cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
BRUMA
Drama |
02.12.18
  • 4
  • 22
  • 1784
Sinopsis

He recuperado unas líneas de mi adolescencia..., su espíritu continúa en ellas aunque por suerte la adolescencia pasó, y el sol volvió a lucir.

Desde que nací sólo he percibido el gris, el frío de la vida. No conozco la luz, sólo sombras que me persiguen allá donde voy.

Siento la lluvia, nunca ha parado de llover; es una lluvia densa, constante que creo siempre me acompañará. El agua cae y yo con ella, disipándome, dejándome arrastrar sin necesidad de pensar. Soy una gota más entre millones, una brizna de lo que pude haber sido, una piedra que quedó sin tallar.

Tras el cristal observo un cielo  tejido con hebras de plomo. Su peso oprime la vida, acallando los últimos atisbos de esperanza que como soplos de viento se escurren sin dejar huella. De improviso un ligero movimiento, una figura que se acerca ... Encorvada,   oscura, cansada, empuja lentamente una carretilla. Una vez más está ahí,  es un recogedor de amarguras.

Cada pocos pasos se detiene en busca de almas por liberar. Veo como alza la espalda, escucho el crujir de sus vertebras mientras eleva su enorme nariz… Se estira, cruje, husmea,  busca... Sus fosas nasales se dilatan y contraen, abriéndose cada vez más, tomando tanto aire que el universo se curva hacia él.

Siento cómo sus manos invisibles intentan abrirme,  arrancarme la herrumbre que envuelve mi corazón. Tira, me arrastra, duele…, quiero  dejar que entre, que se lleve la oscuridad que me consume pero no puede. Lo intenta pero no puede. Mientras le veo alejarse lloro sin saber cómo parar ni por qué parar.

Tras el cristal hebras de plomo siguen tejiendo el cielo bajo el que me tocó vivir. Ya no quedan resquicios por donde se filtre la luz...


 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias amigos por vuestros comentarios. Pues sí paco, la adolescencia suele magnificar las risas y las cargas, una montaña rusa de sentimientos que no hemos aprendido a manejar...por fortuna el tiempo fue mi aliado. Un abrazo y no olvides seguir publicando. Os sigo leyendo...:)
    Pues ya en tu adolescencia apuntaban detalles de gran escritor. Si no entendí mal hablas de forma metafórica del negro infierno de la depresión cunado vives sepultado bajo una densa capa de amargura. Hay algún intento vano por escapar, penetra un resquicio de luz, pero la negrura pronto vuelve a adueñarse de todo. Si es un relato real, se ve que pasaste por una época muy mala que afortunadamente lograste superar con el tiempo: a la vista está que tus escritos actuales son mucho más alegres y optimistas; pero insisto, las raíces del escritor talentoso que eres hoy ya estaba presente ahí en gran medida. Un abrazo, Chus.
    Muy reflejada la angustia del vivir.
    Tash, critico, Cometa, Asertivo, gracias por vuestros estimulantes comentarios y felices fiestas. Sebastián no te olvides de publicar, espero que al final nos regales alguno de tus sorprendentes historias. Lo dicho, un abrazo colectivo ... :)
    Melancólico pero con unas metáforas excelentes. Fantásticos versos. Saludos
    Excelente relato, eres un gran escritor, continúa compartiendo con lectores que disfrutamos de los textos buenos
    Cierto, a veces esa sensacion de lluvia eterna es imposible de calmar, un saludo
    Hace tiempo que no publico en esta página pero sigo leyendo algunos autores. Este relato me pareció excelente
    Gran talento en tus relatos. Felicitaciones!!
    Gracias amigos por cada uno de vuestros trece comentarios, un abrazo múltiple y a seguir publicando
  • Para mi pequeña Sophia, que aún vuelve hacia la pared a sus muñecos cuando duerme...

    Todo viaje comienza con el primer paso...

    "Un mal día" es uno de los primeros textos que publiqué en esta página, lo he revisado y retocado muy levemente para darle una segunda oportunidad. Cuando lo leo siempre me saca una sonrisa, espero que en vosotros también tenga el mismo efecto. Un abrazo a todos y felices fiestas :)

    He recuperado unas líneas de mi adolescencia..., su espíritu continúa en ellas aunque por suerte la adolescencia pasó, y el sol volvió a lucir.

    En el metro de una gran ciudad suceden historias y ésta es una de ellas... :)

    Un personaje del que espero seguir contando sus cachitos de felicidad...

  • 43
  • 4.6
  • 11

No hay mejor historia que la que está bien contada...

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta