cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Colores - Azul
Fantasía |
03.02.17
  • 4
  • 1
  • 677
Sinopsis

El mundo desde otro punto de vista.

—Oaahhh. —se despertó—. Que blanco se ve todo, vámonos de viaje. Como me gusta la velocidad, y ese aire fresquito acariciando.

El muchacho se fue a comprar al supermercado. Su madre le había encargado que comprara unos frankfurts, ketchup, una bolsa de patatas, y unas cuantas naranjas. Pero tenía que darse prisa, había quedado con su novia.

—Atención, nos aproximamos a la tierra rápidamente, ojo con el impacto— Chof, se escuchó.

Se encontraron en el parque donde vivía ella, estaba algo lejos del supermercado. Se dieron un beso y le dijo que tenía que ir a comprar. Su casa estaba a quince minutos de él, un paseo. Y el supermercado estaba donde vivía él. Ella le acompaño.

—Me tocó explorar el terreno, hojas, tierra, raíces, estas rocas, son algo ásperas. Mira una corriente, vamos a seguirla. ¿A dónde nos llevará?.

Vieron a lo lejos una tormenta que se acercaba rápidamente y tuvieron que ir corriendo.

—Se ve una luz al final. Hey. ¡Esto ya no es tierra es metal!. Y ese ruido— fffsssschh, se escuchaba. Bueno con lo divertido que era. Porque nos han encerrado. ¿Y ahora donde nos llevan? ¡Cuántos coches!

Iban corriendo cogidos de la mano, algo incomodo para correr, pero se les hizo bastante corto, allí estaba el Super.

—Creo que nos llevan a ese sitio. Que ajetreo, para arriba, para abajo, y ahora nos ponen en fila, menos mal que estoy en primera línea. En el otro lado son de color oscuro, que les habrá pasado, y allá a la izquierda son rubios.

Por fin llegaron al supermercado. El fue cogiendo lo que le había puesto en la lista su madre. Los frankfurts..., el ketchup, las patas fritas, y las naranjas. La muchacha fue buscando por las estanterías. Vio las, cervezas, las Colas, y al otro lado. ¡Ahí estaban!.

—Mira esa pareja de enamorados. ¡Hey sácanos de aquí!. Menos mal, nos han elegido.

Cogió una y se fueron a pagar a la cajera. Ella tenía tanta sed, depués de la pequeña carrera, que abrió la botella.

—Eso, abre esto, que nos asfixiamos. —Glop, Glop, se escuchaba mientras la muchacha se bebía el agua.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola, me gustó tu historia te orilla a pensar. Por cierto, las palabras que no entendías estaban mal escritas: faltriqueras: bolsillos; zumbaban. Me gusta como piensas, espero le des continuidad a estos cuentos.
  • Inspirado por Roberto Berríos con su “¿PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA?”. Me surge esta reflexión.

    Es un nuevo día. Como describirlo en una palabra. !Arcoíris¡ Dedicado a las Rosas eternas de Denia.

    Ayer un coche me atropelló, y el conductor de rositas casi se largó. Este podría ser el resumen poético del suceso que a continuación detallo con pelos y señales, hasta donde mi memoria alcanza, la he dividido en el antes, durante y después. No perdáis detalle de hasta dónde llega la inquina humana.

    Esta noche Alice había quedado con sus amigas, Claire y Monic. Aunque alguien más se va a apuntar. ¿Quizás seas tú? ¡Estás invitado!

    Inspirado por el relato “Se comenta” de Gustavo L. Ruiz. http://www.tusrelatos.com/relatos/se-comenta . Es una reflexión poética.

    Podría ser más larga, y también más corta. Pero el juez así quiso, que fuera este guiso. (Dedicado a Leon27, Fenix y tantos otros, también yo, cuando toque)

    Recuerdas a Alice. Hoy hay fiesta en la oficina. Una, con algo distinto. Estas invitado. ¿Te la vas a perder?

    A veces no sabemos o vemos qué es lo que tenemos, hasta que lo perdemos. Entonces nos damos cuenta de lo que hemos perdido, y por qué. ¡Gracias Mario Cavara! Espoleado por tu comentario, y haciendo honor a la máxima de mi perfil hago este (plus).

    Muchas veces, no sabemos lo que tenemos entre las manos.

    Inspirado por la reflexión “Ahora” de “aneleher”.

  • 17
  • 4.54
  • 305

En algún momento siempre habrá alguien que lo hará mejor que tú. ¡Incluso tú mismo!.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta