cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

21 min
Cámbiame
Amor |
29.09.15
  • 0
  • 0
  • 475
Sinopsis

Soy infiel, sin más, sin rodeos, sin matices y sin gilipolleces. No me gusta ser mujer de un solo hombre, me parece aburrido, repetitivo y algo para lo que no estoy hecha. Podría inventarme mil y una historias sobre antiguos amores que me hicieron daño y me hicieron ponerme una coraza metafórica de esas para que no volvieran a hacerme daño...menuda mariconada. Mi vida amorosa ha sido mas o menos la misma desde que empecé con los rolletes del instituto con catorce o quince años. Al principio todo es “super chachi” y de color de rosa chicle......pero es que me aburro. Si, me aburro, siempre la misma persona, la misma rutina y las mismas polladas. Ah!, si no os gustan los tacos o finamente dicho “las palabrotas” mejor lo dejáis en el siguiente punto y aparte, suelto tantos tacos por frase que a veces creo que se me ha borrado el diccionario de sinónimos del cerebro. No hay mucho que contar sobre mi vida, mi madre murió cuando yo tenía ocho años y desde entonces he vivido siempre con mi padre y mis dos hermanos mayores. No tengo ningún trauma infantil ni nada de eso, mi madre murió, lo pasé mal una temporada....el tiempo normal para una niña de ocho años supongo, y luego mi vida continuó como la de cualquier otra persona. La mayoría de mis amigos dicen que mi forma de ser con los tíos y con el mundo es por que no he tenido una figura materna a mi lado.....yo simplemente creo que soy así de borde por naturaleza. No tengo reparos en mandar a la gente a la mierda si se me cruzan los cables...no tengo paciencia y no me gusta perder el tiempo con tonterías. Supongo que eso en parte me hace actuar como actúo con los tíos. No es que sea una histérica....bueno un poco sí.....no soy celosa, ni posesiva, me gustan los deportes, los videojuegos, las pelis de terror.......como mis múltiples ex decían en su día “la chica perfecta para mí”....o por lo menos eso decían antes de saber que tenían unos cuernos bien hermosos sobre sus inocentes cabezas. A lo que iba y para resumir, que me canso de los tíos con los que tengo una relación y por la pereza de tener que dar explicaciones simplemente los engaño vilmente hasta que me pillan y me dejan. No me preocupa demasiado el hecho de que me dejen a mí....¿sabéis lo complicado que es cortar con alguien aguantando la risa? ¿y tener que aguantar sollozos y suplicas? Más sencillo si quedo como la mala y me dejan ellos a mí, es un “ah, vale, nos vemos”. Siempre había sido así, y me intención era que lo siguiera siendo. Nunca me había planteado sentar la cabeza, casarme y tener hijos....todo eso que se considera normal. De hecho siempre había estado mas que convencida de que quería disfrutar la vida a tope hasta el final, sin ningún tipo de ataduras....y entonces apareció él, y aunque me joda admitirlo, trastocó mi mundo y lo cambió todo de sitio, y si hay algo que me jode es que toquen mis cosas.......

Muy buenas noches a todos, mi nombre es Eiden Kiet (tengo 29 años y soy de Barcelona, me gusta escribir desde que tengo memoria, así tanto como leer. Empecé escribiendo cuentos para mi misma cuando era pequeña con la maquina de escribir Olivetti de mi abuelo, relatos absurdos de una mente infantil por supuesto, pero por algo hay que empezar, nunca se me había ocurrido "publicar" ninguna de mis historias en internet hasta día de hoy, espero que os guste, si no, acepto críticas constructivas para mejorar, puesto que ni de lejos me considero escritora, si no una mera aficionada. Gracias !!

 

 

 

Capítulo 1

 

 

 

 

En tu casa o en la mía

 

 

Llegaba tarde otra vez al curro......la tercera vez en dos meses si no recuerdo mal. No es que fueran a despedirme....mi hermano Javi es mi jefe, pero nunca me ha gustado llegar tarde a ningún sitio....y menos si eso conlleva comerme una señora bronca de mi hermano....

 

-Llegas dos horas tarde señorita....-me dijo mi hermano nada mas entrar en el bar de mi padre dónde trabajábamos los dos.

 

-Yaaaa lo se.......-respondí intentando quitarle importancia.-Me quedaré dos horas mas y así pago mi deuda.

 

-Que te crees que va a ser así de fácil....te quedas hasta el cierre bonita.-

 

-¿¿Que?? ¡¡Vamos no me jodas!!-grité.-Javi joder que he quedado para salir hoy con Bea......

 

-Me importa lo que viene siendo una mierda, no haber llegado tarde. ¿Te has vuelto a dormir?-me preguntó.

 

-....algo así.-

 

-¿Como se llamaba? Si es que tiene nombre..-

 

-Am.........Alex.....o Axel...o...yo que sé, empezaba por A.-contesté poniéndome mi elegante delantal de servir patatas bravas y cerveza.

 

-¿Has pensado en hacer un ranking o algo? Creo que tienes material de sobras...-

 

-¿Me estás llamando guarra?.-pregunté sacando unas copas del lavavajillas.

 

-Si.-

 

-...........pssssssss....no puedo revocarlo, para que discutir.-dije encogiendo los hombros con resignación.

 

-¿Te das cuenta de que en nada llegarás a los treinta años y seguirás actuando como una adolescente salida?-preguntó mi hermano...mi querido hermano y sus amables preguntas.

 

-Si, me doy cuenta, y por cierto, tengo veintisiete, aún me quedan tres añitos para los treinta, no como otros...-

 

-Apenas tengo treinta y dos guapa, novia seria, un pisito.....lo que viene siendo un tío estabilizado y con planes de futuro.-

 

-Pues mis planes de futuro son esos, pasármelo teta hasta reventar...y dejar un bonito cadáver.-dije con una sonrisa.

 

-Tu sabrás....es tu vida.-respondió dándome a entender que íbamos a dejar el tema.

 

-Y me encanta taaaaaal y como es.-respondí mientras me alejaba con mi bandeja a atender a unos clientes que acababan de sentarse.

 

Las horas pasaban lentamente en mi maravilloso y grasiento puesto de trabajo, no es que no me gustara trabajar en el negocio familiar...si no que tenía que hacerlo por necesidad....vale si, seguía viviendo con mi padre porqué yo quería, y el hecho de ser la pequeña de tres hermanos y encima la única fémina siempre trae ventajas, pero el vivir del cuento no era una de ellas, y como estudiar siempre se me ha dado como el culo, me puse a trabajar en el bar “temporalmente”, hasta que encontrara otra cosa...pero como en España hay que chuparla de puta madre para tener un trabajo con un sueldo medio decente aquí sigo.

El seguir viviendo con mi padre mas que una necesidad, era pura comodidad....por pasta vamos, las tareas de casa siempre estaban repartidas para hacer la convivencia lo mas fácil posible, el único problema era....el traer tíos a casa. Al principio tuvimos muchas discusiones por ello, pero si yo tenía que aguantar a sus novias varias cada seis meses o así, despeinadas y sin maquillaje por las mañanas (recuerdo a una que parecía Cruella De Vil con una muy mala resaca), él tenía que aguantar a encontrarse a algún que otro tío por el pasillo de vez en cuando. Aunque entiendo que saber que están poniendo a cuatro patas a la niña de tus ojos al otro lado del pasillo no debe de ser muy agradable....

Aparte de eso nos llevamos bien. Vale, el hecho de que papi pague las facturas tiene algo que ver con que no me haya pirado de casa, mi sueldo en el bar no daría para muchos caprichos si tuviera que pagar un alquiler...y yo soy muy princesa y necesito mi dosis de compras cada mes, (con todo lo que tengo en el armario podría montar mi propio Corte Inglés).

 

-¿Puedo salir antes?-Pregunté a mi hermano unas mil horas después.

 

-Ya te he dicho que te quedas hasta el cierre.-contestó.

 

-Vengaaaaaa...porfiiiii...-supliqué poniendo ojitos, con mi padre solía funcionar....

 

-NO, si hubieras llegado a tu hora estarías ahora mismito saliendo por la puerta tan feliz.-contestó ignorando por completo mis pucheros.

 

-De puta madre, Bea me va a estar odiando eternamente por tenerla esperando dos horas mas.-

 

-És una lástima que no tengamos algún tipo de aparato electrónico inalámbrico con el que comunicarnos unos con otros desde cualquier sitio...-dijo mi hermano con todo el sarcasmo del universo.

 

-Javi....eres mala gente.-respondí cogiendo mi móvil y saliendo del bar.

 

Ah! Bea es mi mejor amiga desde que tengo memoria, es una chica bastante normal y tranquila, y una fiestera de primera también......puede parecer que es una santa que no ha roto un plato en su puta vida, de hecho es la imagen que tienen de ella en su casa, pero en cuanto la conoces un poquito, y sales de fiesta con ella un par de veces te das cuenta de que las apariencias engañan. Salir con Bea es como llevarte de fiesta a Pocholo hasta el culo de Red Bull y éxtasis todo junto. Por no hablar de que bebe como una esponja....aparte de eso buena gente y tal.....

 

-¿Hola? ¿vas a venir?-preguntó Bea nada mal contestar al teléfono.-Estoy acabando de maquillarme y salgo de casa.

 

-Fallo técnico, tengo que quedarme a cerrar el bar.-respondí-

 

-¿¿que??.....oh...espera.....a que lo adivino. ¿como se llama y a que hora lo echaste de tu cama?-preguntó.

 

-Jajjaajaj como me conoces......he llegado dos horas tarde y ahora tengo que quedarme dos horas mas en el paraíso de los calamares y las croquetas caseras.-respondí entre risas y resignada.

 

-Pues.....yo ya estoy casi lista para salir, así que me llamas luego y te digo donde estoy.-

 

-Perra.....¿no vas a esperar a tu casi hermana para salir?-pregunté sabiendo de antemano la respuesta.

 

-¿Dos horas? NO.-contestó sin rodeos.

 

-Que asco das.....luego te llamo que tengo que entrar ya, mi hermano está haciéndome señas con los brazos y si no entro hará aterrizar un avión.-

 

Las dos horas hasta el cierre se hicieron eternas, salí corriendo hacia mi casa y en cinco minutos entré corriendo por la puerta. (La casa está a diez minutos andando del bar, no es que yo sea Carl Lewis...). Una ducha rápida y un par de discusiones con mi fondo de armario después, llamé a Bea y le pregunté dónde estaba.Salí escopeteada de casa hacía el pub dónde pasábamos los fines de semana desde que cumplimos los dieciocho años y pudimos beber.....legalmente.

 

-¡Tres horas mas tarde!-gritó Bea al verme entrar- Creo que has batido tu propio récord.-

 

-No podía escaquearme.....-

 

¿Un nuevo afortunado que añadir a la lista?-preguntó tomando un trago de su cerveza.-

 

-Seeeeee....un tal....”A-nosequé”-contesté.

 

-Joder, ya no te quedas ni con sus nombres....pobrecillos.-

 

-¿Para que?-dije mientras levantaba la mano para llamar la atención de Pablo, nuestro camarero habitual.

 

-¿Que se le ofrece a la señorita?-preguntó.

 

-Un café con leche y unos churros.....¿tu que crees?-

 

-¡Una cerveza para la reina de la casa!-gritó con una sonrisa y se marchó hacia la barra.

 

-Está tan bueno.......-dijo Bea soltando un suspiro.

 

-¿Quién? ¿Pablo?-pregunté.-Si...es mono. ¿Desde cuando te gusta?.-

 

-¡¡Yo no he dicho que me guste!!.-exclamó-Solo he dicho que está bueno.

 

-Pues ya sabes.......-insinué.-

 

-Es que a mi lo de tirarme a todo lo que se mueve.....-

 

-No es todo lo que se mueve, es Pablo, y seguro que se mueve de puta madre....-dije guiñando un ojo.

 

Bea se pujo roja casi inmediatamente, supongo que debió de imaginarse la escena, y el llevar mas de cuatro meses de sequía no ayudaba.

 

-Por cierto, un amigo y su hermano se han apuntado a salir de fiesta mañana por Marina (*)-me informó Bea unas cuatro o cinco cervezas después.- ¿sin problema no?.

 

-¿Que amigo? ¿Que hermano? ¿Están buenos?.- pregunté mirándola fijamente a los ojos esperando un SI por respuesta.

 

-Bueno......mi amigo es guapo...supongo...el hermano no lo sé, no lo conozco.-respondió .- ¡hey, hey, hey! ¡¡ni se te ocurra!!-gritó de repente.- Es un muy buen amigo mío, no quiero que le líes y que se enamore como un imbécil y luego tenga que aguantar yo las consecuencias.....-

 

-Pero amiga mía...¿por quién me has tomado?.-dije guiñando un ojo.

 

-En serio.........hablo muy en serio.-dijo esta vez mirándome a los ojos muy seria. No estaba de broma.

 

-Vaaaaaaale..........¡¡pero si es él el que me busca no respondo!.-

 

-....ya veremos...-dijo no muy convencida.

 

La noche del Viernes pasó como cualquier otra noche de viernes en nuestro pub habitual, bebiendo cerveza,encontrándonos con otros tantos amigos del pueblo y buscando “presa” para ese fin de semana. Podéis pensar que era una guarra, una zorra, y un putón que se tira al primer hombre que conoce.........pues se me pasa por el mismísimo forro lo que penséis, era mi vida, mi juventud, y el sexo para mí siempre fue algo placentero y divertido, no tienes porque sentir amor, ni siquiera aprecio por la persona con la que te acuestas, para mi, en aquel momento era como un favor mutuo, dos personas adultas que se lo pasan bien y se dan placer sin tener que quedarse luego a hablar de temas tribales o quedarse mirando al techo con cara de gilipollas pensando que decir o que hacer.

 

Sobre las tres de la mañana salimos del pub y nos dirigimos a la discoteca local, la cuál en una noche absurda con Bea y varios amigos mas, bautizamos como SDQ (Sitio De Quedar), no era un sitio muy grande, pero como tampoco llenaba teníamos espacio vital suficiente para bailar o hacer el gamba.

 

-Acabo de ver a Pablo entrando en el baño de tíos.-informé a Bea.

 

-Uuuuuhhhhhh........-dijo ya algo perjudicada.

 

-¿Y si vas a saludarle? -

 

-¿Quién? ¿yo? ¡¡Que dices!!.-

 

-No, mi tía la de Albacete. ¡¡Pues claro mujer!!.-

 

-No sé...me da vergüenza.......-

 

-No seas tonta, dile “hola ¿como tu por aquí?”.-

 

-.....que original.....-

 

-Oye guapa, no será original pero a mi me funciona.-dije dejando mi vaso de cubata en un....¿reposacubatas? ¿esa palabra existe?.

 

-A ti te funciona porque con tus tetas y el escote funcionaria un “vendo atún en escabeche”-dijo señalando mis tetas.

 

-No seas tonta, venga vamos, yo voy contigo.-dije cogiéndola del codo y llevándola conmigo hacia la zona de los baños dónde había visto a Pablo.

 

-¿Que haces? Nononononoononononno.-

 

-¿Pablo?.- dije tocándole el hombro para que se diera la vuelta.

 

-¡Hey! ¿que tal?.-preguntó.

 

-Borracha, y Bea también, así que aquí te la dejo y habláis de....cosas.- dije poniendo a Bea entre Pablo y yo.-

 

-Hey Bea....-saludó tímidamente.

 

-Hola Pablo.....¿me das un momento? Tengo que comentarle ALGO aquí a mi amiga, vuelvo en un minuto.-dijo Bea empujándome unos metros.-¿¿¡¡PERO TU ESTÁS LOCA O QUE!!??.-

 

-Tsssssss, aprovecha que te he allanado el terreno, no tiene porqué pasar nada, solo hablad un ratito y a ver que pasa......y aunque no me creas no estoy hablando de sexo, lo juro.-

 

-Pero....y si..-

 

-Y si nada, solo habla con él, sin más, de cualquier cosa, mira yo estaré por aquí y llevo el móvil encima, cualquier cosa me avisas y vengo a rescatarte, lo prometo.-dije levantando mi mano a modo de juramento.-

 

-Pero....¿seguro que no te molesta quedarte sola?.-preguntó.

 

-¡Pero si la idea ha sido mía! Anda ve, que te está esperando, estaré por aquí......contemplando el panorama, tu ya me entiendes.- Deseándola suerte me alejé y me dirigí a la barra a pedirme la que iba a ser la última copa de esa noche.

 

-¿Puedo invitarte a algo guapa?.-me preguntó una voz justo detrás de mi.

 

Al girarme me encontré con un chico algo, de 1'80 mas o menos, rapado, ojos oscuros, cuerpo atlético....nada mal.

 

-Depende.......¿a que quieres invitarme exactamente?.-pregunté dándome la vuelta apoyando mi espalda en la barra.

 

-Que tal a una copa primero y luego vemos dónde nos lleva eso.-

 

-Ron con Coca-Cola, con hielo por favor.-dije sonriéndole.-Nunca te había visto por aquí, ¿de dónde eres?.-pregunté.-

 

-Vivía en Barcelona centro pero acabo de mudarme aquí. No es lo mismo pagar setecientos euros de alquiler que cuatrocientos cincuenta ya sabes.......-

 

-Aham....-respondía como si me importara.-Y......¿vives muy lejos de aquí?.-dije jugueteando con los botones de su camisa.-

 

-Si te apetece te enseño lo lejos que queda....-respondió.

 

No sabría decir exactamente en que momento pasamos de tontear a comernos la boca como caníbales en medio de la discoteca, la mezcla del alcohol y que estaba como un queso tuvieron la culpa.

 

-Me estás poniendo.....-me susurró al oído.

 

-¿Cómo te estoy poniendo?.-le pregunté mordiéndole el lóbulo de la oreja.

 

-Se me ha bajado toda la sangre a...¡joder!-exclamó cuando empecé a acariciarle a través del pantalón vaquero.

 

-Ya veo dónde ha ido toda la sangre.......-dije guiñándole un ojo.-¿en tu casa o en la mía?.-

 

-En la que pille mas cerca.-dijo tocándome el culo con las dos manos.

 

-Vamos.-dije cogiéndole de la mano y sacándolo del recinto.

 

Nada mas salir y mientras él seguía metiéndome mano, llamé a un taxi para llegar cuanto antes a casa. Nada mas subirnos y darle mi dirección al señor taxista, que por otra parte no parecía muy contento de llevar a un par de borrachos cachondos en su taxi, me senté encima del vamos a llamarlo “quesito” y empezamos a besarnos de nuevo como si estuviéramos a punto de morir de hambre. Mientras mis manos se mantenían en su cuello las suyas estaban pegadas con “super glue” a mis tetas. Pude escuchar el carraspeo del conductor un par de veces pero me importaba un huevo, quería llegar a mi casa y tirar al muchacho en cuestión sobre mi cama y........desgraciarlo.

 

Después de pagar al taxista me puse a buscar las llaves de casa en la bolsa, tarea difícil cuando tienes a un tío de 1'80 agarrado a tus tetas y mordiéndote el cuello. En lo que a mi me pareció una eternidad, conseguí encontrar las llaves y entrar en casa. Mi padre estaba fuera hasta el Lunes con lo cuál no tenía que preocuparme por si hacíamos ruido.

 

-Mi habitación está arriba.....-dije aguantando un gemido mientras él seguía mordiendo mi cuello.

 

-¿Y si lo hacemos aquí mismo?-dijo cogiéndome por el culo y apoyando mi espalda en la pared.

 

-¿Tienes condones?.-pregunté.

 

-Em....no..-

 

-Tengo arriba, vamos.-

 

Sin soltarme subimos las escaleras sin caernos, lo que fue una hazaña, y entramos en mi habitación, cerró la puerta de una patada y me tiró encima de la cama.

 

-Quítate la ropa, tienes condones en el primer cajón de la mesita.-ordené.

 

Con una media sonrisa se quitó la camiseta y empezó a desabrocharse el cinturón, oooohhhh si.....estaba muy...MUY bueno. Para no perder mas tiempo empecé a desnudarme yo también hasta que me quedé solo en ropa interior. Cuando levanté la vista me percaté de que él ya estaba completamente en pelotas. No pude evitar quedarme mirando puesto que había BASTANTE dónde mirar.....

 

-¿Te gusta lo que ves?.-preguntó bajando la mano por su estómago y empezando a masturbarse.

 

-No puedo decir que no......-dije mordiéndome el labio inferior.- ¿sabes que?...hoy no he tomado postre después de la cena....-insinué.

 

-Anda....y ¿te apetece ahora?.-

 

-Si no como postre me quedo con hambre.....-

 

Sin decir nada mas se acercó a mi tocando mis labios con su...¿pene? No se si puedo decir polla en un relato que podría leer cualquiera....pero es que pene no me sale, es muy fino.

Metí todo lo que pude en mi boca poniéndome a cien solo de escuchar sus gruñidos.

 

-Joder.....-gimió.- ¿mas rápido?.-me pidió casi suplicando.

 

Normalmente habría ido mas despacio solo para ponerle al máximo y verle sufrir, pero estaba demasiado cachonda como para entretenerme en demasiado preliminares.

Apenas unos cinco minutos después empecé a notar como se tensaba cada vez mas y supe que no iba a aguantar mucho mas.

 

-Me voy a correr....arrgg....-dijo agarrándome del pelo.

 

-De eso nada.-dije alejando mi boca.

 

-¡No pares ahora!.-dijo mirándome a los ojos sin entender que pasaba.

 

-Ni pienses en correrte todavía.-le dije indicándole con el dedo índice que se metiera conmigo en la cama.

 

-Oye no es justo....-dijo.

 

-¿El que?.-pregunté sin entender a que se refería.

 

-Yo estoy aquí sin ropa y tu llevas demasiada encima.-dijo pasando las manos por encima del sujetador.

 

-Eso tiene fácil solución.- dije sentándome en la cama y desabrochando el cierre del sujetador.- ¿que tal voy?- dije provocándole.

 

-Podría ir mejor si te lo quitas del todo.-dijo resoplando.- joder no voy a aguantar mucho mas, no me provoques mas.....-

 

La verdad es que yo andaba ya como una olla exprés, así que le guiñé un ojo y acto seguido me quité el sujetador y el tanga provocativo que me había puesto expresamente por si venía acompañada a casa.

 

-Ufffff....te voy a dar lo tuyo y lo de tu prima...-dijo poniéndose encima mío y cogiendo mi teta derecha con la mano.

A partir de ahí el control desapareció por completo, empezamos a comernos la boca como si no hubiera mañana, los gemidos y gruñidos llenaban la habitación.

 

-¿Vas a meterla ya o esperamos a que me deshidrate?.-le dije impaciente.

 

-Impaciente....-dijo dándome un pico para después levantarse y coger un condón de la mesita de noche. En tiempo récord se lo puso y se volvió a colocar encima de mi.-¿lista?.-

 

-........¿lista? ¿en serio? -dije aguantando la risa.

 

-Bueno...em....no la tengo pequeña y mas de una...bueno....ya sabes.....se ha quejado de que la estaba haciendo daño.-aclaró.

 

-...........créeme, no vas a hacerme daño, venga, dale.-dije levantando mis caderas para rozarme con él.

 

-¿seguro? Una vez empiece no voy a parar...-informó.

 

-Tío se me está cortando el rollo, o haces algo, o te piras y me meto en la ducha y acabo yo solita ¿estamos?.-dije ya frustrada.

 

-¡Vale, vale!.-

 

Dicho eso la metió de un solo empujón...he de reconocer que sabía muy bien lo que se estaba haciendo. Entre mis gritos y sus gemidos aquello en vez de sexo empezaba a parecer una película de terror de los años setenta mal doblada..¿sabéis lo que quiero decir?.

 

-Ohhhh si....-gemí clavándole las uñas en los omoplatos.

 

-¿Te gusta?.-preguntó sintiéndose el puto amo.

 

-Mmmm........no pares.....-dije enlazando mis piernas a su cintura para que fuera mas rápido.

 

Mientras aumentaba su velocidad, lo que evidentemente me hacía gritar más aún, bajó su boca hacia una de mis tetas y empezó a juguetear con el pezón. No iba a tardar mucho en terminar, y por sus gemidos intuí que el tampoco, así que decidí poner un poco de mi parte.

 

-Déjame ponerme encima.-dije mordiéndole el cuello.

 

-¿Te apetece montar a caballo?.-preguntó.....¿en serio? ¿montar a caballo?....no me jodas...

 

Como no se movía le hice girarse y nada mas estar sentada encima de él empecé a moverme con movimientos serpenteantes, y por supuesto sus manos se pegaron de nuevo a mis tetas.....

 

-¡Ohh joder!.-exclamó- !Me voy a correr¡

 

-Solo un poco mas...-dije moviéndome aún mas deprisa, tenía que correrme primero que luego la historia de quedarme a medias no me hacía (ni me hace) ni puta gracia.

 

-No...no...no puedo aguantar....-dije echando su cabeza hacia atrás metiéndola entre las almohadas.

 

-Solo un poco mas....un poco mas....-dije empezando a subir y bajar una y otra vez. Estaba cerca, muy cerca.

 

-¡Dios!...¡joder!...-sus manos bajaron a mi cintura para dejarme sentada sobre él sin poder levantarme, así que volví al movimiento serpenteante de antes, que para que mentir, era además de mas placentero, menos cansado.

 

Como vi que el amigo no estaba muy por la labor de hacer nada mas, bajé mi mano derecha hasta mi clítoris y empecé a tocarme para acabar cuanto antes.

 

-oooh....¡Si, si!.-grité, poniéndome rígida al momento y por fin, consiguiendo el tan ansiado orgasmo.

 

-¡Ohhh joder...joder....me corro...me corro...-sus manos se quedaron clavadas en mi cintura, clavándome los pulgares en la pelvis mientras se tensaba entero y se corría echando de nuevo su cabeza hacia atrás y soltando un grito que parecía salido de lo mas profundo de Mordor.

 

Pasaron un par de minutos hasta que me quité de encima suya para que pudiera ir al baño. Me quedé tumbada boca arriba, bostezando y con infinitas ganas de dormir.

 

-¿Que tal?-preguntó saliendo del baño.

 

-Bien.-dije bostezando de nuevo.

 

-Por la mañana podemos echar una segunda tanda....-dijo tumbándose a mi lado besándome el hombro.

 

-¿Que haces?.-pregunté luchando por mantener mis ojos abiertos.

 

-Em...¿esto es lo que os gusta a las tías después de follar no?-preguntó algo desorientado.

 

-A mi lo que me gusta después de follar es que me dejen dormir....-dije buscando mi sábana para taparme.

 

-Pues..a dormir entonces. Buenas noches y tal...-dije y se acostó a mi lado dándome la espalda.

 

-¿Que haces?.-pregunté tocándole el hombro con el dedo.

 

-¿Dormir?.-respondió dándose la vuelta.

 

-¿Aquí?.-

-Am...¿que quieres que duerma en el suelo?.-

 

-Como si duermes en la nevera....pero la de tu casa.-dije consiguiendo por fin taparme con mi adorada sábana.

 

-Me....¿me estás echando?.-

 

-Eres un lince.-dije bostezando de nuevo.

 

-Tia es muy tarde son las.......cinco y media de la mañana......-dijo mirando el reloj de la mesita.

 

-Mira mejor, ya hay buses para que te vayas a tu casa..-dije sin ni abrir los ojos.

 

Después de aguantarle unos diez minutos mas entre que encontraba sus calzoncillos y se vestía parecía que por fin iba a dejarme dormir tranquila.

 

-¿Haces esto muy a menudo?-preguntó enfadado.

 

-Si, de vez en cuando.-Dije ya empezando a enfadarme. Me incorporé y me quedé sentada en la cama con las piernas cruzadas.-¿que creías que iba a pasar? ¿que me iba a quedar coladita por un tío que acabo de conocer e iba a ir perdiendo el culo por ti......? em...¿Como te llamas a todo esto?.-

 

-..........Jorge.-contestó.

 

-Jorge, que bonito nombre, lo recordaré para siempre en el fondo de mi corazoncito....¿te vas ya?.-respondí rascándome los ojos. Estaba que me caía de sueño.

 

-Joder no esperaba casarme contigo pero....al menos algo de conversación yo que se.....¡esto no me había pasado nunca!-dijo poniendo sus manos en la cintura.

 

-Mira, en serio ha estado muy bien, de verdad, no te miento, pero ya está, tu ahora te vas a tu casita y sigues con tu vida, si coincidimos otro día podemos follar otra vez, pero ahora vete para que pueda dormir..¿vale?.-

 

-¿Me das tu teléfono?.-preguntó sin esperármelo......

 

-¿como?.-pregunté frunciendo el ceño.-

 

-No te llamaré, ni te enviaré mensajes ni me pondré pesado, lo prometo, pero veo que lo que quieres es un follamigo, y yo me ofrezco voluntario.-

 

-Emm....no se...-la verdad es que me pilló totalmente desprevenida.

 

-Mira, hacemos una cosa, todo depende de ti, si te apetece tu me llamas, y si puedo vengo, o quedamos en mi casa, tu decisión, yo ni te llamaré ni te escribiré ni nada.-

 

-....está bien, pero si recibo una sola llamada o mensaje sin que lo haya provocado yo, se acabó ¿entendido?.-aclaré escribiéndole mi número en un papel que tenía por ahí tirado.

 

-Hecho.....¿Como te llamas?.-preguntó.

 

-Astrid, me llamo Astrid.

 

 

*-Marina es un barrio de Barcelona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Soy infiel, sin más, sin rodeos, sin matices y sin gilipolleces. No me gusta ser mujer de un solo hombre, me parece aburrido, repetitivo y algo para lo que no estoy hecha. Podría inventarme mil y una historias sobre antiguos amores que me hicieron daño y me hicieron ponerme una coraza metafórica de esas para que no volvieran a hacerme daño...menuda mariconada. Mi vida amorosa ha sido mas o menos la misma desde que empecé con los rolletes del instituto con catorce o quince años. Al principio todo es “super chachi” y de color de rosa chicle......pero es que me aburro. Si, me aburro, siempre la misma persona, la misma rutina y las mismas polladas. Ah!, si no os gustan los tacos o finamente dicho “las palabrotas” mejor lo dejáis en el siguiente punto y aparte, suelto tantos tacos por frase que a veces creo que se me ha borrado el diccionario de sinónimos del cerebro. No hay mucho que contar sobre mi vida, mi madre murió cuando yo tenía ocho años y desde entonces he vivido siempre con mi padre y mis dos hermanos mayores. No tengo ningún trauma infantil ni nada de eso, mi madre murió, lo pasé mal una temporada....el tiempo normal para una niña de ocho años supongo, y luego mi vida continuó como la de cualquier otra persona. La mayoría de mis amigos dicen que mi forma de ser con los tíos y con el mundo es por que no he tenido una figura materna a mi lado.....yo simplemente creo que soy así de borde por naturaleza. No tengo reparos en mandar a la gente a la mierda si se me cruzan los cables...no tengo paciencia y no me gusta perder el tiempo con tonterías. Supongo que eso en parte me hace actuar como actúo con los tíos. No es que sea una histérica....bueno un poco sí.....no soy celosa, ni posesiva, me gustan los deportes, los videojuegos, las pelis de terror.......como mis múltiples ex decían en su día “la chica perfecta para mí”....o por lo menos eso decían antes de saber que tenían unos cuernos bien hermosos sobre sus inocentes cabezas. A lo que iba y para resumir, que me canso de los tíos con los que tengo una relación y por la pereza de tener que dar explicaciones simplemente los engaño vilmente hasta que me pillan y me dejan. No me preocupa demasiado el hecho de que me dejen a mí....¿sabéis lo complicado que es cortar con alguien aguantando la risa? ¿y tener que aguantar sollozos y suplicas? Más sencillo si quedo como la mala y me dejan ellos a mí, es un “ah, vale, nos vemos”. Siempre había sido así, y me intención era que lo siguiera siendo. Nunca me había planteado sentar la cabeza, casarme y tener hijos....todo eso que se considera normal. De hecho siempre había estado mas que convencida de que quería disfrutar la vida a tope hasta el final, sin ningún tipo de ataduras....y entonces apareció él, y aunque me joda admitirlo, trastocó mi mundo y lo cambió todo de sitio, y si hay algo que me jode es que toquen mis cosas.......

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta