cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
CUANDO LA MENTE ROZA OTRAS REALIDADES
Reflexiones |
02.05.22
  • 5
  • 5
  • 354
Sinopsis

Hay veces que una persona sin pretenderlo se ve implicada en ciertos aspectos insospechados de la mente humana. Pues en muchas oasiones no soñamos, sino que somos soñados...

" Yo me hallo en el vestíbulo de un extraño edificio en una ciudad desconocida, en compañia de una guapa azafata que me atiende con una sonrisa, pero que sin embargo no me concreta nada del por qué estoy alli.

- Tendrá que esperar a ser recibido por el jefe de este departamento - me informa ella.

- Esto es absurdo. A mí no me interesa entrevistarme con nadie - le respondo yo contrariado-. Mira, chica. Esto es un sueño que estoy teniendo que no me va a revelar nada interesante. Lo sé muy bien.

- ¿Usted cree?

- Sí. Ojalá tú fueses un ser real para que pudiésemos tener una cierta amistad, pero como en mi vida diurna estoy más solo que la una, ahora sueño contigo que no eres más que un arquetipo de mi inconsciente para paliar la birria de mi situación en la que me encuentro; por tanto no tienes ninguna credibilidad.

Ella me mira con una expresión de asombro mientras que yo hago sonar un timbre que hay en el mostrador de recepción con la convicción de que con aquel gesto cambiaré de lugar como por arte de magia, y así ocurre. Pues no tardo en estar en un bello jardin sembrado de toda suerte de hermosas flores por el que paseo un rato y me deleito de aquel entorno. No obstante me canso de estar allí y me digo a mí mismo: "Quiero salir de este sueño".

En el acto me despierto y me percato enseguida que estoy en la cama de mi habitación. Al parecer he tenido un sueño lúcido.

Los sueños lúcidos se presentan muy de vez en cuando, y son un punto y aparte de los demás sueños corrientes y confusos que se suelen tener a juzgar por la nitidez de los mismos. En ellos el sujeto es plenamente conciente del fenómeno, y si lo desea puede manipular a dichos sueños en beneficio propio. Hasta ahora la Psicología clásica no les había prestado ninguna atención, pero en la actualidad existen varios laboratorios en todo el mundo en los que se induce al sujeto a tener esta clase se sueños, los cuales se dan en la fase REM y que desde mi punto de vista tienen mucho que ver con lo que llamamos LA CONCIENCIA DESPIERTA, que no deja de ser un grado óptimo de la percepción consciente de la persona acerca de todo lo que pueda acontecer a su alrededor.

Sin embargo estos sueños tan nítidos también pueden traspasar la frontera de lo inmediato hacia otras realidades subyacentes y más metafísicas de la Naturaleza, ya que quien tiene estos sueños  puede entrar en la fase ALFA, que es una frecuencia de onda mental de tipo creativo de la que surge la percepción extrasensorial. Entonces el sujeto no tan solo puede anticiparse a posibles acontecimientos que están en ciernes, dado que la mente humana está al margen del tiempo convencional, como pueden ser las premoniciones, sino que también éste puede atisbar destellos de otra dimensión y ser "visitado" por familiares o amigos fallecidos que se interesan por él.

Existe una casuística al respecto. Por ejemplo yo recuerdo cuando tuve que ir a velar a mi abuela al hospital, que ya estaba en sus últimos momentos de su existencia. Me hallaba junto a su cabecera leyendo un libro, cuando de pronto ella se inquietó en el lecho.

- ¿Qué te pasa? - le inquirí yo con manfiesta preocupación.

Ella, con una expresión llena de estupor me señaló un ángulo de la habitación como si allí hubiera alguien. De súbito se me ocurrió preguntarle:

- ¿Ves acaso a tu padre?

Mi abuela asintió con la cabeza.

Aquello me lo tomé con mucha reserva. Yo sabía que mi abuela a lo largo de su vida había sentido una profunda veneración hacia su progenitor, hasta el punto que podría haber sufrido un agudo "complejo de Electra" - pasión por el padre-. y por tanto aquello bien podía haberle suscitado una alucinación; una proyección mental. Pues antes de contemplar el fenómeno metafísico, es conveniente reparar en el estado emocional del sujeto y sobre todo en sus creencias ya que ambas cosas pueden desvirtuar la importancia de la experiencia en sí.

Pero cuando hablé con las distintas enfermeras del hospital que son las encargadas de cuidar a los pacientes a lo largo del día, me confimaron que aquel fenómeno era muy frecuente en los enfermos terminales, y es algo que se da en la mayoría de los hospitales del mundo.

Simultáneamente, me llegó la noticia de una familia de un pueblo pequeño de la provincia de Aragón en la que una hija de la misma que estaba desahuciada por los médicos se hallaba rodeada por sus allegados, cuando ella de pronto y sonriendo les dijo que veía a sus otros familiares fallecidos, quienes con una sonrisa le comunicaban que no temiera nada. Que la llamada muerte no era más que un tránsito hacia otra realidad. Y como es de imaginar a la familia que atendía a la enferma se les puso la piel de gallina.

En otra ocasión un hombre de un pueblo de Castilla la Vieja que era muy devoto de San Francisco de Asís, pero que estaba muy delicado de salud, según él recibió la "visita" de aquella entidad, quien le anunció que al cabo de dos días abandonaría este mundo como así sucedió. Mas a este hombre no se le apareció de una manera explícita dicha entidad. Su fe le había hecho de "llave" mental dando lugar a que él conectara con su inconsciente colectivo en el que iba implícita la premonición. Si aquel sujeto en lugar de ser europeo y español, hubiese sido de la cultura hindú, no habría "visto" a San Francisco de Asís en su habitación sino a Buda pero con los mismos efectos.

A mi no me sirve de nada que un visionario me diga que en una muerte clinica visitó el cielo y estuvo charlando amigablemente con San Pedro.en el Más Allá porque esto no es más que dar cobertura a una inconsisente mitología en la que hace ya muchas décadas que he dejado de creer.

Esto viene a cuento porque hace unos años que fui de excursión en una zona rural de la provincia de Barcelona con un grupo de gente de varias edades que eran amantes del fenómeno paranormal en el que iba una mujer cuyo hijo había muerto en un accidente de moto, pero que según decía ella era una "medium" que se comunicaba con el alma del chico cada dos por tres.

Tras un buen almuerzo en un restaurante del lugar, salimos a pasear por el campo, pero de repente se puso a llover copiosamente, haciendo que todos nos tuviésemoss que refugiar en una casa que estaba a medio hacer. Como era de esperar, la presunta médium entró en trance, y se le "posesionó" el espíritu de un señor de aquella localidad, que había sido fusilado por las tropas franquistas en la Guerra Civil. Y todo el mundo se creyó sin rechistar aquella revelación. Mas a mí no me convenció en absoluto. El fenómeno no aportó ninguna prueba que se pudiera constatar tal hecho. Tendríamos que haber ido al Ayuntamiento para ver si realmente había existido aquel señor.

Es por eso que las pruebas sobre la existencia del alma humana como es lo que sucede en los hospitales deben de ser objetivas y claras. Por ejemplo, un sujeto que entra en una fase de muerte clínica, pero que posteriormente regresa al mundo de los vivos, le tiene que explicar a su médico de confianza los elementos y los sanitarios que habían en el quirófano cuando él abandonó su cuerpo; aunque muchos pacientes no se atreven a dar esta información detallada por temor a que se les tache de locos.

Mas volvendo con las "visitas" de los seres fallecidos a una persona que tiene sueños lúcidos. Esto es importante. Yo por ejemplo puedo tener un sueño muy significativo con mis progenitores, pero ellos se me muestran tal como los conocí yo en esta vida que es una forma de darse ellos a conocer, pero esto NO QUIERE DECIR que sigan siendo las personas de antes. La constitución física y psiquica de nuestros seres queridos, estaba adaptada a su medio ambiente terrenal, a una cultura determinada de su tiempo, y que al morir ellos todo esto desaparece. Pero sí que sus energías es posible que sigan viviendo de  otra manera porque la Naturaleza no desperdicia nada.

En efecto. Nuestra materia se basa en una estructura cuyos cimientos están compuestos por partículas atómicas y subatómicas;  por algo se dice que nosotros somos polvo de estrellas.

"Pepito se ha ido al cielo"- se dice cuando uno abandona este mundo-. Pero la palabra "cielo" es una hirefonía; una figura simbólica sacada de la Biblia que nada dice. En la actualidad se está estudiando que en el cósmos haya "Cuerdas"; aunque esto es algo que no está del todo probado. Es una teoría. Las partículas elementales podrían ser en realidad modos de vibración como en las cuerdas de un violín,haciendo que el tiempo y el espacio del universo estuviese estructurado en varias dimensiones; una de las cuales podría cruzar nuestro planeta constituyendo así una insólita frecuencia de onda llamada la CUARTA DIMENSIÓN. Nosotros pertenecemos a la tercera dimensión. (largo, ancho y grueso) Mas podría haber una cuarta, que sería un equivalente de los multiuniversos. Si existen dichas CUERDAS, es muy factible que se descubra la Teoria del Todo. Es decir, la Superley de la que ha emergido este universo.

En todo caso, gracias a las pruebas más o menos objetivas sobre la vida en otra DIMENSIÓN, podemos estar moderadamente esperanzados.

                                                 FRANCESC MIRALLES

 

 

 


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Los sueños son para que se relaje la mente, o eso he leído alguna vez, pero los que puedes manejar... eso es muy interesante. Como también me lo parece la teoría de que exista una cuarta dimensión, aunque se me complica entenderlo. Un buen tema, Francesc. Abrazo!
    Siempre ha existido el cielo y el infierno aunque fuera metafóricamente, y si no lo tendríamos que inventar, pues nos gusta poner trabas a todo, sobre todo a nosotros mismos, un saludo
    Muy interesante el tema que nos propones, amigo Francesc. Me quedo sobre todo con la parte referida a los llamados sueños lúcidos, ya que desde siempre me ha resultado algo fascinante. Son como sueños a la carta donde la mente se abre a una especie de campo de juego con posibilidades infinitas. Confieso, no obstante, que personalmente son raras las veces que he tenido ese tipo de sueños a la carta. A lo sumo podría decir que he gozado de momentos de lucidez dentro de un sueño, pero no una completa dirección del mismo. Aun así, tales momentos suelen ser realmente gratificantes. Un fuerte abrazo
    Interesante Francesc, sé que eres un estudioso sobre el tema , además celebro que estés recuperado en salud. Te envío un enlace, que puede responder muchas dudas y ampliar o modificar teorías: https://ensedeciencia.com/2022/05/02/un-untimo-recuerdo-por-primera-vez-registran-la-actividad-de-un-cerebro-humano-moribundo/ Ese articulo científico fue publicado en el día de hoy. Un abrazo fraterno.
    Interesante ensayo, francesc. Saludos.
  • En una playa determinada un grupo de amigos discuten sobre la manera de ser de una mujer un tanto misteriosa.

    Una reflexión sobre un lector de consumo que conoci en una ocasión.

    A un sujeto que al que nadie le presta atención, un conocido le propone una solución para que su vida en cierta medida cambie de rumbo.

    Hay veces que una persona sin pretenderlo se ve implicada en ciertos aspectos insospechados de la mente humana. Pues en muchas oasiones no soñamos, sino que somos soñados...

    En una época la censura oficial se ensañaba en cualquier obra de arte, pero de alguna manera sigue viva y coleando. Tal vez los jóvenes que se dignen leerme, pensarán que estoy hablando de otro planeta.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta