cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
AMAR MAS ALLÁ DE LA MUERTE
Amor |
21.03.14
  • 1
  • 2
  • 1709
Sinopsis

Es una historia verdadera y escalofriante, que muestra de lo que una persona es capaz de hacer por amor.

 

La noche oscura y silenciosa empujaba a aquellos dos jóvenes policías a huir de la gélida intemperie que les tenía ateridos. El viento, desapacible, movía caprichosamente las ramas de los naranjos bordes del bulevar central, creando un clima fantasmagórico que invitaba a asomarse al abismo de lo esotérico. Su misión esa noche, como todas las noches, era mantener la calma  generada por la propia naturaleza, hasta que el orto se hiciera visible, provocando la vertiginosa desbandada de los atormentados fantasmas de la noche, dueños de los gorjeos de las aves nocturnas que vigilan de forma discreta y el cri-cri de los grillos, afanados en transmitir a las hembras sus aspiraciones amatorias.  

Eran  las cinco de la mañana. La radio del coche les ofrecía suaves baladas que relajaban el afán de aventura noctámbula de aquellos dos intrépidos agentes refugiados en el imponente celular todoterreno, que destacaba en la soledad de las calles durmientes de aquel pueblo señorial del sur.

-Afortunadamente, aquí nunca pasa nada a estas horas. Me aburro como una ostra. ¿Por qué no nos damos una vuelta por el cementerio? Al menos sabemos a ciencia cierta que allí nadie requerirá nuestro servicio, -ambos hicieron gala de una sonora carcajada-. Los muertos no tienen necesidad de mirarse el reloj esperando que pasen las horas. Total, ¿para qué? Otra vez la hilaridad hizo acto de presencia.

-Estoy de acuerdo. Pero..., una vez allí, espero que no te entre el canguelo y me hagas volver precipitadamente como ha ocurrido otras veces.

-No. No te preocupes; seguiremos escuchando música hasta que termine nuestro turno. Esperemos que los muertos no se molesten -respondió con insolente risa-.

El cementerio se encontraba a tan solo cinco minutos, en coche, del pueblo; por lo que no tardaron en avistar la destartalada tapia que por su escasa altura, dejaba ver los formidables cipreses negros que realzan la solemnidad del vetusto camposanto.

Los faros del auto apuntaron hacia el interior del cementerio, alumbrando los imperturbables nichos identificados por las fotos de sus ocupantes y dando cuerpo a la escarcha en forma de tétrica neblina. Los claveles marchitos esparcidos por el suelo, delataban la prolongada soledad reinante en el lugar.

-¿Sabes lo que te digo? Nos vamos a fumar un "petardo" de estos ahí afuera, en el poyatón que hay junto a la entrada. Parece que el viento se ha calmado un poco; así nos despejaremos del sopor que produce la alborada.

Apenas habían pasado unos segundos, cuando creyeron oír un crujir de chinarros tras la amplia puerta de hierro, donde la palabra "cementerio" se coronaba en forma de fúnebre tiara.

-Parecen pasos-aseveró balbuciente uno de los agentes-. Un intenso escalofrío recorrió sus cuerpos de abajo hacia arriba. Se miraron de forma simultánea, aflorando en ellos una sensación de miedo desconocida hasta ese momento. El pánico les hizo retroceder un par de metros. De pronto,  a escasa distancia de la puerta principal, apareció la esbelta y oscura figura de lo que parecía ser una mujer. Llevaba la cabeza cubierta por un pañuelo atado a su garganta. Se acercaba despacio, como flotando. Su larga vestidura no dejaba ver si sus pies se posaban en el pavimento de la calle central de la necrópolis. Aquella turbadora presencia se agarró fuertemente con sus dos manos a los fríos barrotes de la cancela y como un alma desnortada, pregunto con voz temblorosa: ¿Quién anda ahí?, ¿quién es?

Los dos agentes, sin mediar palabra, se miraron y al unísono corrieron desaforadamente hacia el coche patrullero, y en una inexplicable maniobra, desaparecieron derrapando de aquel tétrico lugar, dejando atrás la tenebrosa silueta suspendida del fantasma de la mujer del pañuelo sobre la cabeza.

Al llegar a comisaría, narraron, excitados, el suceso a sus compañeros. Éstos, de forma simultánea, soltaron una gran carcajada, poniéndoles al corriente de la realidad del personaje.

-¿Pero es que no lo sabíais? Solo se trata de una loca a la que se le ha muerto el marido hace poco. La pobre desgraciada duerme allí todas las noches y vuelve a su casa cuando, por la mañana, abren el cementerio.

Los dos ingenuos policías, se sintieron aliviados y se conjuraron para no volver nunca más de noche a aquel lugar de reposo de los que ya no viven entre nosotros.

Pero aquella mujer, seguiría pasando allí noche tras noche. Sí, estaba loca, pero de amor. Quería seguir sintiendo la cercanía de su amado. Donde quiera que estuviera, ella estaría a su lado amándole eternamente.

Lo que debiera haber sido un espeluznante cuento de terror, se convertiría así en una bella y, a la vez, triste historia de amor.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No te preocupes, para mi las cinco estrellas son tus palabras. Te lo agradezco. Saludos.
    Perdona, te quería poner 5 estrellas pero mi ordenador me ha hecho una mala jugada. Te mereces 5 estrellas como 5 soles porque está muy bien narrado y lleno de suspense. El amor no entiende de lugares ni fechas. Felicidades por tu relato. Saludos. Natalia
  • Trata de la visita evocadora de alguien a un lejano pasado, descubriendo que el tiempo no existe para los personajes de literatura, que habitan pacientemente entre las páginas de los libros, a la espera de que alguien vuelva para hacerlos protagonistas de sus pensamientos.

    Trata del reencuentro de un joven nostálgico con los fantasmas de su pasado y la lectura de un libro que le hará cambiar la idea que tenía sobre el paso del tiempo.

    Cuenta la terrible historia de un asesino despiadado, capaz de dar muerte a toda una familia por unas pocas monedas.

    Es una historia verdadera y escalofriante, que muestra de lo que una persona es capaz de hacer por amor.

    Retrato costumbrista de los pueblos de España has ta la década de los '70, donde la muerte mostraba el dolor a través de un abanico de gestos y figuras hoy ya desaparecidos para pesar de los que amamos lo atávico en blanco y negro.

    Murphy y su ley nos pueden conducir directamente al desastre. ¿Realidad o ficción?

    Para los apasionados de las fotografías antiguas. Es un paseo por el pasado de aquellos que amamos sin haberles conocido.

    La sensibilidad de un vagabundo que en vez de recibir es capaz de obsequiarte con su mejor música sin pedir nada a cambio.

    Para los apasionados de las fotografías antiguas. Es un paseo por el pasado de aquellos que amamos sin haberles conocido.

    Narro las vivencias de mi niñez en mi escalera, habitada por gente corriente que no pasará a la historia, pero que son parte necesaria de ella. Todos ellos tenían algo en común: la humildad. Representan lo más variopinto del paisaje de la España negra de posguerra.

  • 11
  • 4.29
  • -

Recreo paisajes cotidianos

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta