cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Crímenes, venganza y política
Históricos |
06.10.20
  • 0
  • 0
  • 211
Sinopsis

Crímenes,  venganza y política

Por. Felipe Solarte Nates

No hay que olvidar el rencor y nostalgia, -hasta por sus marranitos y gallinas que debieron abandonar-, con que Tirofijo recordaba los bombardeos a que fueron sometidos los campesinos que después de la Violencia conservadora desencadenada tras del irresoluto asesinato de Gaitán, se habían refugiado sin dejar armas en una zona de cooperativas de autodefensas, que incluían territorio limítrofe del Huila, Cauca y Tolima.

En 1964, mediante encendidos discursos en el Senado Álvaro Gómez Hurtado, el hijo del “Monstruo”, al que los liberales acusaban de principal instigador de la Violencia, denunciaba a las “repúblicas independientes” de Riochiquito, Marquetalia y Guayabero.

Presidía el segundo gobierno del Frente Nacional, el conservador payanés Guillermo León Valencia, quien para ser calificado como el “presidente de la paz”, resolvió hacerle caso a su copartidario de la orilla ‘laureanista’  y  bombardearlos, enviándoles por tierra al batallón Colombia al mando del héroe de Corea: coronel Matallana.

Después de dar de baja a los marranitos y gallinas de Tirofijo y  algunos campesinos que hasta entonces sólo habían demandado construcción de vías y más atención del gobierno y algunos ideólogos del partido comunista ya querían embarcarlos siguiendo el ejemplo de la revolución cubana, los sobrevivientes del bombardeo, cual avispero toreado, se regaron por el Putumayo, Caquetá y Meta, sentando bases de lo que serían las FARC…   Sí las mismas que años después como glifosato se dispersaron por todo el país y con sus ataques a estaciones y patrullas de la Policía y el Ejército, tuvieron en jaque a buena parte del territorio nacional, y con sus secuestros, extorsiones y  atentados a quienes no se les sometían, como sucedió con ganaderos, bananeros, y palmi y cañicultores, sembraron el caos en el campo y ciudades colombianas.

La venganza es el principal combustible que ha mantenido la guerra en Colombia y así como Tirofijo nunca olvidó “al de las repúblicas independientes”, como el principal instigador de los bombardeos, muchos políticos, industriales, agricultores, ganaderos y narco-hacendados, cansados de años de secuestros, extorsiones, robos de ganado y asesinatos cometidos por guerrilleros de las FARC y otros grupos, decidieron unirse y “combinando todas las formas de lucha” financiaron y con un sector del Ejército, apoyaron el proyecto paramilitar de las AUC, que se convirtió en otro monstruo peor que el que pretendían erradicar, pues se desmadró en masacres, robos de tierras, parapolítica y se embarcó en disputarles el narcotráfico, la extorsión, el secuestro, el robo de combustible a las guerrillas que se estaban financiando con estos delitos.

No hay que olvidar que las FARC, mataron al padre de Álvaro Uribe cuando intentaron secuestrarlo, mientras su hermano Santiago, resultó gravemente herido y en varias ocasiones les robaron ganado e incendiaron sus propiedades.

La sed de venganza, cuando es la que rige las acciones humanas es insaciable devorando al que se deja arrastrar por ella.

Por lo anterior, leyendo los mensajes en los que Tirofijo se refirió al asesinato de Álvaro Gómez, creo que son creíbles y más cuando le permitía saciar un viejo rencor y además dividir y sembrar el caos entre la dirigencia política colombiana, para favorecer su estrategia de tomarse el poder.

En los 5 mensajes referentes al “ajusticiamiento” discuten la posibilidad de reconocer el crimen, aunque los efectos que causó los deben haber dejado satisfechos y de pronto decidieron no reconocerlo, cuando la mayoría de la población colombiana lo rechazó, pues a lo largo de los años, después de ser secuestrado por el M-19 y haber sido 3 veces candidato a la Presidencia, uno de los codirectores de la Asamblea Nacional Constituyente, la imagen de Álvaro Gómez Hurtado había cambiado del fascista ‘camisa negra’ de su juventud, al demócrata integral, inconforme con el “régimen corrupto”, jurista, periodista y perfil de hombre culto, que predominaba cuando fue asesinado.

PS: “Violencia engendra violencia”, “niño maltratado y abusado será padre maltratador y abusador”, son entre otras, frases pedagógicas que intentan ubicar raíces de la pandémica violencia que con particular efusividad se ha ensañado con la sociedad colombiana desde la Conquista, la guerra de independencia, incluida la lucha fratricida de la ‘Patria boba´, la cimentación de la República a lo largo del siglo XIX, tan pródigo en guerras civiles entre conservadores clericales centralistas y liberales laicos federalistas; y los intentos fallidos de construir una nación moderna con desarrollo económico y estructura social equitativa, durante el siglo XX y lo que llevamos del XXI, sin que desde los gobiernos concreten pasos significativos, pues cuando, durante uno, se aprueban procesos democratizadores como la Reforma Agraria Integral, por ejemplo, en el siguiente hacen todo por boicotearla y cambiarle el sentido, al priorizar la redistribución de tierras, no entre los que carecen de ella, sino entre los que más tienen, como sucede durante el gobierno de Duque con las Zidres.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
  • 319
  • 4.48
  • 337

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta