cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Delirios.
Drama |
18.02.15
  • 4
  • 25
  • 7191
Sinopsis

Ella, decía deshacerme de ella...

Miré el suelo y ahí estaba ella, como siempre, me seguía a todas partes. Apenas tenía momentos de relax y soledad cuando huía, lejos, a callejones apartados, tenues. Sentía miedo con tan sólo verla aparecer a mí alrededor, miedo de que reflejara la oscuridad interna de mi ser. Era parduzca y escurridiza, como el peor de los demonios; alargada, camaleónica, tenebrosa. Se movía a mi compás, un guardaespaldas que no había pagado. Quise huir del sol; su mayor aliado, mi peor enemigo. Viajé a sitios remotos y asolados, sitios fríos, con pocas horas de sol. Pero ella continuaba pegada a mí, impregnaba mis pasos. La luz, una no se puede ocultar para siempre de la luz. Es inevitable. Intenté acostumbrarme a su presencia, comprender su existencia, razonar, perder el miedo. Nada, no conseguí nada. Dicen que los miedos son irracionales, pero el mío estaba bien fundamentado. Ella era la parte más gris de mi cuerpo, donde se escondían mis mayores secretos, mis deseos inconfesables, las palabras que nunca me atreví a decir… No logré darle esquinazo. No me quedaba más remedio que atacar de frente; o morir en el intento. Ya no soportaba más tiempo su osadía. Cualquiera podría interpretarla para obtener mis valiosos tesoros, mis ideas, mis miedos, los retazos de mi vida.

Tomé distancia. Subí a la azotea de mi edificio, me asomé al borde y allí la vi, tan soberbia como siempre, mofándose de mí en la pared. Ahora o nunca. Me lancé sobre ella, estaba cansada de ser una cobarde. Poco a poco mi cuerpo se aproximaba al suyo, cada vez más cerca, más rápido… Todo ocurrió en milésimas de segundo. Vi terror en sus ojos y sonreí instintivamente antes de fundirme con ella, contra el asfalto y luego… Luego tan solo oscuridad y calma. Había vencido, había derrotado a mi sombra.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Efectivamente delirante.
    Gracias Emiliano =). Un saludo!
    Muy bueno, me gustó mucho, también me atrae explorar ese lado delirante, loco del ser humano, felicidades.
    Gracias ramón!
    Buenísimo. Mis felicitaciones, es muy bueno.
    Un placer teneros de lectores :). Saludos!
    No le quedo mas remedio que atacar de frente y morir en el intento, medida desesperada para una situación desesperada. Buen relato Shiva, un placer leerte, por cierto, me encanta tu manejo de la cadencia ;)
    Gracias Kaletrio, por lo que he leído de ti, estamos igualados en calidad literaria =). Un saludo!
    Uno de los mejores relatos que he leído hace tiempo. Enhorabuena.
    Gracias! Paranoia para hacer reflexionar. Un saludo a todos!
  • Remonto después del veranito... espero estar más activa con el frío =).

    "Su piel posee un característica llamada dermografismo, que consiste en que cualquier contacto le deja una marca que tarda un rato en borrarse [...] Si la piel es sensible, ¿qué no dejará marca en el alma?" -Marwan-

    Amapolas.

    "Cando penso que te fuches, negra sombra que me asombras, ó pé dos meus cabezales tornas facéndome mofa." -Rosalia de Castro-

    Unas zapatillas, voluntad y ganas de olvidar.

    Micropoesía en colaboración con el paisano BLUESS. Gracias por todo =).

    Vuelvo a las andadas tras una temporada perdida por la realidad del trajín diario, pido perdón por la ausencia, aunque esté justificada... Os deseo feliz año a todos!

    "Entre la hojarasca / el pecho de la ardilla / se llena de luz." -Haiku de Otoño-

    “El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua." - Miguel de Unamuno-

  • 105
  • 4.68
  • 19

Lectora compulsiva. Aprendiz de escritora en mis ratos libres. Enamorada de la naturaleza. Desencantada con el egolatrismo de la sociedad. No conozco mejor forma de organizar mis pensamientos que plasmarlos en papel.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta