cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Cuando llega un momento en que la gente simplemente sobra en la vida.
Varios |
27.12.18
  • 4
  • 8
  • 1149
Sinopsis

Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

No hay nada como llegar de trabajar, ducharme, almorzar y salir junto a mi perro al jardín trasero que da al lago, es en estos momentos y en esta época de frio cuando más me alegro de haber tomado la decisión de comprarme esta casa alejada de todo.

Simplemente llego un momento en que la gente me sobraba (esto es algo que se puede pensar pero que no se puede decir a la cara de nadie)

Por suerte tengo una familia cariñosa, unos compañeros de trabajo excepcionales, un buen puñado de amigos, y alguna que otra amiga con quien pasar algún que otro momento digamos especial, pero simplemente llego un momento en que veía tanta falsedad allá donde iba que decidí que el resto del mundo me sobraba.

Viví algunos años en una de las grandes capitales europeas, una decena al borde del mar, muchos más años aun en el interior, pero nunca pude considerarme de ningún lugar hasta que llegue aquí donde tanto he vivido y me compre esta casa que vi hace muchos años y que me prometí y al final cumplí comprar.

Cerca de aquí en una casa cercana viví mis momentos de juventud alocadas con dos de las mujeres que me marcaron en el terreno sentimental, digamos que es donde están los fantasmas del pasado, desde el porche delantero de la casa veo esa vivienda que lleva años desocupadas e imagino a dichos fantasmas que yo cree deambulando por la casa (es lo que tiene el tener una imaginación que crece a base de escribir tanto)

Pase la mitad de mi vida a lomos de mi coche de aquí para allá, trabajando, disfrutando (creo que mis mejores recuerdos sexuales con el sexo femenino fue dentro o fuera de un vehículo), con el tiempo fui abandonando la pasión de los coches, también me paso con el mar debido a que viví una muy larga temporada a escasos metros de él, incluso me canse de escribir; como decía un tío mío cuando era pequeño si comes tu comida preferida todos los días acabaras odiándola con el tiempo, puede que eso me paso con la humanidad, me canse de ella, por eso me exilie aquí.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola amigo Cometa uno se puede cansar, incluso odiar el ritmo de vida o la sociedad en la que nos tocó nacer, pero la humanidad es mucho más que la sociedad, es el conjunto de personas que pueblan la tierra, y aunque se hable y ocupe muchas más portadas la corrupción, la intransigencia, la maldad, hay mucha gente buena por descubrir con la que merece la pena compartir la vida... un abrazo y no te olvides de seguir publicando :)
    Querido Cometa, yo me canse, me harte de la familia de mi padre. Gracias por compartirlo. Un fuerte abrazo para los dos.
    Avanzan los años, uno se vuelve más sabio y necesita menos cosas para vivir y mucho menos de gente tóxica. Un gran abrazo y muy feliz 2019 para ti.
    Hola Cometa. Es lógica tu conclusión ...la gente es interesada y uno se da cuenta de ello mientras va viviendo. Una casa apartada es un delicioso sitio para vivir. Saludos
    Es bueno ir donde se desea estar, no siempre se consigue. Saludos!
    Estoy de acuerdo contigo. En ocasiones nos rodeamos de hierbas que molestan, afean el jardín y sobra. Con las personas, pasa lo mismo.
    El sentido de la vida lo busca cada uno y es personal e intransferible. A lo.mejor no era este el tema, pero se me ocurrió. Salud os.
    no es un exilio... es tu lugar en el mundo.....exilios eran los otros
  • Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

  • 1080
  • 4.59
  • 48

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta