cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
CARTA DE DEVOLUCIÓN
Humor |
20.07.21
  • 5
  • 6
  • 734
Sinopsis

A veces, algún hecho revela lo que no habíamos podido esclarecer.

Por el balcón que da al poniente, la hora dorada brinda un espectáculo inenarrable.

Dana mece una copa de vino chardonnay con su mano izquierda.

El sol aún tiene fuerzas para entibiar su piel. La brisa arrastra aromas verde suaves desde la campiña.

Mira a Saúl compenetrado en su consola de video juegos. No se percata de lo que acontece en derredor. Con ojos brillantes el gamer exuda pasión.

Se entrega a la tarea de recordar. ¿Cuánto tiempo hace que vive con ella?

¿Un mes?  ¿Ya hace un mes desde la tarde en que llegó al bar?  

Se acercó a solicitar colaboración a voluntad a cambio de un dibujo muy bonito realizado con grafito. Contó que había quedado sin trabajo. Alguien puso billetes de poca monta sobre la mesa. Más sencillo que atender el real problema.

Joven, buen mozo, con parla y talento. Un desperdicio dejarlo en la calle. Ofrecer la habitación desocupada en su departamento no fue tarea difícil.

Él, agradeció con una sonrisa amplia. Al mudar su tablero de dibujo y el bolso azul marino prometió no olvidar. Vieja frase que se pronuncia en velorios y casamientos y se esfuma con el último cigarrillo.

Dana deja la copa en la baranda del balcón. El espectáculo natural la sensibiliza.

Busca su Tablet y comienza a escribir:

Estimados Esteban y Lila:

Les escribo con lágrimas en los ojos. Desilusionada. Triste.

No lo tomen a mal, no tienen responsabilidad en lo sucedido. Soy consciente que me he precipitado. Les he transferido una presión innecesaria.

Es posible que mi vieja banda de ayudadora compulsiva siga entonando en mi cabeza las mismas canciones repetidas de siempre.

En verdad, estoy atravesando un momento de baja autoestima. Atroz necesidad de sentirme protegida y cuidada.

Estoy convencida que debía escuchar y aceptar el período de adaptación que sugirieron. Tener la certeza de que podíamos sociabilizar.

¡Soy una tonta! ¡Peor, una ilusa! Supuse que podía aportar soluciones a mi vida. ¡Embellecerla!

Demasiado tiempo viviendo en soledad. No soy una roca, ¿me comprenden?

Muchas de mis amigas luego de variadas experiencias de convivencia o alejarse de la casa de sus padres, se sienten felices, liberadas. En cambio, yo, padezco estados depresivos. Mis comportamientos han ido variando hasta llegar a límites extremos.

Últimamente me he descubierto hablando en voz alta conmigo misma:

Cómo colgar la ropa para que no esté arrugada. Recito el paso a paso de cada receta y consulto si voy bien. Canto en el baño y termino discutiendo cuando no es la letra correcta.

Tal vez por eso he tomado una decisión errónea.

Presentí que sería la compañía adecuada. Alguien con quien hablar, salir de paseo, sentarnos en el césped y jugar.

¡Daría que hablar a mis vecinos!

¿Por qué voy a negarlo? ¡Qué revienten de envidia me parece fantástico!

Sin embargo, con el correr de los días he vuelto a experimentar esa sensación de vacío que, sólo supero cuando voy al supermercado y me doy los gustos que merezco.

Me causa mucho dolor reconocer que transcurridos treinta días no hace otra cosa que vagar por el departamento sin registrarme.

He fracasado, lo confieso. No hemos logrado avances sustanciales. No se ha producido ningún acercamiento o intercambio afectivo. Nunca viene a la cama cuando le llamo.

A veces nos cruzamos en la puerta del baño y emite sonidos extraños. A pesar de contar con dos comidas diarias abundantes merodea el tacho de basura. El lunes horneé un pollo y por poco me muerde.

No desea salir a pasear por el barrio. La situación es frustrante por duplicado, no puedo recrearme ni presumir.

Me pone de mal humor llegar a casa y no recibir un saludo. Una manifestación de alegría tras no habernos visto en todo el día. Al fin y al cabo, soy la que paga las cuentas. ¡Necesito una retribución!

No quiero parecer pesada. Ni robarles más tiempo.

Con el corazón retorcido en medio del pecho debo decir que ya no me siento cómoda en mi propia casa. Por lo tanto, he tomado una decisión indeclinable:

Mañana parto rumbo a Pamplona por razones de trabajo.

He encomendado al portero que les devuelva la perra Rottweiler que me deiran en adopción responsable y que, cuando Saúl salga del departamento, cambie la cerradura.

Sin otro particular, les envío esta carta de devolución.

Atte. Dana.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Eso sucede. En ocasiones queremos salir de la rutina y no encontramos una buena salida. Saludos.
    Confundida dos veces con la intención de tu relato, me has sorprendido con el giro de la perra. Si uno no está bien consigo mismo, difícil conseguirlo añadiendo errores a su vida. Un abrazo, Roluma!
    Cuando uno es buena compañía para si mismo, lo es también para los demás, personas o un amenazador perro...Ojalá que el personaje se encuentre a sí misma en Pamplona.Saludos!
    En verdad cuando se vive mucho tiempo en soledad, uno se adapta a este estado y luego cuesta mucho estar con otra persona, y todo se vuelve extaño para uno.
    Por allí he leído, que son los animales, que seleccionan a sus dueños...Definitivamente, el instinto de la rottweiler, no se encontró en la ruta del raciocinio de Dana. Me gustó !! Saludos apreciado Roluma.
    yo le hubiera largado el rottweiler a Saul......
  • Jirones de la vida diaria.

    Anduriña oficia el funeral de su madre.

    COLECCIÓN PERSONAJES DEL BAR DEL GALLEGO

    COLECCIÓN DE PERSONAJES DE LA CIUDAD

    LUGARES DE ALGUNA CIUDAD Y SUS PERSONAJES. COLECCIÓN DE EJERCICIOS DE ESCRITURAS.

    A veces, algún hecho revela lo que no habíamos podido esclarecer.

    Curso acelerado sobre amor

    Serie historias de vida.

    Un guapo del 900, en el escenario del Río de la Plata. Un "ex" malevo atormentado por sus dudas existenciales, cuenta en el café una parte de la historia que lo desespera. Esperando que alguien invente de una buena vez el psicoanálisis, recurre a este método para sacar afuera lo que lo carcome.

    Feliz día del escritor (al menos en Argentina) Un reconocimiento a todos quienes hallan placer al momento de sentarse a escribir, A quienes además de escribir, tienen la generosidad de difundir el trabajo de colegas de toda América. A quienes son capaces de hablar y denunciar todos los temas, tal cual el caso y por eso debe ser la rima, de la querible Ana Pirela. Un saludo Walter Rotela con tu página en blanco y gracias por tu labor incansable, al mostrar un camino para tanta gente que comienza o necesita un faro. https://open.spotify.com/show/7KZBOLYsqghkHueEvKUQ4t...

  • 89
  • 4.52
  • 278

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta