cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
debajo del puente.
Poesía |
24.04.22
  • 4
  • 1
  • 225
Sinopsis

Let Somebody Go — Coldplay.

¿qué seré?,
la fotografía en blanco y negro
en mitad de una galería de arte
que nadie recuerda,
que es pretenciosa
y exageradamente retocada
con el fin de alzar mis ojos,
mis pestañas y las arrugas,
las uñas mordidas, 
el único anillo de mi abuela
que me pongo todos los días,
como si fuese un icono
de una generación que pensó ser
una de esas mujeres
que creen poder cambiar
a un mal hombre con un gesto
o su presencia;
a nosotros también nos golpearon
en la cabeza,
aunque no sangró por fuera,
la herida hizo mella en todo el cuerpo
como una metástasis que enferma
al mundo y no tiene cura y no mata,
sólo te hace más pequeño.

estaré debajo del puente,
me dibujarán a carboncillo
y me venderán a algún turista
que no haya pisado la Plaza Mayor,
robaré las luces de Navidad en Sol,
los juguetes que los niños pierden 
cuando se quedan dormidos,
tendré tres botes de cristal
por si alguien me pregunta 
por qué la vida es así
poder responder que es una de cal
y otra arena y dárselos,
el tercero sería de mar
pero nunca hablaría de él;
mi única solución,
mi única amiga,
mi única amante,
mi única terapia
fue escuchar las olas
alegrándose por mí,
podré ser muchas cosas
pero nunca una traidora.

me acordaré de la conversación
que tuve con mi madre a los veintitrés:
"primero Nueva York,
Chicago,
luego Madrid,
Irlanda,
Cantabria,
ahora Santa Pola,
¿y después?",
"después el mundo",
el mundo en mis manos,
el mundo debajo de un puente,
el mundo en el arte,
el mundo en mis poemas;
tendré un tocadiscos que servirá de maleta,
todos mis vinilos ya no valdrán nada,
seguiré leyendo todos los libros
que no devuelva o me encuentre
en los bordillos de algún barrio
que me conozca,
tendré una televisión de tubo
que me recordará a las tardes 
del principio de los dos mil
en dónde veré a Ethan Hawke
enamorarse cada nueve años
de una nueva ciudad:
primero Viena,
luego París,
por último Grecia,
¿y después?
después del amanecer,
después del atardecer,
después del anochecer
sólo queda ella;
solo quedo yo.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 355
  • 4.62
  • 25

Poetisa empedernida en busca de ser todo lo que el mundo siempre quiso tener.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta