cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Confesión de un profesor
Amor |
16.11.20
  • 4
  • 5
  • 326
Sinopsis

Gracias por sus lecturas y comentarios.

Cuando la vi por primera vez sentí una extraña sensación. No podía dejar de mirar a la nueva alumna que había ingresado a mi clase. De pronto empecé a preocuparme por mi apariencia física, el de usar camisas o lociones nuevas, todo para que ella lo notará. Cada vez que la veía hablando animada  con otros profesores, los celos me invadían era como si ellos me estuvieran robando su atención; atención que anhelaba con ímpetu. Muchas veces quise quedarme a solas con ella en el salón pero mi ética como profesor me impedía hacerlo. Me atraía tanto, la deseaba completamente, incluso soñaba con ella. Disfrutaba pasar por su lado mientras todos mis alumnos estaban concentrados en sus ejercicios de traducción. Allí estaba la joven de mis sueños, descubriéndose el cuello, ese cuello que me invitaba a humedecer lo con mis besos. Esa dulce aroma de su perfume me hacía alucinar, me podía  imaginar que tenía la plena libertad de tocar su piel blanca y tersa con mis dedos, saborear la miel que se ocultaba en sus labios. Cada vez que clavaba sus ojos en los míos mi corazón se aceleraba, por un momento quise posar su mano sobre mi pecho para que sintiera los latidos de mi corazón. Sin embargo mi amor por ella quedo atrapado en el silencio total. Era un amor prohibido, pues yo era un hombre casado que no podía  brindarle nada. Lo único que me conforta el alma y llena de alegría mi corazón es leer aún los e-mails que me envía esporádica mente; con algún lindo mensaje o pensamiento ya sea en inglés o en español no me importa, porque sé que a pesar del tiempo sigo en su mente y quizás ocupe un lugar en su corazón. Así como ella ocupa cada rincón del mío.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Yo puedo resistir todo, menos la tentación.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta