cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Como cualquier otro loco
Amor |
03.01.15
  • 0
  • 0
  • 470
Sinopsis

Una sociedad de almas turbias perdidas en noches de insomnio, mentes castigadas y pensamientos cargados.

Como cualquier otro loco. Una sociedad de almas turbias perdidas en noches de insomnio, mentes castigadas y pensamientos cargados. Genios perdidos. Un mundo levantado sobre piedras imperfectas por personas desalmadas para que otras sin moral se destruyan en las bebidas de la certidumbre y los ojos amoratados. Dolor en las sienes. Lágrimas destronadas por la sequedad. Mandíbulas apretadas y música de bajos momentos repitiéndose en los tímpanos. La admiración y el asco unidos crean una sensación única y destructiva. La genialidad y la locura de la mano. Entramados demasiado complejos. Redes tan enrevesadas y extensas. Límites infinitos, insumisos, indomables. Mentes que estallan. Mentes que vuelan. Mentes que idean y fallan. Pero tan dobladas que retornar a probar del cáliz de la tentativa a sabiendas de que el tiempo apremia y la vida azota. Pero aquí estamos, y seguiremos intentándolo, pequeña sociedad de noches al vuelo. Y no dudéis ni por un instante, pequeños roedores, que de allí nace la motivación. De aquella cordura desmedida parida en estos valles de oscuridad nocturna, crece la convicción y las ideas más sinceras. La necesidad dé por. La soga atada al cuello que desatamos con un descubrimiento. Y el mío, es matar. Me divierten las luces azules. Las personas del mundo pensando en sus diminutas cabezas cómo llegar a mí. Estoy en un plano superior, más allá de las complejas convicciones del no saber, hasta ahora solo superadas por las incongruencias del saber un poco. Mis queridos ratones, llegué al siguiente nivel y es por eso que jamás daréis un paso al frente. El siguiente escalón no era más que el saber lo único que necesito saber, y absolutamente nada más. Una sola cosa, tan perfecta, tan inusual. Jamás podréis alcanzarme aquí, pero podéis intentarlo, y ese es mi mayor gozo. Buenas noches pequeños ratones. Sólo las tinieblas esperan mi regreso. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta