cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
De víctimas, victimarios y traiciones
Amor |
05.07.20
  • 4
  • 6
  • 363
Sinopsis

Este escrito cobró vida como por arte de magia. Apareció de repente en el papel. Como vertiente que brota de la piedra. Luego de una investigación sobre los inmigrantes en la argentina de final del siglo XIX y principios del siglo XX, para la búsqueda de los personajes de la obra "Stefano" de Armando Discépolo. Padre del Grotesco Criollo. Una porción de la historia argentina y mundial, apasionante.

Cuando niño supo ser un recipiente.                           

Que llenaron gota a gota de ignorancia.                  

Apilaron en sus sueños tantos miedos.                    

Cancelaron el camino y la esperanza.                        

Todo el mundo se sentía con derechos.

De inculcar experiencias o teorías.

No se bese no se abrace no sonría.

No se dice lo que piensa frente a frente.

Permanezca como piedra ante la gente.

Que no sepan del sentir en la agonía.

Si está bien o está mal es cosa propia.

No se expone a los extraños, la familia.

Se conversa con el Dios de las estampas.

O avecina mal augurio a la comarca.

Solo el cura puede entrar en la maraña.

Lo que salga de su boca es cosa santa.                      

Tome ropa que su hermano ya no aguanta.

¡Cuídela! tiene suerte le va “chanta”.         

Se trabaja, hay trabajo o no lo haya.

Desde el alba sin parar si el cuerpo aguanta.     

Al fundido se lo deja que se funda.

Ayudarlo es beber de su desgracia.   

Si preguntan, refunfuña y se lamenta.

¿Está contento? ¡Guárdelo, no se comenta!

Dura poco, eso sabe irse de prisa.

Mire al perro como los colmillos muestra.

Alejar los pedigüeños garantiza.

No hay bailes y si los hay, serán de otros.

Se distrae con el arte y no mastica.             

No se puede perder lo que es de oro.

Aunque deba uno arrastrarse por el lodo.

Si quiere prosperar, junte dinero.

Si se casa, cásese y que tenga tierras.

O una herencia que cobrar o dé ventajas.

Que la dicha es invento del librero.

Ya crecido le dio vida al personaje.

Hasta el día en que tropezó con esa página.

Que le supo susurrar suave al oído:

nadie duerme en la carreta que lo lleva

derechito de la cárcel al patíbulo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bueno Roluma. Es difícil separarse de todo aquello que nos inculcan desde que nacemos, de lo bueno y de lo malo, de prejuicios, de miedos. Es más sencillo dejarse llevar sin cuestionar. Un saludo
    Muy bueno lo expresado aquí, podría hacer un nexo con mi poema "El amor ha muerto" donde hoy lo que prima es lo empírico, ¿y que hay de lo interno? ¿de lo que se siente en las profundidades del alma? como dijimos la banalidad del hombre. Además muy rítmicas tus letras, el poema se lee solo. Saludos!
    Conmovedor poema sobre los inmigrantes, que a través del miedo se les inculca una manera hipócrita para afrintar su caótica situación. Todo se basa en saber guardar las apariencias de cara a una falsa imágen social. Tienes mucha sensibilidad Roluma. Me ha encantado. Y agradezco tus comentarios.
    "Apilaron en sus sueños tanto miedo..." Enseñado desde la niñez los que podía o no podía hacer, siempre con unas normas establecidas que de tan adentro era imposible que las saltara... la vida organizada, el desastre armado, las alas cortadas. Si pudiera mirar con sus ojos... Abrazos, Roluma.
    Pasaba por aquí por curiosidad y por agradecimiento a tu valoración en mi último relato, muchísimas gracias. Aquí he encontrado una verdadera obra de arte tejida en palabras, pienso que a veces es preciso esperar a que esa magia te llene de inspiración y ocasione estas cosas tan bonitas casi sin esfuerzo. Cuando lo leí por primera vez sin reparar en el tema pude incluso verme reflejada, considero que tiene un poder expresivo increíble. Un saludo, nos seguiremos leyendo :)
    Excelente! conmovedor y real...Un sentir que estimo vigente, acercando los conceptos y las situaciones de los inmigrantes de esta época en diferentes regiones del mundo. Solo con otros prejuicios y quizás más difíciles. Recibe un afectuoso saludo, Roluma. Feliz día.
  • Personajes de un pueblo chico. Anécdotas simples sin ahondar en ninguna particularidad.

    Los prejuicios en todas sus variantes hacen tanto daño como las tiranías, dijo alguna vez el cuentista Martín Gil.

    Las señales siempre están. A veces no tenemos la capacidad de verlas. Otras, las desoímos por conveniencia.

    Desde las tripas. Con el dolor y la impotencia a flor de piel. https://www.pagina12.com.ar/286692-solange-musse-murio-sin-que-su-padre-pudiera-despedirla

    Basado en un hecho real, escribo mi primer fábula como homenaje a los autores de esa gesta. En el centésimo aniversario de la muerte de Don Alois, quien al prohibirle casarse en 1867 con Magdalena sin que alguno de los dos renunciase a su religión, desarrolló la historia aquí contada. Los sucesos fueron el puntapié inicial del Registro Civil y el casamiento Civil en la Argentina y posteriormente del divorcio. Pido Disculpas a Gustavo l. Ruiz ( el mejor).

    ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

    Muchos la describen como único capital. Otros prefieren enfocarse en lo que sucede "en el mientras tanto". Ella sabe esperar. Soledad. Es su juego.

    Este escrito cobró vida como por arte de magia. Apareció de repente en el papel. Como vertiente que brota de la piedra. Luego de una investigación sobre los inmigrantes en la argentina de final del siglo XIX y principios del siglo XX, para la búsqueda de los personajes de la obra "Stefano" de Armando Discépolo. Padre del Grotesco Criollo. Una porción de la historia argentina y mundial, apasionante.

    Incursionar en nuevos géneros, avisarme, darme cuenta que todo está dentro. Un poema surrealista en una mañana simple y tranquila. Tal cual hoy, mi vida. Gracias "maestro" Octavio".

  • 70
  • 4.49
  • 325

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta