cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
¿Alguna vez te has bañado en la playa de noche?
Amor |
15.05.13
  • 4
  • 3
  • 3101
Sinopsis

Después de que ella le escribiese su teléfono en el brazo, él decide llamarla.

-¿Alguna vez te has bañado en la playa de noche? –le pregunté de forma decidida, en cuanto descolgó el teléfono.

-Vaya… creía que no tardarías tanto en llamarte.

-Bueno, 26 horas. Puedes sentirte satisfecha, normalmente no llamo.

-Ya veo… No sé qué decirte. Normalmente, llaman antes-. Ella siempre tenía que quedar por encima.

-Con eso no has respondido a mi pregunta.

-¿Qué pregunta? –dijo haciéndose la olvidadiza.

-¿Quieres bañarte en la playa o no?

-¿Estás loco? ¿Has visto qué hora es? Ya estoy en casa.

-Te recojo.

-No sé…

-Venga, creía que no eras tan aburrida como las demás.

-Está bien. Te espero en la puerta del Maremagnum. ¿Lo conoces, no?

-Claro.

-Te espero. No tardes.

 

En cuanto colgué el teléfono, arranqué el coche y salí en su búsqueda. La hubiese llamado mucho antes. La misma noche que la conocí. En cuanto pasó por la cristalera al marcharse, pero tampoco quería que mi hermano y Nacho, me diesen la brasa con ella.

El camino era corto, pero me dio tiempo a revivir un par de veces lo sucedido la noche anterior en el restaurante. Me imagino que mi mente ya estaba acostumbrada. Había visionado aquella historia mil veces en solo 24 horas.

Llegué al sitio, y allí estaba ella. De pie con unos vaqueros rojos que le quedaban aún mejor que los otros, abrazada a una toalla.

 

-Hola –dijo al subirse al coche. Y sus ojos brillaron. No la recordaba tan guapa.

Fuimos charlando todo el camino. En ningún momento dejó de vacilarme. Me gustaba. Sí, había en ella algo diferente. Tendría que descubrir qué era.

 

Aparque en la arena. Algunos coches más nos acompañaban en la lejanía. Parecía que  mi idea, era compartida por otros.

Salió del coche y se sentó sobre el capó. Me puse de pie frente a ella. La miré en silencio. Definitivamente, era espectacular.

-Bueno, ¿qué? -le pregunté

-Ven aquí, anda -dijo mientras me cogía por la camiseta. Me acercó a ella. Rozó su boca con la mía y tras su sonrisa, pude descubrir su aliento de menta. Me besó. Recordé él beso de la noche anterior, sabor a chocolate. La chica de los mil sabores.

Pasado un rato, me coloqué entre sus piernas, mirando al mar. Ella se apoyó sobre mi espalda y coló las manos debajo de mi camiseta, acariciando mi abdomen. Sentir sus dedos sobre la piel era demasiado para mí.

Me levanté, me quite la ropa, me quede en bañador y tiré de su mano para que se levantase.

-No dirías en serio lo de bañarnos, ¿verdad? –me preguntó con cara de incredulidad.

-Claro que sí. O te desnudas o te tiro vestida. Lo que prefieras.

Siguió sentada, desafiándome. Cuando me acerque, levantó sus brazos, invitándome a quitarle la camiseta. Lo hice, despacio, evitando rozarla. Aun así, vi como su piel se había erizado por la brisa fresca.

Se puso de pie, se deshizo del pantalón y me cogió de la mano.

Nos metimos de golpe, sin pensarlo. Se abrazó a mí, como queriendo resguardarse del frio.

Estos es una locura, pensé, sí, pero encanta.

Sostuve su cara entre mis manos y la besé, de la forma más apasionada que lo he hecho nunca. Jamás he vuelto a besar a una chica de esa forma.

Ella me seguía, con sus manos un mi cintura, apretando mi cuerpo mojado al suyo. Como si me pidiera que no me separase nunca. Y así lo hice. Seguí junto a ella mucho tiempo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Escritora de novela romántica

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta