cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Canción para Dos
Terror |
04.02.15
  • 5
  • 2
  • 407
Sinopsis

Yo siempre había querido ser más alma que cuerpo en esta vida. Algo porque luchar y porque sobrevivir. Por supuesto que sabía cuál era mi punto fijo, solo que ciertas veces lo perdía de vista.

Ya no tenía más remedio.

Tu mirada fría posaba tan elocuente como lo hacía tu sombra, en este oscuro pasaje lleno de sinfonías ofuscadas en un viejo disco de vinilo. Tal melodía me tenía perpetuando en una intensa agonía llena de escombros, de solsticitos marchitos. Yo era una simple mujer alzada al egoísmo atolondrado y al incesante par de ojos que prometían seguirme a todas partes a donde quiera que huyera.

Porque debía enfrentarme a este barroco existencialismo idolatra y al estupefacto soñar que prometía descararme por completo en miles de piezas absurdas.

Hacía años que pasaba por este viejo lugar. Miles de recuerdos llegaron a mi mente. Algunos añejos y turbios con muertes pomposas y factibles al egocentrismo. Otras solo destruidas por el insignificante bullicio de soledad. Aún la muerte me había prometido algo que jamás me habrías prometido.

¡Sí, tu! De ti estoy hablando! Tú el que estaba acostado bajo el muérdago observándome de forma pasiva y silenciosa, como si tu pasado no pesara lo suficiente como para cegar a mil lacayos con tu sonrisa, tú insulsa y gélida sonrisa. Esas locuaces ironías hambrientas ansiando la terrible agonía del adiós y de placer infinito de sosegarte.

Y aquí, ¡si aquí! En este muro infinito de complacencia desganada, ¡como si tu voz pudiera arrastrarme hasta donde te encuentras!

De manera hambrienta arrastré mis pies de donde me encontraba. Con mis pulcras uñas clave la carne moribunda y planada de escoria. Suspiré de forma fastidiosa hasta gritar de dolor. Algo frío y mordaz logró atravesar mi piel de manera carnal y volátil.

Todo se sentía extraño, como si retrocediera en el tiempo y todo lo que había vivido fuese una absurda fantasía, de manera inquietante y espasmódica.

De repente, tus ojos me observaron como dos lagunas en un extenso invierno.  Lancé mi último suspiro de agonía y con libre voz  pero susurrante gemí tu nombre.

Una lírica armonía sonaba detrás de mí. Parecía como si un sonar de uñas se unieran en un solo lamento para desgarrarse en filosos caminos. Esa canción la reconocí. Recordé haberla oído de una vieja radio en tu placar. La oías todo el tiempo, de manera enferma e incesante.  Cada vez que preguntaba que significaba, lograbas decirme en un murmullo agónico y atolondrado-Es una canción para dos-.Te vi sonreír de demencia. Yo no sabía que significaba tu molesta respuesta. Pero tus sombras lo delataban.

Y heme aquí, tirada en el suelo, con tu pulcra mirada de anhelo descarado sobre la mía, riéndote de mí y yo diciendo-Esta es una canción para dos, esta es mi canción. La de mi inevitable descanso. Mi sosiego promulgado por un alma errante y de temerosa aberración-.casi sin poder respirar.

¡Sí, de ti estoy hablando! De ti, que te encuentras al otro lado de mi inocencia. De mi otra voz y de mi otro espantoso clon.

Sorprendida, me observé con mis grandes ojos en un frío solsticio de invierno, alumbrada por la escoria de nunca acabar. Mis manos unidas en un tembloroso puño, sosteniendo un pequeño pedazo de metal que atravesó mi pecho. Y yo aquí…encerrada, a la espera por ti…

Sonreí al reconocerte detrás de ese espejo, mi infalible final elocuente.

Ya había llegado la hora. Y yo sin saber qué hacer, esperé por ti.

Mi preciosa muerte. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hay que aprender a andar por nuevas avenidas sin premura, sin escrúpulos y con la inocencia desmembrada. Tengo 21 años. Soy Diseñadora Gráfica y Publicitaria, también escritora. Desde chica me han gustado las novelas, leer era mi adicción. Pero embarcarse en un nuevo mundo era el de inventar mis propias historias y escribirlas en un papel. Muchas de mis ideas surgían en mis sueños y ya que la imaginación era inagotable pude sacar provecho de ellos y convertirlos en concreto. Actualmente estoy haciendo un curso de Escritura Creativa para poder aprender aún más a como es caminar por este nuevo terreno y escribo mi primera saga de novela de tipo ciencia ficción-suspenso. Agradezco a los que se animen a leer mis relatos. Y por supuesto espero críticas para seguir formándome. GF

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta