cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
AQUELLO QUE PERDI
Amor |
25.02.17
  • 5
  • 6
  • 1082
Sinopsis

El sentido de perdida siempre nos genera angustia y tristeza. La perdida de un hijo nos arranca una parte de nuestra esencia que no regresa jamas...

Hace varios años un amigo me dijo que había encontrado una canción preciosa pero muy triste que quería compartir conmigo. Casi siempre nuestras salidas se enfocaban en cruzar bromas, caminar a lugares impensables y compartir música. De alguna forma la música siempre nos conectó.

Pese a no estar del todo convencida acepte escuchar la dichosa canción y quedé prendada. Era hermosa pero llena de una profunda tristeza. La canción hablaba de la pérdida de un hijo que murió al nacer. Mientras los acordes de una trágica guitarra se reproducían a través de los altavoces de mi celular, solo podía pensar en la tristeza tan honda que debió sentir quien escribió la letra y que ahora interpretaba, provisto de una increíble empatía, el cantante. Al finalizar la melodía tenía el corazón apretado y un nudo en la garganta. Mi amigo apagó el celular, se acercó a mí y ambos nos quedamos en silencio con nuestros pensamientos.

Varios años después estaba sentada en la sala de espera de una clínica de medio pelo esperando. Mi hermana estaba a mi lado intentando bromear y decir cosas que aligeren la atmosfera de miedo y tensión. Yo no le prestaba ninguna atención, solo podía pensar que necesitaba ver los resultados del análisis de inmediato.  Una voz no paraba de susurrarme que todo iba a cambiar y que los resultados de ese examen pondrían mi mundo de cabeza. Al cabo de un rato una enfermera se acercó con el sobre que contenía una poderosa palabra: POSITIVO. Fueron muchos los sentimientos que emergieron en ese momento. Confusión (¿Cómo dijo?), negación (Es imposible), miedo (¿Y ahora que voy a hacer?), resignación (Bueno al final un hijo es una bendición), ilusión (Va a ser niña de eso estoy segura) y finalmente FELICIDAD ABSOLUTA.

Mi novio tuvo las mismas reacciones y siguió el mismo proceso, finalmente ambos nos encontramos felices soñando con como seria nuestro primogénito y como estaríamos juntos siempre. Lamentablemente la palabra siempre se usa con demasiada prisa y de forma muy ligera.

Semanas después me desperté con dolores intensos y un ligero sangrado. De inmediato acudí a una clínica con mi hermana, una hora después sangraba copiosamente y el dolor se había agudizado. En ese momento ya me habían hecho varios análisis y una obstetra intentaba explicarme dulcemente que ya no existía feto y que necesitaban realizarme un legrado para limpiar cualquier resto y evitar una posible infección. Escuche atentamente sus explicaciones y los procedimientos que me harían de inmediato para contener la hemorragia. Cuando terminó me pregunto si tenía alguna duda o consulta adicional. Intente hablar pero no pude, sentí que tenía la garganta cerrada y el corazón me latía a mil. No resistí mas y lloré como no había llorado en mucho tiempo.

Después de la intervención pasé varios días repasando una y otra vez lo sucedido. Empecé a pensar que yo tenía la culpa, era mi responsabilidad protegerlo pero no fui lo suficientemente fuerte para hacerlo. Estuve varios meses sin poder reponerme del todo de la tristeza que gobernaba en mi interior.

Afortunadamente la vida da vueltas y con mucha paciencia empecé a retomar mi vida.  Hace unos días se cumplió un año desde el día en que desperté de ese sueño hermoso de la maternidad. Llegue a casa por la noche, entré a mi cuarto, cerré la puerta, apagué las luces, encendí el celular y me deje envolver por aquella canción que hace muchos años me lleno de una tristeza extraña y ajena y que hoy, se volvía mía de una forma muy íntima. Después de unos acordes de guitarra Baglietto empezó a cantar “Era en Abril…”

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Oh me sorprendes! Te buscare en youtube. Gracias por tomarte el tiempo de leer mis relatos, tampoco me considero una escritora siquiera pero es algo q me gusta y espero mejorar con el tiempo. Un fuerte abrazo!
    Ouch, que triste. Me llego y me movio. Pues ya lei todas tus historias ;) No te invite a leer las mias porque no me considero un gran escritor. Si que escribo, de vez en cuando, pero no soy de los mejores. Eso si, pintando y actuando si que soy de los mejores (ya luego me veras en uno de mis videos en youtube ORASHIO SENSEI, o en mi facebook HORACIO DE LA BARRERA CAMPOS). A quien si te recomiendo que leas es a los participantes del torneo de escritores que organizo. Aqui te dejo el link del ultimo duelo http://www.tusrelatos.com/relatos/duelo-11-semifinal-2-3 El publico vota por el relato que mas le gusta y el ganador pasa a la siguiente ronda. Ojala tengas tiempo de votar, la votacion de este duelo cierra en un par de dias.
    Créeme que fue difícil escribir sobre este tema Maribel. Pero de eso se trata el escribir no? De soltar aquellas emociones que nos asfixian.
    Como mujer es imposible no conmoverme, me sentí tan identificada que lo viví... gracias
    Muchas gracias. Espero que mis otros relatos también sean de su agrado. Un fuerte abrazo
    Triste y hermoso a la vez. Me ha gustado.
  • Ya vamos por la semana 26!! Este relato corresponde a mi semana 20. Ya ando mejor de animo, las nauseas han calmado bastante y ahora mi única preocupación es el apetito de dinosaurio que he desarrollado,

    Ando un poco retrasada con los relatos pero aquí vamos. Este relato corresponde a mi semana 19... seguimos con las nauseas, vómitos, mareos pero ahora el pequeño bichito patea como futbolista y es la sensación mas hermosa del mundo. Por cierto, ya sabemos el sexo del bebe pero eso es materia del próximo relato.

    Cabe señalar que al terminar de escribir este relato fui directo al baño a vomitar por tercera vez en el día y son apenas las 11 am. Comparto esto con ustedes para que sean parte de esta MARAVILLOSA experiencia. Por cierto ya cumplimos 13 semanas!!

    Hoy las nauseas me dieron el día libre y aproveché en escribir un poco mas. Tal vez en este relato no hayan muchas risas pero la vida es así, no siempre hay motivos para reír pero siempre hay motivos para sentir.

    Primera parte de muchas partes... cuantas? Pues no se... las que la inspiración y las nauseas me permitan escribir.

    Yo intento elaborar respuestas rápidas e ingeniosas mientras las voces en mi cabeza solo hablan de sus ojos cafés y lo linda que suena su voz.

    Ahora, a minutos de verlo de nuevo, entendí que el amor a veces surge de formas extrañas y fantásticas.

    Abro la aplicación con la ilusión de que, por algún error en la red o en el universo, mi mensaje no haya salido y eso explique porque no me responde. Leo el mensaje y veo los malditos checks en negro.

    Me baje del taxi sin mucha prisa y camine. Al doblar la esquina vi una silueta difusa erguida en el frontis de mi casa. Enfoque la mirada intentando descubrir la identidad de la silueta.

  • 30
  • 4.55
  • 61

Esto es lo que pasa cuando no hay mucho que hacer en la oficina y estas cargada de sentimientos: Te pones a escribir...

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta