cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Confidencias
Amor |
21.09.15
  • 4
  • 5
  • 1015
Sinopsis

Esa historia que, aunque se ve a simple vista, nadie ha querido reconocer: amor, sexo, fidelidad, metaliteratura. Todo ello en boca del que quizá es el personaje más imprescindible de toda la literatura española.

Trece años tendría yo la primera vez que mi señor me dio un tiento. Y me gustó. Y a él también. Tanto que… bueno, con decir que más de treinta años estuvimos en ello... A veces se me acercaba por detrás en la cocina y me susurraba al oído, otras veces le bastaba la mirada para hacerse entender. Y esos días yo esperaba ansiosa a que llegara la noche para, candil en mano, deslizarme en su alcoba y en su cama. Ya digo, más de treinta años…

Hasta que llegó aquel escritor y… : Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años. Yo creo que, cuando se puso a explicar lo que ocurría dentro de nuestras cuatro paredes, ni cuenta se dio. Y eso que cualquiera cae: si yo paso de los cuarenta y él se acerca a los cincuenta… como el mozo y la sobrina, aunque de ese asunto ya me cuido yo para que no llegue a oídos de mi señor. Además, habráse visto mayor armonía doméstica…

Pero ya digo, llegó el escritor, no entendió nada y puso a mi señor a leer novelas de caballerías incluso de noche, que me apartó a mí de su cama. Y entre el tanto leer y el faltarle mis carnes se volvió loco y salió por esos mundos a pasar penalidades mientras yo me quedaba aquí guardándole ausencias. Incluso una querida se inventó el escritor para él, esa tal Dulcinea que ni siquiera existía y que, de haber existido, tampoco habría tenido sustancia como la mía. Meses y meses me lo tuvo dando tumbos. Hasta devolvérmelo enfermo, que fue entrar por esa puerta, meterse en cama, dictar testamento y cerrar los ojos para siempre.

Bueno, sí, dicen que si fue un héroe, que si el más famoso de todos los libros de todos los tiempos. Qué sé yo lo que dicen, pero digan lo que digan una también sabe darle a la lengua: para decir que ninguna otra mujer lo tuvo hincado en sus entrañas como lo tuve yo, que mi nombre fue el único que él susurró y aun gritó en medio de espasmos, y que también su nombre fue el único que yo grité mientras lo estrechaba con brazos y piernas. Y no quiero pronunciar otro.  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bastantes problemas tenía el ingenioso Hidalgo "con el vurro y el cavallo", disculpen soy el Quixot Català, buenas tardes Señoras y Señores. Tengo una página en Facebook: Quixot Català Miret. He desentarrado "Al Quixot", lo tengo suelto. De hecho ya lo "ha pillado" la guardia urbana y "la policia secreta", no ha sido por ir a caballo sino POR REVOLUCIONARIO. No es "un cuento". EL QUIXOT ANDA SUELTO POR "LAS REDES" Y POR LA CALLE... Aqui publicaré el APENDICE DEL QUIXOT.....EL HUEVO DE COLÓN (Los dos coíncidian en estar hasta el Huevo) ..El relato - Coincidencias - esta bien "escrito" pero es demasiado corto para hablar de MUJERES O DE LEONORA, gracias se nota que son ustedes MAESTROS , por su buen decir y por su buen hacer
    No, la pobre Leonor de Machado murió de tuberculosis a los 18 años. Dice la leyenda romántica que Machado se casó con ella sabiendo que tenía la enfermedad y que por ello se casó. Sin embargo se casó con ella pocos días después de cumplir los quince años (la edad mínima legal para casarse en aquel tiempo) ya que desde los trece años andaba loquito por ella. Que después de la muerte de Leonor se encaprichara de otra niña (alumna suya, pues era profesor) demostraba que no era casualidad que fuera nuestro Humbert Humbert...incluso antes de que fuera creado...
    Primero, gracias a todos. Carlos: no sé si Leonor murió de un sifilazo que le pegó Antonio, al decir de Borges el hermano del poeta. Lo de que Os Maia sea el Quijote portugués es tan relativo...: si acaso Os Lusiadas. Y si te va lo del incesto, Eça de Queiroz también tiene O primo Basílio (que una es muy leidita). Y claro que 'dar un tiento' no es menorquín -lo demás, tampoco- pero me lo dijo una vez un aragonés y me gustó. Néstor: sí, lo del personaje creando al escritor ya está en el Quijote cuando, en la primera salida, imagina al sabio que ha de escribir su historia. Isabel: sí, las mujeres del Quijote... el contraste que va de Marcela a Maritornes, por ejemplo...
    Por cierto, impagable lo del "tiento", una expresión muy poco menorquina...jeje
    Al principio creí que ibas a hablar de Antonio Machado, por eso de que Leonor Izquierdo tenía 13 años cuando Antonio se enamoró de ella (el muy pervertido), pero no, veo que no. Y yo jure no leer el Quijote jamás! Más que nada porque no me gusta hacer lo que hace la mayoría...preferí leer el Quijote portugés, o sea: "Los Maia" de Eça de Queiroz, que glorificaba el incesto...
  • Un relato enviado a lo que se vino a llamar duelos de exhibición. Y mira tú por dónde que voy y gano éste cuando me habían eliminado de torneo de verdad.

    Bienvenidas sean las almas en pena al recinto del dolor. Este es un lugar público donde TODOS son cordialmente invitados a participar con historias de tortura. Sube tu relato con el título “El Anfiteatro de la Tortura: (Tu Título)” Y pega esta sinopsis para que los nuevos mártires la lean. El propósito de esta serie es publicar un libro de DESCARGA gratuita. ADVERTENCIA: Se prohíbe la entrada a menores de edad, mujeres embarazadas, personas con problemas cardiacos, y a los débiles de estómago.

    Como he visto hacer a otros, publico aquí el relato con el que participé y me descalificaron del concurso (que no se me cae la cara de vergüenza). A ver si así recupero en el ranking alguna de las 40 posiciones que perdí mientras un relato mío estaba, sin yo comerlo ni beberlo, como relato del mes. También puede ser que me hunda en la miseria, claro, y acabe en la posición 200.

    Tras unos días de reposo vuelvo al enterarme indirectamente de que Fénix había lanzado un reto sobre un tema concreto. Yo no podía fallar y menos tras ver que Fénix ha variado por fin algo que le dije sobre su perfil: gracias. Veo además en su avatar algo que parece un menú de Nochevieja o similar y eso también se tendría que valorar.

    Algo diferente de lo que he aportado hasta ahora. De tonos míticos e inspirado en un pasaje del Génesis, el primer libro de la Biblia.

    Otro texto recuperado de la buhardilla de mi ordenador y que puede ser tanto el final como el comienzo de una novela que nunca escribiré

    Otro relato marinero pero esta vez atlántico. Escrito hace años, repasado, reposado y ahí va

    Otro relato de género histórico; y costumbrista. Escrita hace años, rescatada y retocada: por eso, y a pesar de haberla tenido reposando dos días, puede contener algún fallo. Para entender bien la historia hay que saber que pasa durante el siglo XVIII en la isla de Menorca, a la sazón dominada por los ingleses en guerra con España y Francia. Por eso conceden patentes de corso a los marineros locales.

    Arrímate a los buenos y serás uno de ellos. Eso piensa la madre de Lázaro de Tormes y, después, le va como le va. Por eso yo, escarmentada de su ejemplo, al verme en el número 101 del ranking, me he inventado algo de bajo nivel a partir de anécdotas que me cuenta mi marido; a ver si así puedo volver hasta la posición 120 o superior donde me sentiré más cómoda.

    Más de lo mismo

  • 31
  • 4.29
  • 550

De profesión sus labores

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta