cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
DEBERÍAMOS HABLAR MÁS
Amor |
04.11.15
  • 4
  • 3
  • 2995
Sinopsis

¿Eso puede ser la felicidad? decídmelo vosotros amigos de TusRelatos. Un saludo, josep turu. Yo pienso que sí... paradójico que es uno.

- Deberíamos hablar más

Siempre le decía eso y después callaba. Lo decía antes y después de que el televisor hablase por los dos. Primero el aparato les callaba a ambos, luego no tenían ganas de otra cosa que no fuera ir a la cama. A dormir.

Esa era su vida: llena de buenas intenciones sin cumplir. Cómoda, no podía quejarse. El tiempo transcurría como el título de aquella película que vio unos años atrás: como  un río tranquilo. Con suaves meandros y una pendiente leve que algún día desembocaría en la mar, que es el morir, que dijo el poeta.

- Deberíamos hablar más.

No soltaba prenda mientras comían. Señalaba con el dedo el salero para que ella se lo alcanzara y se estiraba algo para coger una rebanada de la cesta. Ni mú.

La vida era un rio tranquilo, sí, de aguas silenciosas y plácidas. Pero ella se notaba algo en el interior, como si alguna parte de su ser llevase años hibernando. O muerta.

Lo curioso era que estaba convencida de que a él le ocurría igual, que debía sentir ese mismo vacío, esa misma ausencia de vida en su corazón. Y, sin embargo, eran felices o eso le parecía. Nada les faltaba, en la cama compartían el calor de los cuerpos y se hallaban como en el mejor de los refugios, acomodado cada cual en el cuerpo del otro, encajando como piezas de un puzle humano, exacto y terminado. Eran felices.

Pero no hablaban.

-Deberíamos hablar más.

Y se repetía el ritual del dedo que señalaba la sal, el silencio perdido en el televisor, la soledad en compañía de cada día, cada mes, cada año mientras las aguas descendían hacia el mar.

¿Acaso se puede ser más feliz?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 336
  • 4.58
  • 108

Mejor ir a mi blog... http://serraniadepalabras.blogspot.com.es/ o ami otro blog: http://severodiletante.wordpress.com/

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta