cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
CRÓNICA DE UN EMBARAZO. Parte V: ¿NIÑO O NIÑA?
Humor |
28.07.19
  • 4
  • 1
  • 1000
Sinopsis

Ya vamos por la semana 26!! Este relato corresponde a mi semana 20. Ya ando mejor de animo, las nauseas han calmado bastante y ahora mi única preocupación es el apetito de dinosaurio que he desarrollado,

Según los especialistas, el sexo del bebe empieza a  formarse desde las 6 semanas de gestación pero solo es posible detectarlo con precisión con una ecografía a partir de las 20 semanas. En algunos casos, por el movimiento y posición del bebe puede tardar un poco más.

En el caso de una mujer como yo (ya hemos dejado claro mi problema de ansiedad, paranoia y dramatismo) conocer el sexo de su bebe termina siendo una espera tortuosa.

Aquella mañana mientras repasaba por quinta vez mi guardarropa intentando encontrar alguna blusa que aún me entrara sin que los botones corrieran el riesgo de salir huyendo a mitad de jornada, empecé a considerar los pros y contras de tener un niño o una niña. Sin duda lo más importante para mí era que mi bebe estuviera fuerte y sano pero no podía negar ese deseo culposo de que fuera una niña. Entre los contras estaba pues… que sea una niña, sabía lo difícil que era en este mundo ser mujer. Los acosadores, los peligros diarios de salir a la calle, los hombres equivocados, las hormonas, las penas de amor, la ropa, la inseguridad, la obsesión con la belleza, la maternidad, en fin, ser mujer era peligroso y cansado. De otro lado tener una niña era lo más hermoso que podía imaginar.

La idea de que fuera un varón tampoco me desagradaba, los niños son súper amorosos con sus madres. Lo sé bien porque tengo un sobrino que muere por su madre y un poquito también por mí. Todo un superhéroe cuando se trata de ayudarme con las bolsas pesadas o de ofrecerme un vaso de agua después de vomitar por quinta vez en el día. Al final yo sería feliz con mi bebe sea del sexo que sea.

- Doctor ¿Será posible ver cuál es el sexo del bebe?

- Esperemos que el bebe tenga ganas de colaborar señora.

Julio estaba de pie frente al monitor, grabando con su celular cada movimiento y voltereta traviesa de nuestro bebe. Yo en mi mente solo podía pensar “Vamos bebe, quédate quieto solo un momentito para que podamos ver tus partecitas” Al terminar de pensar en esto, mi bebe tuvo un ataque de pudor y justo cuando la sonda estaba en posición, decidió cruzar las piernas en señal de protesta.

-Creo que será complicado señora, el bebe se mueve mucho…espere, no se mueva!

Ambos miramos al doctor como la hinchada de un equipo cuando espera ver si la pelota entra al arco o no.

-Parece que es una niña… sí, definitivamente es una niña.

Julio le preguntó al doctor si estaba seguro y al contestarle que sí, pude ver como su culposo deseo de que fuera un niño se apagaba y la ilusión de conocer a su niña crecía.

Ambos nos miramos y sonreímos felices. Toda mi ansiedad se fue dejándome una sensación de paz que solo duró unos minutos ya que un nuevo pensamiento se formó en mi cabeza: ¿Y AHORA, QUE NOMBRE LE PONDREMOS?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Jajaja! Apetito de dinosaurio! Es normal, guapa, en los tres últimos meses crecen y crecen y nos piden más de todo... croasants de chocolate, dos platos de sopa, desayunar dos veces... Me alegro de que vayas mejor y felicidades por esa niña y todo lo bueno que tendrás con ella (hasta la adolescencia 😂 que hoy en día es muuuy larga) Pasarás un poquito de calor pero nacerá en buena época! Un abrazo grande y ves encomendándote a Santa Epidural !
  • Jamas minimices el poder de un lácteo.

    Llevaba al menos 3 horas mirando el reloj impacientemente. Cada minuto que pasaba me acercaba más al momento del encuentro. Habían pasado dos años y 6 meses desde que me rompió el corazón en mil pedazos y le grité que había muerto para mí. Un buen día descubrí que tenía varios mensajes sin leer de mi antiguo amor, dos de ellos para saludarme por mi cumpleaños y uno más indicando que necesitaba explicarme algunas cosas. Después de pensarlo mucho decidí escribirle y pactar una fecha de encuentro para conversar.

    En ocasiones las discusiones mas acaloradas y las polémicas mas interesantes no ocurren entre dos personas sino en la cabeza de una sola.

    Me pregunto si podrás escucharme y si sabrás cuanto te extraño. Me pregunto si podrás leer esto y me pregunto si no me quedo corto el vocabulario.

    Estoy sola pero no busco dejar de estarlo... por ahora me la estoy pasando bien!

    Terminamos nuestra aventura amorosa hace mas de 6 meses. Ahora me llama y me pide que salgamos a conversar y tomar algo. Lo pienso por unos minutos y termino aceptando la propuesta. Necesito cerrar el capitulo para seguir adelante...

    Esto es lo que ocurre cuando un día tortuga (cuando las fuerzas no te alcanzan ni para prender la tele) se junta con la nostalgia. Las malas ideas empiezan a surgir.

    El sentido de perdida siempre nos genera angustia y tristeza. La perdida de un hijo nos arranca una parte de nuestra esencia que no regresa jamas...

    No pretendo ser escritora. Solo pretendo sacar algunas ideas que se aglomeran en mi cabeza y que pugnan por salir. Últimamente escribo mucho sobre rechazo, miedo, inseguridad y soledad, tal vez porque son los sentimientos que han cobrado protagonismo en estos meses. Pese a ello soy cociente de que donde hay oscuridad siempre hay luz, es por ello que no pierdo la voluntad de seguir adelante.

  • 30
  • 4.56
  • 59

Esto es lo que pasa cuando no hay mucho que hacer en la oficina y estas cargada de sentimientos: Te pones a escribir...

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta