cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Al alcance de su bolsillo
Varios |
03.08.06
  • 0
  • 0
  • 2747
Sinopsis

Por enésima vez miras desconsolado la lista de compras, luego de un suspiro que se estira mientras buscas en un verdadero manojo de precios alguna oferta conveniente para tu bolsillo. Te duelen los pies, pero más te duele el hecho de saber que tu búsqueda no ha dado frutos: te encuentras en un supermercado con un encargo y llevas más de 30 minutos sin poder elegir.

“¿Y bien? ¿Eres tan inútil que ni para los mandados sirves? ” Son frases que retumban en tu cabeza como los de tu mujer, una especie capaz de encontrar en esas mínimas diferencias de precio o estética una oportunidad de oferta exclusiva y que a ti solo te confunden para llevarte un simple marisco, un mísero y simple marisco. ¿Qué tanto puede costar esa elección?

Es una sensación de espasmo, única: los flejes de los precios están cambiados, las vitrinas son demasiadas altas, no hay maquinas registra precios y productos agotados. Por un momento pareciera que aquella estantería se te viene encima, incapaz de poder elegir hasta que un vendedor te aborda con la pregunta más ingeniosa que se le puede ocurrir a un mocoso que, a sus 18 años de vida, como tarea más dura ha sido reventarse el acné de su cara:

-      Buenas tardes señor, ¿qué desea? – pregunta con un tono cordial y un gesto que le deforma el rostro en una mueca bobalicona.

Y tú que sigues inmerso en tus profundas cavilaciones no das cuenta del sentido de aquella pregunta. Parado frente a una vitrina que SOLO tiene mariscos, ¿qué mierda puede uno estar buscando justamente en ese lugar? Delatada su actitud solo resta responder acorde a sus expectativas.

-      Si, justamente me estaba fijando en el parecido de todos estos productos, es increíble- repones pensativo sin meditar antes en tus palabras, a lo que el mocoso responde con un sonsonete tímido.

-      Así es, señor... Es que todos vienen del mar...

Te digo, no le puedes pegar a un tipo así solo porque es la respuesta más sincera que un vendedor puede darte. Ahí tienes la demostración de una inversión millonaria, depositada en un mocoso que puede estar tanto o más confundido que tú. Es su primer día de trabajo y debes comprender que a lo mejor él esté pensando lo mismo de ti.

-      Busco un marisco en conserva para la cena de hoy. Debe ser una oferta.

-      Entiendo – dice mientras busca afanosamente en su bolsillo hasta que da con un informativo que te entrega – Esta es una receta muy conveniente, combinando la excelencia de nuestros productos Ud. podrá degustar las delicias del mar a muy conveniente precio.

Es un logro, hay que reconocerlo en su vocabulario. Sin embargo, tu impresión se vuelve decepción cuando notas que aquello que te dijo es solo una repetición del mismo informativo.

-      Gracias. Pero dime, ¿me vas a ofrecer algún marisco en especial?

-      Claro. Aquí tenemos un pack de mariscos en oferta: 3 latas de mariscos de 192 grs. por solo 999 $

-      Hum. Parece conveniente – dices, algo más aliviado - ¿Y cuanto cuesta 1 lata de 192 grs. por sí sola?

-      329 $ - agrega, convencido de una astucia infantiloide.

No estoy seguro de decirte esto, querido amigo. Hoy en día cualquier mierda es una oferta: por el simple hecho de que estén amarrados con una cinta de embalar la gente cree que es conveniente. Pero no puedes negar que a tu mujer le encantar&aa
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 100
  • 3.6
  • -

Yo no escribo... vomito tinta. Y aunque mi disimulada humildad parezca contradecirme, no creo particularmente que alguien sea igual de paranoico que mi persona y rebata esta tesis que tengo sobre este "arte" de juntar letras. Relatos varios y tiempodedicado al ocio en su estado más puro, son cuales hijos y madre. Yo, personalmente, no premiaría tan mediocre unión de "noble" con estatuillas, premios y otros varios: simplemente me interesa la opinión de un simple ciudadano... un posible personaje de esta parodia que alguién oso llamar vida... Gracias por su tiempo (porque yo no te lo devolveré)

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta