cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Colores
Reflexiones |
22.04.15
  • 0
  • 0
  • 402
Sinopsis

Me encontraba en mi habitación pensando un unas cuantas de mis ex novias, entré a sus redes sociales para sabes cómo habían estado, me encontré con que ellas ya tenían nuevos amores, más profundos del que habíamos tenido, se veían felices, su vida marchaba de maravilla y sinceramente las envidio desde el punto emocional. No entiendo como ellas ahora pueden tener una relación saludable y  estable, yo lo he tratado de hacer pero siempre me encentro en un vaivén de emociones sin final.

Recordando lo que tuvimos algún día me dí cuenta de que ellas avanzaron en sus relaciones sentimentales las cuales ahora podían decir que son satisfactorias y me puse a pensar por un momento… ¿Cuál era la causa de que ellas ahora eran felices y yo estaba aquí sentado esperando el momento correcto para soltar todos esos recuerdos? Llegué a la conclusión de que debía de soltar todo.

Los besos, caricias e intimidades que tuvimos ahora eran fantasmas en mi vida que me seguían haciendo compañía, no tenía ningún sentido seguir con ellas aunque confieso que aún me atraen físicamente debo de seguir mi camino y dejar esa parte de mi vida.

Los recuerdos van a seguir en mi memoria como una mancha que por más que la limpies no se desvanece, aplicar una capa más de pintura no hará que la mancha se vaya pero sí hará que al aplicar más capas de pintura esta misma se irá decolorando adoptando el color que yo aplique.

Las capas de pintura solo son una referencia vaga y adepta a lo que trato de referirme, creo que cada quien debe de aplicar la pintura a esas manchas que están en nuestra pared, las pintaremos como más nos convenga y decidiremos por cuánto tiempo más se quedará esa mancha, tal vez queramos que unas manchas jamás desaparezcan pero ¿Realmente esas manchas que decidimos no pintar adornan nuestra pared?

 La verdad no lo creo, debemos de seguir viviendo, siento que debemos de soltar lo que ya no tenemos y no nos sirve para  poder seguir haciendo nuestra pared mucha más agradable. Esos sentimientos que mancharon mi pared en su momento deben de perder su color para que yo pueda pintar mi pared a mi gusto.

Claro está que hay manchas que son muy difíciles de pintar y a veces no tenemos la suficiente pintura para desaparecerlas o solamente tenemos miedo de pintarlas y ese es mi caso, tengo miedo de no encontrar más manchas así, me da miedo volver a pintar mi pared y que quede manchada por otra decepción o que mi misma pared se vaya agrietando por la falta de pintura.

Cada quién decide que qué color pinta su pared, a veces puede ser roja, morada, gris, negra o del color que debamos hacerlo en su momento, pero lo que realmente debemos de hacer es seguir pintando, seguir poniendo colores claros u obscuros según sintamos nuestros sentimientos.

 Nuestra pared puede sufrir golpes, grietas, envejecimiento pero con unos buenos arreglos como yo lo he hecho a través de todos estos años, mi pared es muy extensa, tanto que no podría definir cuántos litros de pintura he utilizado pero si de algo estoy seguro es que no importa cuán larga sea nuestra pared siempre podremos resanarla y pintarla de nuevo.

La verdad mi pared no tiene colores definidos pero quiero ponerle tantos colores como sea posible, quiero aventarle a mi pared botes de pintura uno sobre otro, yo no quiero seguir dándole pinceladas, ya no estoy dispuesto a eso.

Hoy quiero pintar mi pared un color rojo intenso que sea el amor que siento, un azul claro en la parte de arriba representando el mismo cielo en el que vivo junto a las personas que han pasado por mi vida y un azul fuerte que sea la fuerza que me lleva a seguir adelante, un amarillo que represente la alegría con la que vivo la vida, el verde para tener la confianza en mí mismo para salir a la calle, naranja por el orgullo de la persona que soy y me he convertido, el rosa para la ternura y sentimiento que me llena de amor, morado para las sorpresas que me depara la vida que sustrae de mi un color diferente, negro para el misterio de lo que viene y de lo que se ha ido, gris para la paz interior, por el momento tengo que pintarla de un color café, marrón tal vez, para mi propia estabilidad.

 

Lo que nunca debemos olvidar es que nuestra pared antes de todos estos colores ha sido y seguirá siendo blanca, sin importar cuántos colores le pongamos, nuestro lienzo es blanco como la pureza de comenzar algo nuevo, algo que nos llene, que nos haga sentir vivos y sobre todo el color de la vida.

Como lo dije y lo repito, cada quien decide pintar su pared de forma diferente, lo que no debemos dejar es dejar de pintar, debemos seguir sintiendo esos colores por muy tenues, profundos o combinados que sean.

 

¿ Y tú de qué color quieres pintar tu pared?

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta