de 350.000 abonados sin suministro (en torno a un millón de habitantes). La red de hospitales ha suspendido las operaciones no urgentes y potencia su servicio de urgencias en la Residencia de la Vall d’Hebrón que es el único gran hospital de la ciudad no afectado por el apagón.
Pasan las horas y, una a una, se van poniendo en marcha todas las subestaciones salvo la del paseo Maragall (por el gran poeta Joan Maragall, abuelo del expresident). Sin embargo, al final de la tarde sólo se ha reducido a los 350.000 abonados la falta de servicio. Una cifra que parece mágica para técnicos y políticos. Sin embargo, los hoteleros parece que han gozado de información privilegiada porque han sido los primeros en contratar los grupos electrógenos disponibles y hasta que esto no ha sido así, ni instituciones ni las compañías eléctricas, no han tomado la decisión de utilizar este sistema para restablecer el servicio. Harán falta unos 200 y la mayoría tendrán que venir desde muy lejos. Algunos tendrán que llegar desde Salamanca a casi 800 kilómetros, pero a nadie se le ocurre traerlos de Francia, mucho más cerca.
Conforme pasan las horas sin luz empieza a cundir el desanimo. A las 19:00 horas miro por la ventana de casa y veo los semáforos fuera de servicio, pero los edificios adyacentes parecen haber recuperado el suministro. Sin embargo, yo preparo todas las linternas y velas de la casa... nos preparamos para pasar la noche a obscuras. Entre tanto, el congelador a pasado de los –20º C habituales a –5ºC, el contenido del frigorífico normal, si no se repone pronto el servicio, lo tendré que dar por perdido. Al abrir, para la preparación de la cena, ya no se nota aquel frescor en la cara sino el intenso olor de todo el contenido alcanzando la temperatura ambiente. No es olor de putrefacción, pero, la mezcla de las olores de todos los productos a la vez, no es del todo agradable.
Como la cosa parece tener un cierto carácter épico, tomo la decisión de escribir este diario.
Mientras cenamos a la luz de las velas y sin televisión, comentamos, entre cuestiones más o menos personales, todo lo relacionado con el apagón. Que si los ciudadanos se han comportado con gran civismo, que si la bajada del tráfico no ha convertido en trágico el corte de los sem&aacut
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me ha costado 3 días (sobre todo por el curro que tengo y las llamadas impertinentes que no hacen más que interrumpir), pero al fin llegué al fin. Espero que siguas teniendo luz para poder leer mi comentario.
  • Este año la historia de Navidad no es exactamente un cuento. Dada la situación que nos rodea he preferido dar un mensaje de esperanza extraído de las palabras de muchas personas que podrían ser sabias si el sistema les dejara. En el texto hay muchas afirmaciones, pero aún así me gustaría que cada uno lo pudiera entender a su manera, porque la luz de la que hablo no puede ni ser igual para todos salvo en lo que a esperanza se refiere. ¡Feliz Navidad a todos!

    Esta dramática historia es, desgraciadamente, una realidad de los tiempos que nos han tocado vivir. Sin embargo, entre todos, podemos hacer que todo sea diferente. La diferencia es lo que convierte a esta historia en un cuento para felicitar a todos el Año Nuevo. Feliz 2012 a todos.

    Cuento de Navidad inspirado en el relato de Henry van Dyke con el mismo título. Con él paso a desearos a todos una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo (en la medida de lo posible). Un abrazo a todos.

    Hacia finales de los sesenta y durante los setenta, hubo algunos locales donde se juntaban los jóvenes con algún tipo de afición (por ejemplo la literaria). Locales que con el tiempo, en su mayoría desaparecieron o pasaron a ser bares musicales. Durante los ochenta fueron substituidos por los centros culturales o casales. Este relato es un instante de uno de esos locales ya a finales de los setenta.

    Un recorrido por las razones de escribir, por mi descubrimiento de "Tus Relatos" en (espero) un homenaje a Gonzalo por crear este espacio.

    Una llamada... ¿deseo, oportunidad,sueño...?

    Historia trivial sobre lo que es la amistad y sobre lo que no lo es.

  • 220
  • 4.17
  • 644

Criticarlo todo pero de forma constructiva. Las ciencias, no en vano estudié ciencias químicas... en fin que no soy de letras, espero que sepáis perdonarme.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta