cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Christopher Tolkien: El guardián de un legado
Reales |
23.01.20
  • 4
  • 3
  • 964
Sinopsis

En memoria de un personaje recientemente fallecido.

El 16 de enero de este año, la vida de Christopher Tolkien llegó a su fin, a la longeva edad de 95 años. Él fue el tercero de los cuatro hijos procreados por el célebre autor J.R.R. Tolkien y su esposa Edith; y también sería el que, al cabo de los años, se convertiría en el mayor difusor y protector de la memoria y obra de su padre; logrando no sólo que las nuevas generaciones llegaran a conocerla, sino también manteniéndola vigente a lo largo de las décadas con la publicación de nuevos e inéditos trabajos literarios.

Desde temprana edad, Christopher (nombrado así en honor a un amigo de juventud de su progenitor), fue el que mostró más curiosidad por aquellas narraciones y poemas que John Ronald redactaba en la intimidad de su casa. De hecho, una anécdota muy difundida cuenta que, empezando a escribir lo que ahora conocemos como El hobbit, el niño le señaló a su papá una serie de inconsistencias en el vestuario de dos personajes. Conforme el tiempo pasó, el interés de aquel muchacho por aquella tierra imaginaria no menguó, llegando a leer varios fragmentos de los relatos aún sin terminar de la Tierra Media; lo que sería de gran ayuda al momento de compilar y ensamblar todo el material inédito que Tolkien dejó al fallecer en 1973. Con todo ello, se publicaría, a manera de homenaje póstumo, El Silmarillion, una especie de historia universal de todo ese mundo de fantasía.

Pero la labor del hijo del también académico de Oxford no finalizaría ahí. Muchos escritos continuarían descubriéndose con el trascurrir de los años, así como también versiones antiguas de novelas y relatos ya publicados, lo que valdría la salida al mercado de textos como El libro de los cuentos perdidos y Cuentos inconclusos de la Tierra Media y Númenor. También se publicaron varios ensayos, conferencias y traducciones que el profesor Tolkien realizara sobre los mitos y leyendas nórdicas de la Antigüedad y Medievo; como fue el caso de Beowulf (historia que lo apasionaba sobremanera), La caída de Arturo y La leyenda de Sigurd y Gudrun. Mención aparte merecen los libros sobre gramática y pronunciación de los idiomas que Tolkien inventó, así como las compilaciones de dibujos que el autor llegó a elaborar para ilustrar pasajes de sus historias.

Como presidente de la Tolkien Society hasta hace poco, Christopher se encargó de proteger todo aquello por lo que su progenitor había vivido y trabajado durante su existencia; lo que le hizo adoptar posturas un tanto inflexibles y le generó no pocas polémicas. Siempre expresó su rechazo a que se realizaran adaptaciones cinematográficas de las obras de su padre, y nunca vio con buenos ojos las aclamadas películas de El señor de los Anillos; cosa que le causaría conflictos con su propio hijo Simon, quien sí apoyaba la filmación de tales cintas. En los últimos años, y ya mermado por la edad, Christopher se iría retirando del ojo público paulatinamente, no sin antes cumplir una última misión: el lanzamiento de La historia de Beren y Luthien y La caída de Gondolin, libros que narran modo más detallado dos de los cuentos más trascendentes contenidos en El silmarillion.

El fallecimiento de este personaje supone una triste pérdida para la comunidad literaria; pues gracias a él pudimos conocer más, mucho más de aquella Tierra Media que tanto nos fascinó; historias que tristemente hubieran quedado perdidas para siempre de no ser porque Christopher las rescató del olvido y llevó a cabo lo que su padre hubiera deseado: compartirlas con la humanidad. Es por tal razón que le estamos infinita y eternamente agradecidos y esperamos que tenga un tranquilo viaje rumbo a las Tierras Imperecederas para reencontrarse con su querido progenitor.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 143
  • 4.55
  • 105

Apasionada de la literatura desde temprana edad, he comenzado a escribir desde los catorce años, primero por diversión simple, y ahora por una gran pasión y dedicación. Siempre espero innovar y transmitir mis sentimientos a través de las letras.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta