cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
ANDURIÑA
Amor |
01.10.21
  • 5
  • 2
  • 346
Sinopsis

COLECCIÓN PERSONAJES DEL BAR DEL GALLEGO

Hoy será un día largo, además de las viandas y los almuerzos, debo preparar la cena de despedida del gerente del Molino Angelita. Jesús sabe que cuando la máquina de café se lo permita deberá cortar la carne y buscar huevos en el gallinero. Si no me ayudan, no llego.

Me duele la cabeza, no he descansado bien. La irrupción de abuela Arantxa en mis sueños siempre es convulsionada. ¡Mujer fuerte y decidida! Respaldada por el dominio de los ciclos de la naturaleza, no existía nada a lo que no se atreviera.

Me divertía mucho cuando enfrentaba a los hombres y los dejaba sin argumentos. ¡Le temían! Sabían perfectamente que no podían con ella y sus palabras y si la hacían enojar, tendrían destino de enfermería.

¿Me peiné? ¡Qué poco tiempo tengo! ¿Cuántas veces el espeso aceite del caldero hace de espejo para que acomode mi pelo?  No quiero que Imanol me vea desalineada, estamos en vísperas del aniversario y vendrá con alguna de sus sorpresas. 

¡El amor! ¿Quién diría que llegaría a mi vida a cambiarlo todo? A sostenerme en momentos amargos, a ayudarme a construir este pequeño feudo.

¡Vamos mujer! Que si te enredas en tantos pensamientos terminarás haciendo nada o perdiendo un dedo mientras picas la cebolla.

Paco tiene la culpa. Compró esa computadora y busca que te busca en internet, encontró lo que habíamos dejado atrás. No entiendo cómo es posible que, de pronto, algunas caras se iluminan a mis ojos después de tanta sombra dañina. Aunque no se que es más dañino ahora. Las sombras fueron terribles, me han costado ardores en el estómago y blancos y grises prematuros. Ver el brillo cadavérico de esas caras lejanas en las pantallas, me ha pillado entre alegrías de saberlas vivas y tristezas de sólo tener en común el pasado.

¿Le puse sal a la salsa? No puedo trabajar así. Voy a hablar con Paco, por un tiempo no quiero que me llame cuando se conecta. Me está batiendo la conciencia como a mayonesa casera y eso no es bueno.

Recuerdo los esfuerzos de equilibrista muda en la escuela y en la iglesia. Las mentiras nunca encontraron tierra fértil en mi huerto. En el club de escritura lo único en común con mis amigas, eran las preposiciones. Nunca pensé que esas diferencias las iba a pagar en mi propia casa. Abuela Arantxa empuñó el hacha con que levantó al poblado de mujeres, en la tercera guerra Carlista. Pero delante, esta vez estaba su hijo. Pálido, sabedor de lo que era capaz su amada madre. Como jefe del grupo armado nacionalista estaba empecinado en que su hija cumpla con las tradiciones. Yo respiraba soñando correr por los prados de mil verdes de la Universidad. Mi madre lloraba sufriente. La guerra golpeaba la puerta con insistencia. Papá tomó la decisión de mandarme a Galicia a casa de tía Luar. 

Seis tazas de harina, aceite de oliva, una taza de leche. ¡Jesús! Necesito ya mismo los huevos. ¿Dónde puse la caja con las especias? La acelga me llega hasta las rodillas, haré canelones o se irá en semillas y lamentaré semejante desperdicio.

Estos días me duelen los tobillos, tanto raspar el fondo de la olla de mis emociones, me acordé del mes que anduvimos a la deriva por el mar de montañas hasta llegar a Galicia. Treinta días de silencio y recelo. Imanol despertaba mi curiosidad, sus primos la desconfianza, volvía a mirar su espalda y me sentía segura. Fueron los días exactos para llorar a la abuela. La pérdida del hada madrina de la Cenicienta dejó el hueco de las habas al sacarlas de la tierra. Perdonar a papá. Creí entender que, en esa decisión, además de intentar protegerme puso en mis manos mi vida. Comprender a mi madre. Ciento veintiséis apellidos vascos en su árbol la inmovilizaban. Pobre mamá, el día que comencé la quinta en el patio, mientras removía la tierra, oficié su funeral. Enterré para siempre su carne desgarrada, sus manos sabias, su calavera rota. Sus abrazos interminables y su voz de agua entre las piedras. Me miró con ternura desde la claridad de sus ojos, con amor triste y silencio ancestral de mujer. No voy a contarte, mamá, que ocupé tu lugar. Lo supiste desde siempre. Los dos se salieron con la suya. Pero la sangre de Arantxa suena en mi cuerpo como la banda de los domingos en la plaza.

― ¡Déjame hombre, que estoy haciendo panqueques! ¡Que me sueltes! Que esto es cosa sería.

― ¡Claro mujer! Tan seria que he venido a decirte que eres lo mejor que me ha pasado en la vida.

― Zalamero ¿Qué buscas? Ya he almidonado tu camisa. ¡Hala! ¡A volar de aquí!  Vamos al patio a tomar el té. A aprovechar el sol detrás del limonero.

 
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • En cualquier parte nos puede sorprender una mujer que sea alma de un lugar aunque sea a nivel doméstico. En mi país, años atrás también en una familia había una dama con mucho poder y que movía muchos hilos. Un relato que describe a la perfección este rincón del mundo.
    Paisajes que describen a través de una calidad escritural, remembranzas de Anduriña ( interpreto que es un nombre femenino, que significa golondrina) personaje que aviva sus quehaceres, pensamientos y lo novedoso en el bar del gallego...Me encantó por la expresión del sentir humano. Un abrazo Roluma y feliz tarde!!
  • Jirones de la vida diaria.

    Anduriña oficia el funeral de su madre.

    COLECCIÓN PERSONAJES DEL BAR DEL GALLEGO

    COLECCIÓN DE PERSONAJES DE LA CIUDAD

    LUGARES DE ALGUNA CIUDAD Y SUS PERSONAJES. COLECCIÓN DE EJERCICIOS DE ESCRITURAS.

    A veces, algún hecho revela lo que no habíamos podido esclarecer.

    Curso acelerado sobre amor

    Serie historias de vida.

    Un guapo del 900, en el escenario del Río de la Plata. Un "ex" malevo atormentado por sus dudas existenciales, cuenta en el café una parte de la historia que lo desespera. Esperando que alguien invente de una buena vez el psicoanálisis, recurre a este método para sacar afuera lo que lo carcome.

    Feliz día del escritor (al menos en Argentina) Un reconocimiento a todos quienes hallan placer al momento de sentarse a escribir, A quienes además de escribir, tienen la generosidad de difundir el trabajo de colegas de toda América. A quienes son capaces de hablar y denunciar todos los temas, tal cual el caso y por eso debe ser la rima, de la querible Ana Pirela. Un saludo Walter Rotela con tu página en blanco y gracias por tu labor incansable, al mostrar un camino para tanta gente que comienza o necesita un faro. https://open.spotify.com/show/7KZBOLYsqghkHueEvKUQ4t...

  • 89
  • 4.51
  • 291

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta