cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Angels
Reflexiones |
24.05.09
  • 4
  • 3
  • 1170
Sinopsis

descripción de un estado anímico

Angels (Elliot Smith)
                        

                        De como los movimientos internos dictan
                        las razones sin sentido de mi vida.

      

      Hay momentos que dejan de ser momentos. Y todo el mundo sabe de qué hablo.
      Hay momentos, en que todo es perfecto. En esos momentos, Dios existe para los católicos. Alá para los Mahometanos. El buda interno se ilumina para los budistas. El yo real se hace presente para los psicólogos. La fuerza de los anarquistas. En ese momento, todo cobra sentido. Por esos momentos, merece la pena todo el esfuerzo que es vivir. Las piezas por fin encajan.
      Si explicara la anatomía de esos momentos, diría que tras mover muchas fichas y cambiar muchas de las piezas defectuosas que tenemos al nacer, todo cuadra. Y justo despues de que todo cuadre, cambia el puzzle, y hay que volver a mover ficha. Para mi, es el juego más importante de la vida.
      Esos momentos, son ligéramente peligrosos, porque pueden convertirse en la droga de los no-drogadictos. Al menos, esos momentos, fueron peligrosos para mi, que era una persona obsesiva...

      Hace poco, tuve uno de esos momentos..

      Era un martes cualquiera, y llovía melancolía por las calles de Sevilla. Como si llevara unas gafas de cristales tintados de marrón, todo estaba arropado de un color viejo, sepia. En los cascos sonaba la canción “Angels”, de Elliot Smith. La música es algo que puede transformarlo todo, cualquier experiencia, cualquier objeto. Porque la música cambia nuestro estado de ánimo, y es desde él desde el que miramos la vida. La música cambia nuestra retina. Y no es lo mismo hablar con una chica escuchando Metállica, que escuchando Elliot Smith. Siempre hay algo embriagador en los sentimientos, y en la música sentimental.
      Llevo el mp3 pulsado en “repeat”, para que la canción se repita una y otra vez. Voy a gastar este estado. Voy a llevarlo al límite. Había salido a la calle para comprar unos bolígrafos y una libreta al lado de casa, pero sigo recto. Paso la tienda y llego a la parada del bus. Cojo el primero que pasa lo suficientemente vacío como para poder sentarme y apoyar la cabeza en el cristal. Así, no pienso en nada, solo dejo que la vida, a través de la música, me absorba.
      No puedo pensar nada, nada toma forma, tan solo sensaciones, formas sin sentido. Pero si lo intento describir... Es como si derrepente, la vida fuera un colchón Flex Natura de lo Mónaco, y yo hubiera caido tumbado en el. Estoy recostado en la vida. Reconozco algo en todo. Miro a mi alrededor. Mi silla. La gente y sus conversaciones. La calle. La tenue lluvia. El quiosco que veo pasar. Todo se me hace reconocible. Todas las cosas adquieren un caracter amigable, como conocido. Siento una especie de deja vu constante. Sé que estoy vivo, y lo estoy disfrutando. Hay una retroalimentación entre el mundo y mi estómago. En este momento, no hay diferencias en ningún sitio. No hay división entre el alma y la mente, o la mente y el cuerpo, tampoco entre mis “yoes”, ni entre el mundo y yo. Ahora mismo todo es lo mismo, todo es uno. Todo es el reflejo de si mismo, o al contrario, todo es si mismo sin reflejo. No puedo filosofar la experiencia usando un argumento lógico claro, solo las metáforas son cantos de honor a la experiencia.
      Pero todo termina. El autobús ha dado la vuelta completa. Bajo de él. Aun llevo la cancion sonando, aun tengo esa sensación... Llego a casa, salto entre todas las habitaciones y a toda la gente como un obstáculo de distracción, como un coche de carreras de micromachines en un videojuego, y acabo tumbado en mi cuarto. No sé si la canción está sonando en mis orejas, en los cascos, o en el techo.. y poco a poco.. poco a poco me voy quedando dormido apaciblemente. Este es un momento bello. Hay cosas muy simples y muy bellas en la vida. En este momento, no entiendo como puede existir todo lo malo que existe, y este momento lo compensa y lo justifica. Justifica todo mi antiguo dolor y ausencia.
      Ahora estoy vivo, porque siento. Y soy consciente de ello. Creo... que justo antes de dormir me acuerdo de “La Reina de Roma”, de ella, de ti, y una lágrima cae en tu honor. Ojalá pudiera compartir esta sensación. Ojalá la hubiera vivido contigo. Pero hoy no estas. Por eso lloro, no por la perdida, sino en tu honor. Como un rezo, como una flor en un cementerio. Como el desmayo de Stendhal. Lloro de belleza no compartida. La brutal belleza de experimentar un sentimiento a solas, de sentir la individualidad ante el universo. Ahora, solo puedo mirar desde lejos, desde tan lejos como desde la ventana a la noche negra. Pero sé que la miro, con otros ojos, a través de la materia. Y luego, tranquilo, me duermo.
      Así se mueve mi vida.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

escribo para no llenar de moscas las bocas a mi alrededor.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta