cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
del amor al odio hay un solo paso
Varios |
18.04.15
  • 0
  • 0
  • 281
Sinopsis

mi historia esta basada en cosas que he visto y he vivido no siempre uno esta feliz. pero en otras ocasiones uno no entiende porque las personas no se deciden a ser felices y se libran de ataduras. mi historia trata de lo que puede ocasionar el amor ciego y el odio desenfrenado

Un viento frío anuncia que la lluvia se aproxima, en esta tarde gris que trae a mi mente los recuerdos de un triste ayer.  Aún recuerdo cuando la vi, desde lejos una sombra se vislumbraba en una tarde igual a esta. No sé por qué llamó mi atención era solo una silueta por una calle solitaria.

A medida que se iba acercando me di cuenta de que era una mujer, estaba tan sola, sus pasos eran lentos y sin dirección era como si la llevaran sin saber adónde. Al pasar a mi lado levantó  su rostro, clavado en el camino y  con una sonrisa me saludaba, pero a pesar de ese gesto en su rostro se veía la pena y  la tristeza que sus labios trataba de ocultar; en ese momento no entendía como un rostro  tan hermoso podría verse tan desolado, tenía entre 38 y 40 años, yo solo era un muchacho de 18, que podría hacer por ella, pero inspiro en mi tanta ternura, un deseo de protegerla.

Después de ese día me tropecé con ella en varias ocasiones, siempre tratando de aparentar una alegría que no existía.  Una tarde, la encontré en el parque llorando, llorando, como tal vez nunca lo había hecho, me sentí tan conmovido, verla ahí, tan indefensa y desolada con un dolor más grande que su propio ser; me conmovió el alma, me cerque y sin pensarlo la abrece, quería que supiera que estaba ahí, un completo desconocido,  que por mucho tiempo la observó y la consoló de lejos.

Me contó su historia llena de amargura y dolor, que como toda historia tuvo un inicio feliz, se había casado completamente enamorada, con el que ella pensaba era el mejor hombre del mundo y quien había prometido ayudarla a encontrar lo que por error había perdido. Nunca imaginó que ese hombre que ella tanto amaba se convertiría en su desdichas, por su mente nunca cruzo que una mujer tan alegre y viva, como algún día fue,  se convertiría en una persona ausente, triste, en una mujer gris como lo era ahora.

Luego de su matrimonio su vida cambio, el hombre amoroso y especial con el que se casó, dejó de existir, olvidó sus promesas para convertirse en un ser frío, autoritario, humillante y violento… Dios, violento, de solo pensarlo me invade una furia.

Su matrimonio era una rutina, pasaba el tiempo en casa arreglando y organizando para cuando llegara su marido, no tenía tiempo para ella, para él todo tenía que ser perfecto, la comida, la ropa, la limpieza, todo. Él la dominaba, para ella no había nada más importante que verlo feliz y evitar que por algún motivo un disgusto, solo quería que cumpliera con su promesa.  No sé si alguna vez pensó en dejarlo, o si el miedo era más fuerte que su propio pensamiento. Ella era infeliz y lo sabía, su matrimonio era un infierno.

Muchas veces en el parque se acerba a mi sin decir una sola palabra, lloraba; a veces tomaba mi rostro entre su manos me acariciaba me daba su mejor sonrisa y se iba. Todo esto eran demasiado fuerte para mí, la rabia me invadía; quería salir corriendo, golpearlo hacerlo sufrir como él lo hacía con ella, pero no podía ella me lo impedía, decía que si lo hacía sería peor para ella…  ¿peor? Que podría ser peor.

Con el tiempo me di cuenta que ella nunca saldría de esa situación, estaba atrapada por el miedo y resignada a su desdicha, contra eso, era poco lo que podía yo hacer. Muchas veces la odie por permitirle destruirla de esa manera, no entendía porque lo permitía;  pero estaba seguro que no podía continuar así.  Un día cualquiera empaque mis cosas y me fui, quería recuperar mi tranquilidad  iniciar una vida sin dolor.

Al cabo de algunos años, una noche regrese, al entrar a mi casa, pensé ¿que habría sido ella?, ¿cómo estaría?, ¿tendría hijos?  Por varios días fui al parque donde tantas veces nos vimos pero no la encontré, tenía miedo de preguntarle a alguien por ella, no sabía cómo hacerlo; ¿qué explicación daría? Finalmente fui a la iglesia y conversando con el Padre, le pregunté que había sido de aquella mujer; me contó que hacía un año había muerto  en manos de su esposo. No lo podía creer, era demasiado; yo la abandone y él la mató.

Al verano siguiente, tuvo una gran sorpresa, una tarde al llegar a mi casa  encontré bajo mi puerta una libreta azul que decía el nombre de aquella mujer. En ella narraba su triste historia, de lágrimas, humillaciones, marcas en su cuerpo y su alma, el rencor y el miedo hacía  aquel marido que la maltrataba. Tal vez nunca   pensó que esta libreta llegaría  a mis mano, al igual que yo nunca lo imagine.

Esa misma noche comencé a leer. Tenía una hermosa letra, en la primera página había una foto, asumo que era su familia, había algo en esa fotografía que me inquietaba.  En otra, había unas fotos de un matrimonio, pero la cara de su esposo estaba recortada. Que misterioso.

A medida que iba pasando las páginas note que en algunas había gotas de sangre,  estaban secas, continué leyendo, la siguiente decía así: 

“Él nunca me amo, solo me utilizo, como una mueble más, como una cosa que se golpea y luego se dice perdone, no quería hacerlo, pero tú tienes la culpa por provocarme…cumplió con su promesa, me llevo a encontrar lo que había perdido y tanto amaba” que podría ella encontrar con él para amar, era increíble.

Al leer esto, quede pasmado, no podía entender como soporto todo esto como aguantaba a ese hombre. A medida que avanzaba, era más mi horror, no entendía como lo amaba….porque a pesar de todo; lo amaba, un amor que la llevo a la muerte.  En alguna página escribió:

 “Lo amo, sus golpes y palabras me lastiman cada día más, no puedo ocultar los moretones, he perdido a mi familia a mis amigos, él es toda mi vida… me siento tan sola y vacía, a veces quisiera irme de aquí para siempre, pero me detiene el placer de verlo cada día y tenerlo  cerca de mi”

Eso me dejo aún más confundido, si se quería ir, por qué nunca lo hizo. Será por la misma razón por la cual se dejaba maltratar? por qué decía que la maltrataba pero sentía placer con su presencia…. Ahora pienso que estaba loca. No sé qué tenía en su cabeza,

Era casi medía noche, y aún estaba leyendo, hubo un bajón de energía y por un instante se fue  la luz de mi habitación, me asuste un poco, deje la libreta en mi cama,  camine hasta la cocina y moví los interruptores, seguro era una falla eléctrica.  Al regresar a mi habitación la libreta estaba abierta en otra página, me pareció extraño, sin embargo la frase siguiente  me llamo la atención, estaba escrito en ingles en el borde de las páginas Love is not forever, and my love is gone , and now I can only hate who I never love you” entonces asumí que ella era mitad española y mitad estadounidense; busque en mi celular y le marque aun amigo que es al igual que ella era estadounidense y le envié un mensaje con el texto, para que me tradujera, decía

El amor no es para siempre, y mi amor se ha ido, y ahora solo puedo odiar a quién nunca me amo”.

Saber de qué ella empezó a odiar, de alguna manera me hacía ver que ella no estaba conforme y que posiblemente yo llegue a ser importante para ella. Importante era una palabra  que me reconfortaba, ni siquiera entendía porque, yo nunca la vi como una mujer, era como una amiga, esa persona especial en tu vida.  Sin duda alguna removió mi alma, era tan raro lo que sucedía, tan profundo,  es como si me dijeran "Esta es tu noche de la verdad".

Sentí la brisa entrar por mi ventana, me atemorice un poco.  La luna y las estrellas desaparecieron y solo se oía el silbido del viento y el susurro de los arboles con la brisa;  la luz de mi habitación comenzó a fallar y de pronto se apagó por completo, de repente todo quedo en silencio, como si el universo se hubiese paralizado por un segundo.

Escuche una voz que venía de la ventana, rápidamente alce la mirada, era ella, tenía un vestido blanco y largo, su rostro resplandecía con una la luz, nunca había visto un resplandor así, se veía  tan feliz y llena de vida, yo estaba atónito, su mano señalo la libreta y en una página en blanco escribió su nombre, el de su ex marido y el mío. En ese momento todo estuvo claro, a mi mente llegaron millones de recuerdos y  supe que esa  mujer, que esa mujer…era mi madre.

Mi madre, la que me dio en adopción cuando yo solo tenía 7 años, por circunstancias de la que nunca sabré, que la vida la puso nuevamente en mi camino y la abandoné, no tuvo tiempo de despedirse de mí, de contarme la verdad, llamarme hijo y yo decir mamá, no hubo tiempo, pero yo, siempre la voy a amar.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • mi historia esta basada en cosas que he visto y he vivido no siempre uno esta feliz. pero en otras ocasiones uno no entiende porque las personas no se deciden a ser felices y se libran de ataduras. mi historia trata de lo que puede ocasionar el amor ciego y el odio desenfrenado

soy una persona alegre que le encanta la lectura y la escritura.. amo las historias de amor y romance al igual que las de accion entre otras

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta