cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
CONTROLA TU CHIMPANCÉ
Reflexiones |
09.08.21
  • 5
  • 5
  • 468
Sinopsis

Los enfadosos crónicos suele tratarse de personas con dificultades para expresar sus emociones. Detrás de un enfado siempre existen motivos, pero a veces ninguno.

José y Juliana cumplían 40 años de vida conyugal, durante el tiempo que llevaban juntos, José tenía una forma de sentir y de actuar como si siempre estuviese enfadado. A pesar de la actitud algo hostil de su marido, Juliana era feliz, porque José era su amor eterno y ella buscaba que él se sintiera bien, pero le preocupaba, que no tolerase las dificultades y que mantuviese un conflicto permanente consigo mismo.

El día de su aniversario de boda, Juliana preparó una exquisita cena sorpresa, colocó un bello ramo de flores sobre la mesa y roció el ambiente con fragancia a rosas para esperar a su ser amado. Cuando José entró al comedor y percibió la fragancia.

—Uf que olor tan desagradable, —exclamó José.
—Mi amor es fragancia de rosas frescas, —respondió Juliana
—Pero esas rosas estarían podridas, —replicó José.
—Bueno, bueno, solo quería hacer agradable este día. —dijo Juliana

—Sabes qué día es hoy, —preguntó Juliana.
—Otro día más, — respondió José

—No amor, no es un día cualquiera, hoy cumplimos 40 años de casados, — dijo Juliana. —Y preparé una exquisita cena para celebrarlo.

Mientras cenaban

—Amor, quisiera comentar algo contigo, —dijo Juliana. — Estuve leyendo el libro “Paradojas del Chimpancé” cuyo autor, el médico psiquiatra Steven Peter refiere, que en el cerebro de las personas existe dos zonas que influyen en la conducta del ser humano: Una zona encargada de los pensamientos y otra responsable de nuestras emociones. La primera es el propio ser humano, pero la segunda es un chimpancé que llevamos dentro. Cualquiera de estas dos zonas del cerebro podría asumir el control de tu vida. El humano y el chimpancé tienen personalidades diferentes, formas de pensar y modos de actuar distintos, pero uno de los secretos del éxito y de la felicidad consiste en aprender a vivir con su chimpancé e impedir que te muerda o te ataque.

Cuando el chimpancé asume el control de nuestras vidas proporciona pensamientos y sentimientos que alteran el carácter de la persona pudiendo ser muy constructivo, pero también muy destructivo. No es ni bueno ni malo, pero es nuestro chimpancé. La paradoja está en que, el chimpancé puede ser tu mejor amigo o tu peor enemigo, pero la persona debe aprender a controlar su chimpancé

—Qué me quieres decir con eso Juliana, —preguntó José en tono molesto.

—Nada amor, buen provecho, —respondió Juliana.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • A veces se dice mas con una mirada que con palabras, un saludo
    Muy estólido este José. Sospecho que en su parte simiesca solo anidaron emociones negativas. Asombroso que la buena Juliana le siga queriendo. Buen relato, amigo Ramón.
    Después de cuarenta años Juliana ya sabe controlar su chimpancé, por eso vive feliz, a pesar de su entorno. Saludos, Don Ramón.
    Es asombroso como hay mujeres que están pendientes de los tipos más antipáticos y energúmenos. Esto me da que pensar. Por lo que respecta al chimpancé, también se dice que todos tenemos una parte del cerebro reptilíneo que domina a mucha gente, dando lugar a que muchos sean egoístas y depredadores. Pero como se dice que hoy en día todo vale, así nos va la vida. Y sí hay que reeducar al personal para dominar al chinpancé o lo que sea.
    ¡Excelente reflexión Dr. Ramón¡ tan diáfana y didáctica. Lamentablemente, existen personas, que aún no dominan las emociones, hoy se aprenden herramientas sobre inteligencia emocional. Si se dominaría o se aprendiera. existiera, no solo dentro del hogar, sino en todos los ambientes donde nos relacionamos, la sensación de paz, que nos permitiría vivir en plena armonía. Un abrazo y feliz día!
  • Nada ha cambiado, solo yo he cambiado, por lo tanto todo ha cambiado. Marcel Proust

    Aprender a vivir es aprender a desprenderse. Sogyal Rimpoché.

    Cierra aquel momento, que aunque haya sido bueno impide continuar el camino.

    Los enfadosos crónicos suele tratarse de personas con dificultades para expresar sus emociones. Detrás de un enfado siempre existen motivos, pero a veces ninguno.

    “Quien tiene un porqué para vivir encontrará casi siempre el cómo.” Viktor Frankl (1905-1997)

    Cuando creas barreras emocionales es, porque existe un distanciamiento entre ti y alguien más basada en la sospecha, desconfianza o temor.

    Quién dijo, que es fácil ser valiente. Ante la amenaza tienes dos opciones, luchar o correr, pero si te sientes atrapado y sin salida, ante la impotencia tu organismo buscará la forma de responder.

    No le pierdas el sentido a la vida

    La sensación de no tener control sobre nuestras decisiones o tener miedo ante ellas genera un estado de desesperanza, que impide avanzar y alcanzar las metas propuestas.

    Hay personas que crean sus propias tormentas y se enfadan cuando comienza a llover.

Jubilado de la medicina, dedico el tiempo libre para escribir, porque escribir es dejar una huella de existencia en el tiempo, Es abrir una ventana al mundo para comunicar pensamientos y sentimientos. Cuando escribo soy yo, como un libro abierto, donde cada palabra escrita expresa mi manera personal de entender e interpretar la vida.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta