cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
Ahora
Reflexiones |
03.11.12
  • 3
  • 12
  • 3513
Sinopsis

me pasa....

Estoy trabajando y me quedo sola. No hay nadie en todo el edificio, cuando aparece el miedo, con sus fantasmas y demencias, pero sobre todo con sus silencios; eterna compañera en la soledad. La inquietud se apodera de mi cuerpo, mientras mi mente intenta frenar su descontrolatada locura. Deseo, llegue la hora de marcharme a casa, a la seguridad de los mios, al ruido de la televisión, o de la radio, ¡qué más da!, deseo el ruido.

El vacío mas absoluto del silencio hace resonar mis pensamientos. oigo cosas que no quiero escuchar, tapo mis oídos pero el eco permanece en mi cabeza, necesito salir, ahora.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Es una reflexión bastante buena. lo breve si bueno dos veces bueno.
    Esta muy bien pero creo que lo podiras haver echo más largo, la idea es buena.
    Escribe tus comentarios... y verás como el miedo desaparece poco a poco
    Escribe tus comentarios...
    Quizá cómo te comentan por aquí abajo sí podrías haber llegado más lejos, aunque no deja de resultar verdaderamente inspirador. Está bien escrito, con un buen uso de puntos y comas (verdaderamente sorprendente el poco uso que se les da en muchos relatos) aunque me resulta extraña la intruducción "Deseo, llegue la hora" quizá quedaría más claro "Deseo que llegue". Por otro lado la palabra "descontrolatada" no la había oído nunca y no sé si es una errata o un regionalismo.
    Jo, las prisas. Te había puesto un comentario plagado de faltas y barbaridades, así que ahí voy de nuevo: Creo que te has quedado en la intención. La situación que cuentas promete para un escritor: A solas en un edificio; brotan los miedos, se oyen ruidos o se imaginan... Sin embargo te has limitado a mostrarnos "la chispa" sin llegar a prender el fuego. Y seguro que eres capaz de prenderlo. Por otro lado, que no te echen para atrás las críticas borricas. Parece ser que es ley de vida en esta página que de vez en cuando surja algún majara exhibicionista queriendonos colar sus gracietas de onanista mental. En fin. Tú sigue a lo tuyo. Y no dejes de escribir y publicar lo que te venga en gana. Saludos.
    Escribe tus comentarios...Yo me quedo muchas veces solo en el edificio, de noches, y el edificio esta en mitad de la nada de un pequeño bosque, entiendo lo que dices, toda esa caterva de ruidos insidiosos de un edificio. Termina uno por conocerlos, pero cuando llega uno nuevo surge el respingo. No temo lo sobrenatural, pero siempre puede haber lobos de carne y hueso.
    Jaja, el amigo Eduardo es un apasionado. En cuanto al texto, quisiera saber dónde se haya la reflexión. Coincido en parte si con Fernando Navales y en parte no, porque para lo que no debe haber cabida en esta página, sin ninguna duda, es para las venganzas y porque al fin y al cabo, creo que cualquier texto escrito a partir de una idea que evoque inspiración, tiene hueco aquí.
    te animas?
  • Lo absurdo del lenguaje. las palabras limitan el conocimiento.

    Surrealismo, reato decadente, nihilista, absurdo. Moscas, muerte. ¿ sabes distinguirlas?

    “…la niebla no es buena, no….nunca lo ha sido, recuerda: no la mires, no la toques, pero sobre todo jamás te sumerjas en ella.”

    Esto sí que es una elucubración....

    CAPITULO VII. A ver que os parece, se admiten toda clase de sugerencias, correcciones literarias, remodelaciones, reestructuraciones...estoy aquí para aprender.

    No te fíes de oceanos llenos de incógnitas.

    ¿Qué hay después de la vida? ¿y después de la muerte?

    y si jamás ha existido...

    Qué mala es la envidia......

    tal vez está loca.....

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta