cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

6 min
CRÍTICA A "LA SOMBRA DEL VIENTO" DE CARLOS RUIZ ZAFÓN
Reflexiones |
10.03.15
  • 5
  • 3
  • 6753
Sinopsis

Ni Cervantes, ni Corín Tellado: ¡Carlos Ruiz Zafón!

 

No leí el libro de Ruiz Zafón motivado por las elogiosas críticas de su libro. De hecho, por estos lares del mundo el fenómeno literario de LA SOMBRA DEL VIENTO no ha tenido tanta repercusión, así que tanto su autor como su obra me eran desconocidos. ¡Sí, mea culpa! Entonces, ¿cómo demonios llegué a dar con la novela? Un buen día la vi en un supermercado y pensé: "¿por qué no?" (La mayoría de los libros vienen a mis manos por esa pregunta).

 

Lo que inmediatamente se nota al abrir el libro es una lista de críticas positivas, algunas bastante aduladoras, hasta el punto de que un aventurado llegó a decir que en este libro se unían Gabriel García Márquez, Umberto Eco y Jorge Luis Borges... Por supuesto, mi primera reacción ha sido decir "What the fuck?", o en correcto español: ¿qué coñooooo? Es algo inevitable: Siempre que alguien me dice que estoy a punto de leer una obra maestra me hace entrar en un estado de alerta. En literatura nunca nada es tan bueno como te dicen. Sí puede ser tan malo como te lo advierten e incluso infinitamente peor ("El Zahir" de Coelho es la prueba), pero nadie se sienta entre Gabo y Borges con tanta facilidad, así que algo empieza a oler mal cuando las críticas son tan entusiastas.

 

Trato, sin embargo, de darle a Ruiz Zafón el beneficio de la duda. ¿Quién sabe si no estaré a punto de devorar la obra sublime y trascendente de un genio? Me salto las páginas de críticas y la dedicatoria que no me da buenas pulgas para leer la primera frase del libro: "Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó..."

 

What the fuck?... ¿Con que a eso se referían al decir que Gabo estaba presente en estás páginas? ¿Acaso los editores, críticos y lectores no se dieron cuenta de que ésta es la condenada frase de apertura de Cien Años de Soledad? "Muchos años después (...) la tarde remota en que su padre lo llevó...". Decido, no obstante, respirar hondo y relajarme. Quizás el resto de la novela no es un burdo plagio. Continúo leyendo y no tardo mucho en intrigarme por la historia que me están contando hasta que me detengo a pensar un momento. Algo aquí no me huele del todo bien. ¿Un cementerio de libros olvidados? ¿Un rincón misterioso en pleno Barcelona custodiado por un viejo cascarrabias? ¿Un sitio gótico totalmente inverosímil con el sabor de una novela de Harry Potter?

 

Y ahí comenzará mi primer problema con la historia de Ruiz Zafón: ¡No me puedo tragar el cuento! La verosimilitud es inexistente. Toda la dichosa novela se costruye sobre "el cementerio de los libros olvidados", un elemento tan fantasioso, tan cogido por los pelos, tan absurdo y mágico, que no me puedo tomar en serio el resto de la obra.

 

Lo que sigue son puros clichés del género de novelas juveniles. El chaval de diez años, Daniel, se encuentra un libro en el misterioso cementerio, se lo lee, le gusta y empieza a investigar a su autor, lo que lo llevará a mil aventuras... ¡Pero vamos, amigo Carlos! ¿No crees que podías ahorrarte el cementerio? ¿No hubiera sido más verosímil que Daniel se encontrara el libro en la librería de su padre, que se lo regalara su amigo Tomás, que se lo encontrara en la calle o que se lo diera un hada madrina?

 

A pesar de que en estas cosas soy un lector quisquilloso, sigo leyendo. He dado parte de mi pasta para adquirir el libro y no pienso dejarlo de lado. Si puedo cerrar los ojos e imaginar que la dichosa escena del cementerio nunca pasó la novela se me hace muy buena. El estilo de su autor es bello pero en ciertos pasajes se deja llevar por la tentación de las descripciones poéticas y las párrafos se sienten largos, forzados, ampulosos. En ocasiones, incluso para lectores veteranos como un servidor, uno no entiende de qué carajos está hablando.

 

Los personajes me parecen muy pobres. Daniel, el prota, es aburrido a niveles espeluznantes. La novia del prota, Beatriz (por Dios, ¿no podías buscarte otro nombre, Carlos?) es un objeto bonito que forma parte de los decorados. El inspector Fumero, un villano de folletín. Julián Carax  un tipo raro que hace pasar de la total indiferencia al supremo escepticismo... ¡Sólo salvable el personaje de Fermín! ¡Un tío de nivel!

 

Volvamos a la historia. Si te conoces todos los trucos de las novelas folletinescas y los odias de corazón mejor no tomes en tus manos La Sombra Del Viento. La historia que empezó con un cliché absurdo va avanzando entre miles de otros clichés absurdos. Aparte de los ya mencionados vemos desfilar frente a nuestros ojos todos los elementos que un novelista serio debería evitar: la amada idolatrada pero pérfida, el niño que se hace hombre por un desengaño amoroso, una historia de post-guerra (¡Oh, rayos!, ¿otra?), los enamorados que son realmente hermanos, amores imposibles, amores posibles pero tontos, padres de la chica linda que odian al chico prota y obligan a que la chica haga idioteces y una escena en que el malo muere luchando contra el bueno, pero demasiado rara para mi gusto... ¡Ah, y por si fuera poco, la historia es un ciclo y se repetirá en el futuro! ¡Carajo!

 

¿Puedo decir, entonces, que la historia de Ruiz Zafón es una mier...? La respuesta es no. A pesar de que a sus casi quinientas páginas le sobran cerca de doscientas, es una obra buena, aceptable y que no me hizo arrepentirme de haber gastado mi dinero en ella.

Podría haber sido un libro mejor pero, lo reconozco, pudo ser mucho peor.

 

En esta época en que una obra como "50 sombras de Grey" es denominada como fenómeno literario y el libro "Adulterio" de Coelho se vende como pan caliente, debemos agradecer que aun tengamos best sellers dignos de ser comprados.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Eco, sin la "H" me excuso.
    Hola. Acabo de terminar el libro. He llegado a esta crítica en busca de una más acertada de las que venían en la portada y ésta ha sido como leer mis propios pensamientos. Exactamente lo mismo pensé del comentario de Gabo, Heco y Borges. Lo único que aclararía es que, aunque no me arrepiento de haberla leído (algo así como que tampoco me arrepiento de las estupideces que he hecho porque de éstas algo he aprendido), tampoco la recomiendo y seguro no me la volveré a leer (así como tampoco haría las mismas estupideces de nuevo). Gracias Roberto por escribir, lo seguiré a partir de ya. Ah! y excelente encabezado, había más humor en esta columna que en el que auguran en la portada del libro.
    Hola Roberto, aparte de serun halago personal que te lean y comenten, es que te incita a sabrt quien lo hace, como para saber de donde viene. Bueno, ha sido un placer leer un par de escritos tuyos, este es uno que me ha gustado, no lo conozco al protagonista ni de oidas y confiando en tu criterio no creo que lo lea. Si no existiera, si fuera una ficción, me gustó por que coincido con tu analisis sobre los "best sellers" y las presentaciones de las solapas de los libros. Te seguiré leyendo, tenes un estilo muy coloquial.
  • Las musas han vuelto a seducirme, lo confieso.

    Probablemente nada sea más aterrador que la belleza...

    "Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo" SILVIO RODRÍGUEZ

    Este relato ya había sido publicado por estos lares con el título "EL SILENCIO ES EL GRITO MÁS FUERTE", aunque nadie sabía que yo era el autor debido a que participaba en el famoso Torneo de Escritores... En esa ocasión tuve que poderle algunas partes para que cumpliera con el parámetro de número de palabras. Mucho tiempo ha pasado desde entonces y ahora publico la versión original... Gracias a todas las personas que leen y comentan mis relatos. Mi agradecimiento y mi corazón están con ustedes.

    "Tanto el gavilán como la paloma forman parte integrante y justa de la concorde unidad del Universo" RUBÉN DARÍO

    Quizás podría llamarlo un texto motivacional si entendiera la naturaleza de la motivación.

    Todo comentario o sugerencia es bienvenida.

  • 120
  • 4.74
  • 22

Escritor del libro LA PIEL DE LA LLUVIA, además de ganador del Certamen Literario María Teresa Sánchez 2017, por su ensayo LA CEGUA y asiduo lector de TUSRELATOS.COM

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta