cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Bien lo sabe Dios
Amor |
24.07.15
  • 4
  • 12
  • 884
Sinopsis

Creo que era en el fondo de la iglesia que lloraba Magdalena y siguiendo el hilo de sus sollozos me reuní a su lado. Qué te pasa, hija, quién te ha hecho daño que seguro es un malnacido. Mi novio padre, responde ella, mi novio ha sido. Y sucumbe al silencio como las piedras de esta humilde iglesia de Soria. Manuel es su novio, su pecado otra mujer, más joven, más bonita, según él: más mujer.

He ido en su busca, la de Manuel. Recorrido el parque de los pinos donde pecaban la joven y el infiel. Ha visto mi mirada y amagaba una huida pero, más alerta yo, le hice preso mientras ella, avergonzada, escapaba como la mujer de Lot. Te pregunto Manuel, por qué haces llorar a Magdalena. Qué será de ella cuando llegue el invierno y no tenga tu tierno abrazo. Qué será de ti cuando la vejez y la enfermedad vengan en tu busca y no tengas su amor incondicional y apasionado. Qué será, Manuel. Y Manuel me observa con ojos de bobalicón. La carne, siempre la carne. El pecado y el perdón. Vuelve, le digo, con Magdalena si has de hacerla feliz, vete pronto, entonces, si no vas a ser su hombre. Manuel me mira como en duda, como el ángel caído dudaba entre el paraíso y la libertad terrenal. Ya sé que la duda es la respuesta y Magdalena está perdida. No han acabado los sollozos para ella. Reprendo a Manuel y le aconsejo que se aleje, que no haga más daño ahora que está todo claro. Gracias, Padre, dice él.

Vuelvo a la iglesia, a las humildes piedras sorianas y paseo cabizbajo. Hubiera preferido el regreso de Manuel y dejar de contemplar las lágrimas de Magdalena. Bien lo sabe Dios. Entro ante el altar, me arrodillo en el terciopelo rojo del reclinatorio y uno mis manos. Rezo por Magdalena y su felicidad. Pues soy yo quien añora sus abrazos en invierno y quien la deseo a mi lado cuando llegue la vejez y la enfermedad. La quisiera, a Magdalena, contenta y alegre, como siempre ha sido ella, buena mujer, buena cristiana. No se merece maldades, tampoco mi silencioso amor. Pero qué puedo hacer yo si la bondad de su mirada me puede. Bien lo sabe Dios.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No sé si merezco tus elogios, Leviathan, pero no es menos cierto que los agradezco. espero traer algún texto más por aquí. por desgracia la vida es fatigosa pese a lo corta que se nos presenta. Ya quisera yo dedicar menos tiempo a la oración y más al esparcimiento. Prometo dejar un rato la vida contemplativa para hacer algunos ejercicios con las palabras. Me llena de gozo tu comentario. No sé cómo agradecerlo. Salutem.
    Querido semen, me parto con tus respuestas, son geniales. Y esos toques crípticos me parecen muy acertados y originales. Además, es genial que los que te lean no sepan si estás como una regadera o eres un tío muy listo detrás de un personaje bien planeado. Un saludo, espero más publicaciones tuyas!
    Muchas gracias a todos. No merezco los elogios pero los acepto porque quiero ser agradecido y eso es lo importante. Compañero Nubis espero que publiques tu relato, no tienes que estar a la altura de nadie, solo a la de uno mismo (y yo no estoy alto, más bien suelo caer bajo). Isabel, me alegra que te tomes con humor mis palabras, es una interpretación que agradezco y disfruto. A veces ni uno mismo sabe muy bien a qué juega cuando escribe. Me llenáis de gozo. Salutem.
    Macho, no soy creyente y me emocionas. Tenía en el tintero un relato similar, pero creo que esperaré a hacerlo a tu altura para subirlo. Un saludo.
    Es la primera vez que te leo y de verdad me alegra haberte encontrado. Gran relato. Cinco estrellas. Felicidades!!!
    Es la primera vez que te leo y de verdad me alegra
    Secretos inconfesables
    Te contesto aquí tus comentarios: Tus letras me caen muy bien, de hecho en tu anterior, te invito. Lo que castigo son tus comentarios. Ellos no te deben servir a ti sino al autor para mejorar. Fíjate que en ninguno (para mi o para otros), te refieres al relato y ese es el aporte que se espera. Un abrazo.
    Perdona compañero mi vanidad. Apuntas también mi ignorancia. Culpable soy entonces. Perdona si te irrita las limitaciones de mi escaso talento. Soy humano, intenta comprenderlo. Nacimos desnudos y con una piel tierna, luego la vida nos quiere dar una espada y una coraza, para defendernos de un mundo despiadado. Haré penitencia por mi vanidad y mi ignorancia. Tú lo señalas con acierto, compañero, seguiré tus consejos tú que parece tan sabio y sabes en cada momento lo que hay o lo que no hay que decir. Salutem.
    No logras la progresión narrativa como en el anterior, te distraes con un personaje (Manuel) y una situación muy poco verosímil. Bueno el final. Un abrazo. PD: deja tanto latinazgo ¿Crees acaso ser el único que lo comprende? Tus títulos, resuman la vanidad por un conocimiento que aún no has probado tener. La mujer de Lot, no escapó avergonzada sino curiosa, y ese fue su destino de sal.
  • A petición de Isabel pruebo un ejercicio diferente...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta