cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Colores - Amarillo
Fantasía |
29.01.17
  • 4
  • 0
  • 637
Sinopsis

El mundo visto desde otro punto de vista.

 

Un nuevo día está despertando, en este planeta.

—Yuuuuhuuuuu —iba a toda velocidad.

El día era claro, y Pedro se levantó, quería probar su nuevo invento en la terraza de su casa.

—Menudas vistas, desde aquí arriba.

Subió por las escaleras, y allá estaba, su pequeño laboratorio, una pequeña terraza llena de robots, maquinas voladoras, y placas solares, que alimentaban la casa.

—Entraremos por la ventana. Qué bien espejos!, Buenos días señora! —la mujer se estaba cambiando en el cuarto de baño, y tenía la ventana abierta, para que no se condensara el vapor de agua, y empapara los espejos.

Pedro, no tenía ganas de esperar, encendió el ordenador, arranco el software que daba vida a su última creación. Un dron, que permitía vigilar una superficie, y avisaba por teléfono.

—Señora, no se preocupe que no miro. Que divertido!, ahora estoy delante, ahora detrás. —Pero la señora hizo que saliera otra vez por la ventana.

Cogió el Dron, lo puso en la zona de despegue, se fue al ordenador y pulso la tecla Return... no pasó nada, Return, Return, fue pulsando repetidamente. brrrrrrrr. Por fin se puso en el aire.

—Vamos a dar una vueltecita, hacia la ventana de enfrente, alehoop, hacia la ventana del otro lado, fiiiuuu, al escaparate de la pastelería, pero que pasteles más buenos.

Fue rastreando todo el perímetro, entonces, Pedro, tecleo los comandos nuevos de vigilancia. REST FIFG UNKH APOP, y pulso Return. El dron parecía volverse loco, a la izquierda a la derecha, arriba, abajo. Pedro tuvo que esquivarlo un par de veces.

—Directos a la Disco!!!. —En ese momento se abríó la puerta de servicio de la disco, por la que entró un señor con una carretilla, hasta arriba de bebidas, para la fiesta de la noche—. Alucinante, a por la Bola!!! UUAJUU —por un momento se iluminó la sala gracias a la bola de espejos de la pista de baile.

Solo podría pararlo ejecutando el comando PIPO, ya que lo que estaba probando era su autonomía. Ayer le instaló un par de mini placas solares, para que se fuera cargando mientras volaba, y así durara más tiempo.

—A toda potencia!!!, !Ojo con las botellas! —volvió por donde entró, cuando salió el hombre llevándose las botellas vacías de la noche anterior

Pero el dron empezó a perder velocidad, y se precipitaba hacia la calle

—Hasta el infinito y más allá! ..., oh no, problemas a la vista —fue hacia la trayectoria del dron.

Algo fallaba el sistema de carga, no estaba activado!. Tan acostumbrado a ejecutar los mismos comandos se olvido de teclear RAYO, rápidamente fue al ordenador, tecleo RAYO y pulso Return!.

—Objeto volador a las 3, y es opaco. Peligro!!!. —Aunque no del todo.

Solo un milagro podría hacer remontar el vuelo del pequeño dron.

—UUUOOOP. —Se estrelló con un destello luminoso.

La pequeña placa solar captó un potente rayo que automáticamente, paso al sistema de carga, con la energía suficiente para hacer remontar el vuelo del dron.

—Ziiiiiiiiiippp.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Inspirado por Roberto Berríos con su “¿PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA?”. Me surge esta reflexión.

    Es un nuevo día. Como describirlo en una palabra. !Arcoíris¡ Dedicado a las Rosas eternas de Denia.

    Ayer un coche me atropelló, y el conductor de rositas casi se largó. Este podría ser el resumen poético del suceso que a continuación detallo con pelos y señales, hasta donde mi memoria alcanza, la he dividido en el antes, durante y después. No perdáis detalle de hasta dónde llega la inquina humana.

    Esta noche Alice había quedado con sus amigas, Claire y Monic. Aunque alguien más se va a apuntar. ¿Quizás seas tú? ¡Estás invitado!

    Inspirado por el relato “Se comenta” de Gustavo L. Ruiz. http://www.tusrelatos.com/relatos/se-comenta . Es una reflexión poética.

    Podría ser más larga, y también más corta. Pero el juez así quiso, que fuera este guiso. (Dedicado a Leon27, Fenix y tantos otros, también yo, cuando toque)

    Recuerdas a Alice. Hoy hay fiesta en la oficina. Una, con algo distinto. Estas invitado. ¿Te la vas a perder?

    A veces no sabemos o vemos qué es lo que tenemos, hasta que lo perdemos. Entonces nos damos cuenta de lo que hemos perdido, y por qué. ¡Gracias Mario Cavara! Espoleado por tu comentario, y haciendo honor a la máxima de mi perfil hago este (plus).

    Muchas veces, no sabemos lo que tenemos entre las manos.

    Inspirado por la reflexión “Ahora” de “aneleher”.

  • 17
  • 4.54
  • 303

En algún momento siempre habrá alguien que lo hará mejor que tú. ¡Incluso tú mismo!.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta