cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Como aquel cubito de hielo.
Varios |
14.06.20
  • 4
  • 2
  • 278
Sinopsis

A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

Como un cubito de hielo que se resiste a desaparecer dentro de la copa donde se encuentra un resto de licor, a veces las ganas de reprimirnos a la hora de querer decir algo va menguando con el tiempo.

Una caricia por deliciosa que sea no debe convertirse en un lazo de compromiso que mate a aquello por lo que empezó su recorrido, la noche se vuelve cómplice mientras la luna se refleja en el lago proporcionando la luz necesaria para que el vestido acabe en el suelo y su piel quede al descubierto.

La hierba esta mojada, la niebla anuncia su presencia, pero el calor que emana entre los dos en ese momento crea un microcosmo donde nada más allá de mitigar el deseo importa.

Las manos no pueden parar de moverse, los labios se secan y humedecen una vez tras otra, mientras el lago los acogen pese al frio que no para de llegar.

Una de las cosas más placenteras de este lugar es la intimidad que proporcionan a las parejas que se pierden por allí, y más aún si conocen algunos de los rincones donde no se puede acceder a no ser que conozcas como llegar.

Todo tiene un comienzo y un final y tras llegar este empiezan a caminar por los matorrales subiendo la cuesta; saben por dónde van, no es la primera vez  que lo recorren.

Llegan a la reja, sacan la llave y abre la puerta; como dije anteriormente no hay nada como conocer el lugar, salvo vivir en él.

La acompaña a la puerta, se despiden, ella se monta en el coche y se va; él se dirige al porche y enciende el farolillo que se encuentra en el porche trasero, aquel desde el que se ve el lago, mientras su corazón parcheado por los cirujanos una y otra vez, intenta recobrarse como aquel cubito de hielo que intenta no desaparecer demasiado pronto, aunque sabe que cada vez cuesta mas lograrlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • ...donde nada más allá de mitigar el deseo importa... Esos instantes de locura, son impagables, hay que aprovecharlos y atesorarlos mientras se puede, como si de un hermoso viaje y sus recuerdos se tratara. Me encantó, querido Cometa. Un abrazo.
    Nuestro corazón siempre es un cubito de hielo que aspira a absorver la últimas gotas del licor del amor. Será porque andamos siempre necesitados de ello. Este maravilloso rincón del lago para este hombre siempre tendrá una significación especia, y a todos nos gustaría tener un rincón como éste en el que hayamos tenido aventuras amorosas. ¿De qué lugar eres de Andalucía?
  • Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

  • 1122
  • 4.58
  • 7

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta