cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Steampunk World: Infancia - 1. El protector
Fantasía |
15.12.14
  • 4
  • 0
  • 611
Sinopsis

Primer capitulo de la novela que bebe de la ambientación Steampunk y que trata en primera instancia sobre un niño que tiene a un enorme coloso como "Protector". En esta pequeña introducción se presenta al dúo protagonista.

  1. EL PROTECTOR

La sombra del imponente hombre se alargaba a lo largo del camino cubierto por arboles de hojas marrones. Paso tras paso, se podía sentir el peso de cada una de sus pisadas, las botas de un negro intenso dejaban unas enormes huellas en el fangoso sendero.

Dos hombres escondidos entre la maleza con ropaje azul tuvieron el coraje de enfrentarse a él ese día.

-¿Es… ese el protector? -

-Sin duda, mira que tamaño… es normal que los otros fallaran, los tubos de energía que le recorren los brazos les tuvo que dejar totalmente fritos-.

El más alto de la pareja saco un artilugio esférico y metálico del interior de su gabardina y le hizo un gesto a su acompañante para que se pusiera a cubierto. El enorme hombre musculoso se acercaba con la frente arrugada y la boca entreabierta, se podía intuir que llevaba una larga travesía bajos sus botas. Caminaba cabizbajo cuando de repente escucho un pequeño ruido entre la maleza… una bola de metal apareció rodando delante de sus ojos, antes de reaccionar esta exploto empezando a desprender humo y absorbiéndolo en una enorme nube.

-¡Ahora, vamos rápido, ataca!-. Ambos atacantes sacaron sus rifles y dispararon a la bola de humo, los proyectiles chocaron contra su objetivo, haciendo un ruido metálico y estridente. La pareja observo la zona de impacto y empezó a vislumbrarse una intensa luz azul. El humo se desvaneció dejando ver que la luz provenía de los tubos canalizadores que se mezclaban con el brazo del gran hombre.

Ambos atacantes se palparon con nerviosismo la gabardina, sacando un par de espadas y colocándose en posición de guardia. El coloso saltó hacia delante a una velocidad increíble, propinándole un puñetazo en el pecho a uno de los individuos antes de que le diera tiempo a reaccionar y lanzándolo hacia un árbol, el segundo vaciló y salió corriendo, pero antes de dar un par de pasos una mano enorme le agarro del pie, elevándolo por los aires y estrellándolo contra el suelo, dejando al asaltante inconsciente en el acto.

El protector recupero su postura normal y se sobresaltó cuando el bulto que llevaba a la espalda empezó a moverse. Del saco sobresalía la cabeza de un niño que bostezaba y se frotaba los ojos, poco a poco salió de su bolsa y se apoyó en el hombro del gigante.

-¿Rodgast, has vuelto a pegar a los hombres malos? Nunca me avisas cuando haces cosas divertidas-. Bostezó una vez más y tiró de una de las trenzas que formaban la cola del hombre para mostrar su desaprobación.

-Deberías seguir durmiendo pequeñín, ya falta poco para llegar a la ciudad y no querrás estar cansado para cuando empiecen las clases de instrucción con tus nuevos compañeros-. El niño saltó al suelo sin hacer caso a Rodgast, que suspiró cuando le vio hacerle caso omiso. Con sus enormes manos saco de la bolsa una gabardina azul oscuro ajada y vieja, que coloco cuidadosamente sobre el niño y un sombrero de copa con los mismos atributos sobre el enmarañado y sucio pelo de  color castaño oscuro.

- Ve a darte una vuelta y ponte los auriculares, debo encargarme de los hombres malos-

- Vale…-. Dijo de forma cansina el niño, que se puso unos auriculares y empezó a sonar su estilo favorito de música rock, en esta ocasión una balada, algo poco habitual para un niño de 5 años. Mientras el pequeño se puso a saltar por los arbustos y a bailotear, Rodgast se percató de que no le viera mientras ponía la palma de su mano sobre la boca de uno de los individuos. Los tubos de su brazo empezaron a brillar de nuevo canalizando la energía azul hacia la palma de su mano, que salió creando un torrente de energía que eliminó al hombre al instante, a continuación repitió el proceso de forma sistemática con el segundo.

Una vez terminado el trabajo, las enormes manos cogieron al niño y lo sentaron sobre su hombro, emprendiendo el camino mientras el pequeño se ajustaba el sombrero que en ocasiones se le resbalaba por la frente a causa de sus tallas de mas.

-¿Yo también podré matar a los hombres malos, Rodgast?-

-Claro pequeñín, por eso vamos a la guarida del Oxido, allí te enseñaran a matar hombres malos, no te preocupes-.

El niño sonrió y se agarró al hombro del gigante, que caminaba a grandes zancadas por la enorme bajada montañosa que tenían a sus pies. Ambos continuaron por el camino, observando el paisaje del horizonte en el cual se observaba una enorme y majestuosa ciudad que desprendía luces de neón de sus sinuosas y destartaladas torres de metal que parecían apuñalar el cielo del atardecer. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Bueno la verdad es que me gusta escribir en mis ratos libres y entretener a la gente con mis historias de fantasía, actualmente estoy escribiendo una novela Steampunk. Claro que por otra parte también escribo reflexiones internas para desahogarme del día a día, también podéis leerlo si quereis... supongo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta