cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Carta a opá (1)
Humor |
16.10.14
  • 0
  • 0
  • 1460
Sinopsis

Porque de vez en cuando hay que sacar los pies del plato.

CAPITAL DE ESPAÑA A PRIMEROS DE ENERO DEL AÑO EN CURSO

Querido opá

                  Después que cogí el tren esta mañana temprano, cogí también la primera mojá del año porque esta mañana llovía como nunca he visto yo por esos campos de dios y dio la casualidad de que estábamos esperando al sargento que tenía que venir con nosotros y como no había otro que nos llevara, pues de tanto esperar terminamos como cuando se cayó el tío Lucas en la alberca de endulzar los choches y el coche que no arrancaba y nosotros todos encogiitos por el frío y el tío asomó la gaita justo cuando ya no llovía, pues bueno así fue como empezó el día, son la once y media de la noche y estamos esperando, otro mando que está tardando y aquí más de uno se está ya hartando de la meli que lleva, pues por fin arrancó el tren y yo me dije para mi mismo: ahora enseguidita que arranque, lo pies palante, la cabeza para detrás y a sobá hasta el día ante de la licencia, un mojón para mi como la cagá nuestra vaca cuando está estreñía, el sargento arrugó el bigote y dijo que en el tren formalidad o íbamos a hacer los setecientos  kilómetros y pico corriendo detrás, como tú ya sabes que yo para eso de correr soy más bien vago, me lo pensé mejor y me dije pa mí: ahora saco la carta que traigo aquí para casos de aburrimiento, empico a mis compañeros y les saco hasta el ultimo duro, mojón duro de nuevo porque me limpiaron en media hora, ahora que lo que me limpiaron era de mi reculta, que lo tuyo todavía no lo he tocado y aviao voy porque no creo que lo toque, te acuerda que me dijiste mucha veces, cuidado con el paquete de lo fiambre, mucho ojito que te lo roban en cuantito te descuide, ojo en la estación, pues no me lo quitaron en la estación ni el en tren tampoco, me lo limpiaron cuando entré a comprar tabaco ante de ir a la estación, maldición le cayera a quien fue y se llevara diez año con la enfermedad que le entró a la perra, pobrecilla que todavía me acuerdo de cómo se revolcaba por el estercolero, y luego nos dieron una bolsa con un cacho pan duro y chorizo de ese que se destiñe tó, y yo me lo jamé casi ante de arrancar el tren y después resulta que era para todo día, así que ahora tengo más hambre que tú cuando chico que te metiste en una cueva y tardaste tres día en dar con la salida, vida esta, pero como hay gente pa tó, yo me he hecho de un amigo que me dio de su fiambrera y hasta me lió un cigarro para que fumara, el muy majara gasta un tabaco más raro, olía a yerba cuando está verde, en el camino no hemos fumado unos pocos y el parece que se mareó porque le entró sueño y empezó a decir cosas raras de viajes y no sé que zarandajas, se ve que no está acostumbrado a los ideales como yo, me acuerdo mucho de omá y del Sepri, que no le queda meli, a lo mejor para cuando venga ya se a acabado esto de tener que emigrar, pues como te iba diciendo el día se me hizo más largo que el rollo del alcalde el día de la fiesta mayor, ya me he enterado de mucha cosa en el tren de lo que hacen en la meli y me parece a mí que en vez  de un hombre voy a volver hecho un gilipollas de esos pues dicen mis compañeros que le hacen a uno más guarrás que la hostia, lo que más gracia me ha hecho es que dicen que cuidado con el dinero, pues a mi como no me quiten el anillo de plata, claro que como lo intenten le endiño a uno un bocado en la mano que se va a tener que poner dedos de palo, después me contaron que hacen a uno mucha perrería lo veterano que no están esperando en el cuartel pues conmigo mucho cuidado que igual me da llevarme toda la vida en la meli, pa lo que uno pinta en el mundo, pero también me han dicho que allí en la capital hay muchas diversiones y mucho ganao con falda, que tú ya me entiendes  ve aflojando el ladrillo que para eso se ha pasado uno veinte año hecho un cabrito por esos montes de dios y que si ahora que tiene ocasión de ver mundo no lo hace igual mañana la espicho y me voy pallá lo mismo que vine pacá, y muchos besos para omá que le diga que para cuando vaya con permiso ya le llevaré algún survení de esos y cuando me escribas me dice como andan los animales que quiera o no uno se acuerda de ellos a pesar de las muchas pedrá que le ha pegado, mucho besos y abrazos y todas esas cosas que uno no sabe explicar como dios manda.

Currillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Desenlace de esta historia que espero les haya gustado.

    Hacer turismo en esta época del año es algo muy corriente, pero no crean que siempre las cosas son lo que parecen...

    Del libro de microrelatos Breviario para tardes de lluvia

    Pues aquí está el desenlace de esta historia. Ha tardardo algún tiempo,pero al final está conseguido. Lo dejo para vuestra consideración, compañeros. Saludos

    Aquí les dejo la primera parte de un nuevo relato, que espero sea del gusto de unos y otros.

    Aquí os dejo un micro de mi última publicación: Breviario para tardes de lluvia.

    Parecía que no iba a llegar nunca, pero al final llegó: Aquí les dejo la tercera y última parte de este relato, que espero puedan disfrutar.

    Se resiste a salir la segunda parte, no se qué ocurre, pero ahí va un nuuevo intento.

    En una plaza cualquiera de una ciudad cualquiera, una tarde cualquiera, puede suceder cualquier cosa...

    Les dejo el relato completo para aquellos lectores que gustan leer las historias de una vez y no por entregas, como ha ocurrido en este caso. Espero que la fisfruten. Saludos cordiales para todos.

  • 115
  • 4.71
  • 87

Tengo a la Literatura por bandera dentro del convulso mundo que nos ha tocado vivir.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta