cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Colores inapropiados
Varios |
23.12.14
  • 4
  • 0
  • 1414
Sinopsis

Sus ojos se escondían en la penumbra que el sombrero proyectaba sobre ellos. Las solapas levantadas de un abrigo largo cubrían su cuello y parte de su rostro. Únicamente un puro que asomaba entre las canas de un espeso bigote servían para identificar al inspector Black. Le acompañaba el sargento White, un tipo de color de casi dos metros que vestía ropa de vivos colores, unas gafas de sol enormes y un buen puñado de abalorios de escaso valor y peso excesivo. Un viejo Plymouth Fury, con una sirena magnetizada que los identificaba como policías, se hallaba aparcado en mitad de la calle, cerrando el perímetro de seguridad reservado a los agentes del orden. El asesinato de la señora Green en la pequeña población de Glenwood City, en el estado de Wisconsin, había conmocionado a sus poco más de mil habitantes. Varios disparos a bocajarro habían destrozado el rostro y la permanente de la pobre señora Green, que el día anterior se había pasado media mañana en la peluquería Pink Fashion.

Un corrillo de señoras, vecinas de la fallecida, con peinados de excesiva laca y pestañas kilométricas, daban su versión de los hechos.

-¡Por favor señoras…, de una en una!- exclamó el inspector Black, alzando su voz aguda y sorprendiendo a las cuarentonas que no entendían que un tipo con apariencia tan varonil tuviera una voz de soprano tan ridícula.

Una de ellas se erigió en portavoz y explicó que estaban desayunando con la señora Green junto al ventanal de la cafetería situada ahora a sus espaldas . Al parecer ésta vió a alguien que hizo que saliera de la cafetería con mucha prisa.

-¡Ni tan siquiera pagó!- añadió la más joven de ellas

-Vimos a un muchacho negro, un tal Brown, que charlaba con ella.-continuó explicando la portavoz.

-Dicen que el joven Brown es un amante de primera.- apostilló con media sonrisa la de pelo más rubio.

-Tras unos primeros minutos de cotilleo dejamos de prestarles atención y entonces fue cuando sonaron los disparos. El cuerpo de la pobre señora Green estaba igual que sigue ahora… ¡Dios mío! –se desmoronó y un llanto de horror le impidió continuar.

Las otras tres señoras abrazaron a la portavoz en un intento demasiado agobiante de consolarla.

-¡Encuentren a ese joven! ¡Merece achicharrarse en la silla eléctrica!-dijo excitada la señora de azul, que ofrecía un generoso escote y provocaba que su cara fuera obviada por los policías.

Black  miró a White, que aún no había despegado los labios, meneando la cabeza en un gesto de negación o de incredulidad.

-¿Qué te parece sargento?- preguntó Black

-Creo que el pobre muchacho deberá cambiarse el nombre y el color de su piel. Es el quinto asesinato en que aparece como sospechoso. Curiosamente los dos últimos han tenido lugar a la misma hora y a más de cuarenta millas de distancia. Desde que su foto apareció en los periódicos como sospechoso de aquella terrible violación, es el candidato perfecto para culparle de cualquier crimen de este maldito condado.

-Bien señoras, vayan circulando por favor. Ahora necesitamos acabar nuestra faena y encontrar al culpable.-dijo White, con una voz profunda y convincente, apartando a las señoras a un lado.

Black  lanzó el puro junto al Plymouth y escondió sus manos en los bolsillos del abrigo

-No sé hasta cuando va a durar este jodido frío.- exclamó mirando hacia el cielo que mostraba el azul más intenso de los últimos meses.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta