cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
Cleopatra,La reina y la Mujer
Históricos |
15.08.13
  • 0
  • 0
  • 849
Sinopsis

Mezclado en la ficcion y la realidad les traigo un relato de la mujer que cautivo a los hombres mas poderosos de su tiempo y los utilizo para volver a dar gloria a su pais.

Siglos Atras antes de que el imperio romano llegara a su maximo esplendor, antes de que en un lugar de Israel apareciera el cristianismo, antes de todo eso, el mundo vivia en una epoca turbulenta. 

El mundo conocido iba desde el peñon de Gibraltar pasando por los aridos desiertos del norte de Africa hasta la lejana China de la que poco se sabia, el centro de este mundo, el Mar Mediterraneo, un mar que habia dado vida a una serie de civilizaciones y pueblos que habian florecido alrededor de este. De estos muchos habian perdido su gloria como Egipto y otros la estaban viviendo, este era el caso de Roma que era el poder hegemonico en el Mediterraneo, de hecho los romanos habian comenzado a llamarlo Mare Nostrum, en pocas palabras inclusive el mar era su posesion.

Sin embargo en el año 48 antes de Cristo, Roma se veia envuelta en una sangrienta guerra civil, una de las muchas que habia tenido, en ese momento Julio Cesar habia derrotado a Pompeyo en Farsalia, el anciano general, amargado por su derrota buscaba un lugar donde ocultarse, un lugar neutral, un lugar como Egipto. 

Egipto habia perdido su gloria y poderio que tuvo en la epoca de los faraones desde hace siglos, ahora se habia reducido a un estado que estaba muy ocupado en asuntos internos que no estaba preparado para pensar en otra cosa, a duras penas podia defenderse pero necesitaba recuperar su gloria perdida .

En Egipto los Ptolomeos eran la dinastia reinante, en el momento en el que Pompeyo navegaba hacia las costas de Egipto, la familia real estaba envuelta en una de sus usuales intrigas palaciegas que se resumian en una ley, la ley del mas fuerte. Pero quien llevaba la delantera en todo esta carrera por el trono, una mujer, una de las hijas del faraon Ptolomeo XII y la mujer de este relato, Cleopatra.

En Alejandria, Cleopatra estaba en su palacio observando la luna pidiendole a Bastet, la ayuda para poder acceder al trono que compartio con su padre antes que muriera y recuperar la gloria de los grandes faraones. Los pasos de un sirviente se oyen y Un eunuco habia entrado a la habitacion para presentarle un mensaje de alta importancia. 

-Su alteza, el general Duat informa que una flota romana con la insignia de Julio Cesar se acercan a Egipto

-Eso es todo ? eunuco, algun otro mensaje? respondio con desden Cleopatra

-Si su alteza, un bote que llego de Creta informa que un tirreme salido de Grecia lleva a un general romano.

-Se sabe la identidad del general eunuco?

No su majestad. respondio el eunuco

Debe de ser Pompeyo penso Cleopatra, era muy posible que era el, sin embargo sabiendo que lado seria el ganador en la guerra civil y de que lado seria mejor tener como aliado, decidio que dejaria que sus hermanos se encargaran de recibir a Pompeyo y ella y su sequito de Julio Cesar. Era un plan inteligente pero su religiosidad necesitaba confirmacion divina por lo que mando a una criada para que fuera al templo de Isis, su diosa madre para que los sacerdotes vaticinaran cual seria la mejor opcion.

Dias despues el barco de Pompeyo llegaba a Alejandria, al desembarcar fue recibido por una delegacion del faraon Ptolomeo, el hermano de Cleopatra, que era un adolescente de 15 años. 

-Saludos del faraon Ptolomeo, el hijo de Osiris e Isis, la estrella de Egipto, bienvenido sea general Pompeyo Magno

Pompeyo no se sentia seguro por esta delegacion pero que podia hacer, nada salia mal y ademas que podia ganar Egipto al matarlo, sin embargo de la multitud una multitud de hombres sostuvieron a el y a los hombres que desembarcaron con el. 

-Pero... pero que hacen, que demonios intentan hacer pregunto el asustado Pompeyo

-Su muerte nos traera el favor de Julio Cesar

P..P.....Pero que..... que dicen..... 

Un hombre desenvaino su espada y la enterro en el corazon de Pompeyo, los hombres que lo cuidaban fueron degollados y su cabeza fue cortada y guardada en una cesta, la enviaron al palacio de Ptolomeo donde seria preservada hasta que Cesar llegara. Ptolomeo no entendia de politica, ni siquiera entendia porque era faraon y porque seguia peleando tanto con su hermana Cleopatra por el trono. Las personas que estaban detras del poder y en verdad lo poseian eran Potino y Aquilas. 

En el palacio las noticias habian sido motivo de celabracion para estos dos, que mientras jugaban senet, ( el ajedrez egipcio) y bebian una copa de vino sabian que esto les ayudaria a tener el poder y engrandecer su poderio

-Potino, sabes si este golpe de suerte nos va bien, por la gracia de Ra este reino va a recuperar su antigua gloria pregunto  Aquilas

-Si es verdad, pero me pregunto que pasara si no nos ganamos el favor de Cesar

Aquilas pregunto en un tono preocupado - Pero a que te refieres?

-No olvides que tenemos a Cleopatra acechandonos como un chacal y si ella llega a Julio Cesar antes que nosotros estamos perdidos

Aquilas se quedo preocupado  y decidio dejar de jugar, debia rezar a los dioses para que le den suerte.

En ese mismo momento Cesar habia desembarcado finalmente en las costas de Alejandria y mientras observaba la belleza de Egipto, a su mente venian varias ideas entre esta el saber si Pompeyo se encontraba en este lugar y que podia reabastecerse ahi hasta volver a Roma y tomar el poder despues de haber ganado la guerra civil. Al no encontrar recibimiento alguno el mismo se dirigio con sus tropas hasta el palacio donde exigio audiencia con el faraon Ptolomeo. Pronto los fieles sirvientes y verdaderos dueños de Egipto, Aquilas y Potino fueron a saludarlo. 

-Sea bienvenido a Egipto, gran Cesar, estamos a sus ordenes

Cesar no queria hablar con sirvientes queria hablar con el faraon, una persona que jamas habia visto pero habia oido hablar 

-Donde esta el faraon, deseo hablar con el. pregunto Cesar

Su alteza se encuentra indispuesta, respondieron los sirvientes con sorpresa

Cesar sin embargo no escucho esto y se aproximaba a las escaleras con un grupo de soldados, pero antes de llegar a la habitacion del faraon, los sirvientes le informan que le tienen una sorpresa. Extrañado Cesar baja las escaleras y les pregunta cual podria ser esta sorpresa, les dice a sus soldados que se mantengan en posicion defensiva. Potino ordena a un eunuco que les traiga una cesta. Al esperar, Cesar se mostraba mas nervioso y lo unico que oia eran las palabras de Aquilas que decian que era algo que le encantaria. 

Cuando finalmente llego la cesta, Aquilas saco de la cesta una cabeza humana bien conservada, esa cabeza no era de otro sino de la de su enemigo Pompeyo. Aquilas y Potino pensaron que habian ganado sin embargo las cosas no eran asi y la reaccion de Cesar no fue lo que esperaban.

Cesar al ver la cabeza no aguanto esa sorpesa, y aunque hubiera peleado contra Pompeyo durante años tampco olvidaba que habian sido grandes amigos en el pasado y hasta cuñados, al ver esta escena dantesca rompio en lagrimas, algo que jamas habia pasado al poderoso conquistador de la Galia. 

Potino y Aquilas le preguntaron si habia  algo malo que le pasara, Cesar paso de la tristeza al enojo y tiro la cesta al piso y si no hubiera sido por sus soldados hubiera asesinado a esos sirvientes. Con rabia les dijo

- Como se atreven a haber hecho esto, es una verguenza para Egipto,una demostracion de querer inmiscuirse en los asuntos internos de Roma, quien haya hecho esto debera pagar con su vida por esto

Con temor respondieron S....se....se.se.....ñor pensamos que estaria feliz

Cesar no respondio mas y abandono el lugar con una advertencia de que si no traian a los asesinos ante el, Egipto pagaria las consecuencias.

Mientras tanto a las afueras de Alejandria, en su palacio, Cleopatra recibio las noticias de la llegada de Cesar a Egipto, ella ya tenia preparado un plan para atraerlo a su causa por el trono y asi obtener el apoyo de Roma para engrandecer a Egipto, al fin habia llegado la hora para ella,ya no tenia rivales, ni su hermana Arsinoe a la que ya habia asesinado, sin embargo debia ocurrisele un modo para entrar a Alejandria sin ser descubierta por las fuerzas de su hermano, asi que con la ayuda de su consejero decidio que se esconderia en una alfombra, una forma extraña de conocer a una persona, pero ella no estaba intentando hacer un nuevo amigo sino ganar apoyo. Y asi inicia una de las historias mas interesantes que pasaron por las aridas tierras de Egipto

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Un AMOR de verano, un amor de facebook que paso a ser algo mas

    Mezclado en la ficcion y la realidad les traigo un relato de la mujer que cautivo a los hombres mas poderosos de su tiempo y los utilizo para volver a dar gloria a su pais.

  • 2
  • 0.0
  • -

16 años, con varios sueños y varios pensamientos sobre el mundo, me encanta la musica electronica y algunos de sus generos de baile

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta