cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Bulería de la gitana
Poesía |
20.01.14
  • 5
  • 2
  • 1396
Sinopsis

Luna lucera, presumida y entera,

Mas tú, gitana, luces lunares,

Que rielan en tu río de llantos,

En labios que esperan besos sin pares.

Labios entreabiertos, ojos que miran

Con pena de amores y males.

Tranquila gitana que la ribera no para,

Dobla las hierbas, se lleva otoñales hojas,

Amores brujos, dolores y llantos.

Para y no malgastes diamantes

Que otros ojos, lloran por ti mares,

Tira tu pelo atrás con ese gesto gitano,

Y enseña tu rostro hermoso y risueño

¡Qué males anden como burro sin amo!

De yerbajo en yerbajo, de agua a pena,

Lava tu cara en el agua fría de la mañana,

Saca el corsé y sonríe, porque hay ojos

Que te miran con la buenaventura,

Manos que matarían a faca por ti,

En silencio, porque ese es nuestro arcano,

Gitana, engañar al mundo entero.

Que nadie sepa de qué reímos,

Que nadie sepa por qué nada nos duele,

Aun sin vernos, tocarnos, besarnos,

Los dos sabemos dónde estamos,

Tú, en tu sitio, yo, afinando mi guitarra

En cualquier monte de romero cercano,

Para que a la noche ya caída, a la lucera,

Le salgan llanteras de envidia cuando

Suenen acordes profundos de bulería,

Y a sabiendas que son sólo tuyos,

Arrojes ramas de romero y tomillo

A la candela, para estar más cerca,

Aunque sea con al aroma,

Se entreabren entonces tus labios

Y una sonrisa limpia y blanca,

Te ilumina tanto la cara,

Que le arrancas lágrimas a la entera.

Y las estrellas se ocultan rabiosas,

Porque una mirada perdida te hace diosa

Y los niños se acercan a ti porque

Te sienten madre universal y tierna,

Y los hombres bajan sus miradas

Y no, no se atreven a levantarla

Mientras mordisquean palos y sueños,

Y en cualquier monte de romero cercano

Sones de guitarra te siguen hablando,

Diciéndote suave entre el pelo y el oído,

Con cada dedo, con cada acorde;

Te amo más que a la vida,

Gitana de tristes ojos negros,

Y lunar sobre tus labios entreabiertos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta