cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Caminata matutina por las calles de tu hermana
Varios |
09.06.15
  • 0
  • 0
  • 752
Sinopsis

A tu hermana

  Caminaba por un bosque que parecía ser inmarcesible. Tan bello era, sus árboles altos y firmes, sus cortezas resistentes, las flores y plantas majestuosas, los insectos y animales iban y venían por allí y por allá de manera sutil y graciosa. En un lugar así no aparentaba cabida a un inicio y un fin, más bien se manifestaba como algo eterno. 

  Los sonidos del bosque se asemejaban a un lenguaje que trataban de comunicarme algo, aunque no entendía tal lengua se me presentaba con tal elocuencia a mis oídos: me deleitaba y conmovía de una manera muy eficaz. 

  Llegué a una laguna, allí vi seres tan increíbles que apenas podía creer lo que veía, simplemente inefable. No sé porque, pero sentí la impetuosa necesidad de meterme en la laguna de cristalina agua que hasta su fondo podía apreciar, y era muy profundo. Una vez sumergido en sus aguas me sentí tan etéreo, extremadamente delicado y ligero, pero a la vez como si ya no estuviera en este mundo sino en algún otro lugar de la basta y extensa realidad; lamentablemente esta sensación tan placentera y serena fue efímera. 

  La verdad el haberme adentrado en este bosque fue una serendipia, ya que en realidad estaba buscando el camino que me dirigiera hacia mi hogar con mi familia luego de haber estado ausente diez años luchando una guerra en el extranjero, me extravíe y así fue como terminé dando en el interior de semejante extensión mágica de flora y fauna, ¿Éste será el bosque mágico que tanto me  contaban mis padres y abuelos cuando yo solamente era un niño?... pensaba que se trataba únicamente de una simple y burda historia infantil, un mito, una leyenda. Me había olvidado de tal historia, sólo recién ahora resurge de mis memorias para levantarse triunfante en mi consciencia. 

  Veo el cielo y una tenue aurora percibo en el horizonte, de repente el lago empieza a efervescer y una incandescencia noto en la profundidad. Súbitamente un sentimiento de soledad que me agobia y me angustia galopeó fuertemente contra mi pecho y me debilitó. Un ser colosal de tremenda luminiscencia en sus escamas salió de la laguna, era un dragón blanco, epifanía en mí, por vez primera en mi vida observaba a uno, pensaba que no existían y allí estaba frente a mis ojos, tan cerca que podía sentir su cálido y húmedo aliento arrebatándose contra mi faz. Ambos nos quedamos contemplándonos mutuamente por un breve, pero a la vez perpetuo, tiempo; luego el prosiguió su seguir elevándose hacia el firmamento desapareciendo entre las estrellas matutinas. Una iridiscencia ocurrió seguidamente, pequeños arcoíris vislumbraba por doquier, un intenso arrebol en el cielo le continuó. 

  Fue entonces cuando a una chica vi pasear y posarse entre los árboles, entré en un estado de limerencia, sentí una atracción romántica profunda hacia esa persona. Me hizo retrotraer a la época en la cual a mi amada conocí. Pero pronto fue en mí darme cuenta que como un sonámbulo estaba, todo no fue más que una ilusión, un engaño, con ropa desgajada y sucia me encontraba en el medio de un inerte bosque carente de toda magia y fantasía, vagando y divagando  sólo en falacias. 

  Un melifluo se hizo presente en el ambiente, intrigado por tal sonido excesivamente dulce, suave y delicado, emprendí la búsqueda de su origen. Llegué a su fuente y el desenlace fue perturbador: me encontré a una persona idéntica a mí en estado de locura tocando un arpa oxidada. Todo empezó a obscurecer y mi otro yo me sonrío diciéndome: -la resolución de la historia ha concluido-.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hola soy Lucas, ya que todos moriremos algún día aprovecho para saludarles por más que tal vez nunca conozcan mi rostro actual y mi voz, aunque por lo menos saben mi nombre pero, eso sirve de poco o nada, ¿O estaré equivocado en todo lo que digo?...

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta