cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Ana y su puzzle
Amor |
28.03.16
  • 1
  • 8
  • 1769
Sinopsis

Sobre ella, lo que sucede, sin final, lo que puede pasar, lo que después pasa sobre lo que nunca va a pasar.

Debería haberte contado sobre la felicidad,
de su silencio, sus espacios y sus miles formas.
El modo que se puede armar
sin figuras grandes o medianas, si no de pedacitos;
como el lunar cerca de tu ombligo que olvidaste pintar para mí.
Deberías saber que los lunes siempre llego tarde al trabajo,
son mañanas grises, que por su rapidez olvidas horarios, calles y hasta nombres.
¿Pero a Ana?... a Ana no se le olvida.
literalmente el 11 por ciento de la población mundial de mujeres
tiene tu nombre, así que detras de ti hay un pueblo 
o como las estadísticas de Juan Gelman: "decir que Ana
era dos mujeres es decir poquito debía tener unas 12397 mujeres en su mujer."
¿Ves Ana?, ves lo difícil que es ahora
cuando una mañana decidiste ser un puzzle
y te empeñaste que te amen con la libertad del horizonte
desde un punto específico de tu ventana.
Ayer fue martes y salió el sol, y no sé para qué
no me gusta porque el parque de Saint Etienne 
se llena de gente falsa y estúpida, que creen
que el cambio de las estaciones influye en la actitud
a ellos nunca los vi en las precipitaciones de agosto
tampoco estabas tú, en cambio tu recuerdo chapoteaba en algún lugar de la acera.
Debería decir que ayer encontre
la figura número quince del millón que aún me falta,
precisamente en los labios de una muchacha,
de esas que encuentras caminando por una calle
y ves que es bonita, pero no sabes quien es, ni como se llama
pero tienes la necesidad irremediable de acercarte a ella,
entonces inventas preguntas, tales como preguntar por una dirección desconocida
ruegas que sea del lugar, y la suerte esta de lado y sucede...
Después de unos minutos se ríe de mis tonterías
y sucede que ya sabes su nombre, su dirección, su móvil
y que en pocos minutos más podría tener su corazón en mis manos.
Pero en un rapto de lucidez
me conformo con su sonrisa,
su curvatura
y las letras de canciones 
que se le escapan de las encías.
Porque eso eres tú
Ana: una canción hermosa para días horribles.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 6
  • 1.79
  • -

literatura

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta