cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Caroline Reynolds (La maestra asesina)
Suspense |
09.05.15
  • 4
  • 0
  • 374
Sinopsis

Esta es la historia de una tierna maestra de primaria que un día se salió de sus casillas.

Es el año 1981, el actor Ronald Reagan toma posesión del cargo de presidente de los Estados Unidos. En Irlanda del Norte, Bobby Sands gana las elecciones por la circunscripción de Fermanagh y Tyrone Sur con 30.493 votos frente a los 29.046 de Harry West, candidato del Partido Unionista del Ulster. Días más tarde, Bobby Sands muere a los 27 años luego de 66 días de huelga de hambre.

Es el año 1981 y Caroline Reynolds, una universitaria de 19 años, conoce a August Auttenberg, quince años mayor que ella.

Al poco tiempo comienzan a salir. Él la invita a ver el estreno de "Carrozas de fuego". Un mes después, ella se muda al departamento de Auttenberg en  Mishawaka, Indiana. Al principio la pareja demostraba entre sí una incontrolable pasión. Esto dijo Candice Cockburn:

“Yo vivía en el departamento contiguo al de él. Cuando llegó esta chica fue un suplicio. Yo necesito pastillas para dormir, imagínese. Por las noches era un grito tras otro. Usted sabe cómo son los jóvenes, pero esto era demasiado”.

En el año 1983 los enamorados deciden formalizar su relación y se casan en la Iglesia de Cristo en el 1022 de Laurel St.

A la boda asisten amigos en común de la universidad, familiares de ambos y una banda que hacía covers de The Platters, contratada por el padre del novio.

El destino elegido para la luna de miel: Zihuatanejo, México.

Es el año 1986, ella se desempeña como maestra en una escuela primaria. Él da clases de matemáticas en una secundaria. Deciden tener un hijo. Luego de varios intentos fallidos, Auttenberg decide hacerse estudios.

Los resultados son concluyentes: Auttenberg es estéril. Es un golpe bajo para la pareja; sin embargo, Reynolds decide apoyar a su esposo. 1988, la pareja decide tomarse unas vacaciones.

El lugar elegido es Odgen, en Utah. Allí pasan una semana en la que son demorados por la policía por bañarse en una zona no permitida del río Weber.

En 1990 la pareja se muda a una casa en Auburn, Indiana. Adoptan un perro de la calle al que le ponen de nombre Curtis. Todo parece marchar sobre ruedas. La mañana del 21 de octubre de ese año, Auttenberg se reporta enfermo; Reynolds va a trabajar como todos los días.

Una colega de ella, Scarlett Outterridge, dijo lo siguiente: “Ese día llegó preocupada a la escuela. Dijo que se sentía mal por dejar a su marido enfermo en casa. Sin embargo, yo no noté nada extraño. Le dije que se iba a recuperar. Ese día la jornada de clases terminó dos horas antes ya que su curso y el mío tenían programada una visita al museo”.

Y fue debido a esta visita al museo que Caroline se retira antes de la escuela y se dirige a su casa. Allí se encuentra con una escena que no se imagina: su marido está desnudo en la cama con Tiffany Plaskett, la mejor amiga de ella. Caroline abandona corriendo la casa. 

Esa noche no vuelve para la cena. Al día siguiente, vuelve y tiene una charla con su esposo en la que le dice que lo perdona. Las cosas parecen volver a la normalidad. Pero la realidad es que Reynolds queda resentida y planea una venganza macabra.

Los detalles de la muerte de August Auttenberg se conocen ya que la misma Reynolds filmó el proceso vanidosamente.

Las imágenes son muy cruentas, por lo que hemos decidido dar sólo algunos detalles. Este es un extracto del audio del vídeo: Con esta pinza, a la que le puse de nombre Kelly, voy a arrancarte las uñas de los pies. (GRITOS) ¿Así gritaba mi mejor amiga cuando la fornicabas? (GRITOS “¡Maldita demente!”) ¿Demente? No sabes lo que es estar demente. Con esta pinza, a la que me gusta llamar Jones, voy a arrancarte las tetillas. Tranquilo, no vas a desmayarte por el dolor, te voy a inyectar glutamato y, mira qué linda esposa que soy, te traje una película pornográfica para que disfrutes. (GRITOS)

Tiffany Plaskett fue hallada sin vida en una banquina dos semanas más tarde. Según las autopsias, llevaba 9 días muerta.

Caroline Reynolds fue condenada a morir bajo inyección letal. Su última cena: un paquete de Doritos, tres sobres de ketchup y dos latas de Coca Cola.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta