cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Como un enterrador responsable
Reales |
11.04.12
  • 4
  • 3
  • 1625
Sinopsis

Quizá me cuelguen por esto, pero me da lo mismo. Es ficción y soy libre en lo que escribo.

Me levanto al alba, ojeroso y cansado, como un enterrador responsable. Abro el desplegable de mi jornada bien temprano, soy muy disciplinado y trabajador.

Desayuno al abrigo de una lámpara minúscula que me aparta del inventario de la oscuridad, que hurga en el corazón del silencio.

Luego dar vueltas a esto. A lo otro. Que si esto. Que si lo otro. Así transcurren mis horas. El desperdicio que encarno, la insensatez que personifico. Mi cabeza es una esfera de bingo repleta de bolas que no traerán premio, pero se complace con el vaivén del sorteo, la papeleta inútil, el desvarío escogido.

Mi vida es servir a los demás. Y follar. Follar y servir a los demás. O quizás servirlos mientras me los follo, a un tiempo. Que me sirvan para follar, es la medida de mi tiempo. Creo. Pero no resuelvo nada. Y mientras tanto, no decido, que es lo que me aterra.

Porque yo soy mis miedos, tengo que decirlo. Miedo a las decisiones. Miedo al vacío de saberme herido. Miedo al compromiso; el compromiso es un dolor diferido en el tiempo. Miedo a la elección. A la erección –no satisfecha–. Ya me veis. ¿O no? Espero que no.

Es lo de siempre. Nunca he querido iniciar una relación, pero he ansiado follar como un babuino. Los seres humanos somos primarios, desprovistos de sentido. Y eso que me costó tanto tiempo aceptar de mí mismo es lo que resultó en configurar mi vida. Ahora sirvo a la comunidad. Y fornico. Soy un buen hombre con “el follar” dirigiendo este vano cerebro con el piloto automático puesto y la polla perdida en algún orificio.

De joven era más difícil, porque debía elegir y la libertad de elección aterra. Pero la vida consiste en ser dirigido desde el momento en que tomas un par de decisiones fundamentales. Luego da igual lamentarse. El sedal del mañana tira de la quijada de los estafados por sí mismos.

Mi gran miedo siempre ha sido enamorarme, vivir un amor intenso, esclavizante. Las relaciones sentimentales como peaje lógico de la posesión física. Yo no alcanzaba a comprender aquello tan complejo, yo sólo quería follar como antídoto contra el hastío. Por eso elegí esto: servir y follar, follar y servir.

Y es bonito formar parte de un todo más grande, un todo comprensivo. Sentirse respaldado, protegido, dispensado en mis pequeñas infamias, mis pequeños descuidos. Encubierto, qué cojones.

Y follo, follo un montón. Me encanta. Y cuando no lo hago pienso en ello. Debo estar poseído. Tal vez debiera haber escogido la carrera de actor porno. Pero no, no me gustan esas tetonas oxigenadas de cuerpos angulosos, con un alma poseída por el botox. Ni esos musculosos centinelas del émbolo que les confiere sentido. No, a mí me gustan los chicos, los colegiales, los niños. Y por eso sirvo y follo, follo y sirvo. Lo que me hace feliz me confiere sentido. Ayudo a los demás y me cobro una caricia, una paja, un polvete distraído.

Creo que elegí bien. Creo que ser párroco es lo mío.

Ahora me siento mal, por mí mismo. Me voy al confesionario. A redimir mis pecados. Y los de mis niños.

Amén.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Las cuatro estrellas es porque el tema duele, como todo lo que te he leído. Pero te mereces cinco. Me ha gustado mucho.
    No creo que te cuelguen, aunque una pequeña excomunión sí jajajjajajajjjajjajajaj. Un placer haber pasado. Saludos.
  • He vuelto para marcharme. Y os odio a todos.

    Tu, tu, tu, tu, tuuuu...

    Por qué no escribes nada últimamente. ¿Y quién cojones lo va a leer, a quién le interesa lo que tenga que decir?

    Ilia y Stasia follando como animales de bellota. Como si no hubiera un mañana. Y yo al lado, enterándome de todo. Nunca me lo he montado demasiado bien, pero creo que ahora he terminado de cagarla. Si alargara un poco el brazo y me lo propusiera, podría agarrarle el nabo a ese sinvergüenza.

    Chupo de un coco. El coco tiene la parte superior abierta y dentro le echan un mejunje rollo hawaiano. El líquido es azul y parece como una pequeña piscinita. Qué gracia, una piscinita. Un pelo del exterior del coco se sale y cae en la piscinita. Ahí va un pelo de coño tropical a joder la depuradora de mi mierda de cóctel.

    This is the new shit: http://bufondevoz.blogspot.com.es/

    Es a veces la existencia un exabrupto tan obsceno.

    Broum, broum! Un rugido que parece un eructo aguardentoso, y luego se cala. Bufidos. El contacto sonando como una carraca masajeando carne picada.

    –¡No dispares a Little Bill, no lo hagas! –grita una lavandera. –¡Está en el suelo, no puede defenderse! ¡Disparar a un hombre así es de cobardes! –dice un cuatrero. Y yo disparo. Un poco por ver qué pasa. Otro poco por aburrimiento. Algo tendré que hacer.

    Vivo gracias a la voluntad de mantenerme en las posiciones perdidas de la vida: soy un idealista en el desierto.

  • 52
  • 4.47
  • 426

Soy mi propio abuelo viendo a mi infancia jugar

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta