cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Demonio Parte III
Terror |
25.11.14
  • 4
  • 1
  • 713
Sinopsis

Continuacion del relato Demonio

Una vez en casa y habiendo lanzado todas mis cosas de cualquier manera sobre el sofá, decidí reponer fuerzas acostándome un rato para tratar de dormir, el cansancio lo sentía hasta en los huesos, no me quedaban fuerzas ni para acercarme al botiquín de primeros auxilios a desinfectar mis maltrechas heridas.         

Después de dormir unas cuantas horas mi pecho palpitante se encontraba mucho mejor así que decidí echarle una ojeada en el espejo del cuarto de baño, pude notar que la camisa se había fusionado con mi piel y no tendría otro remedio que arrancarla para podérmela quitar, también advertí que se podían leer claramente los místicos signos en una demoníaca traducción a mi alfabeto occidental de las extrañas runas infernales cuya tinta era mi propia sangre.

Claramente se leía en el espejo en caracteres góticos el termino anocagnaznez. Lo repetí una y otra vez en mi mente saboreando la expectativa, por fin junté fuerzas y me atreví a decirlo en balbuceante voz alta, pero nada ocurrió, lo repetí nuevamente con voz ronca pero mucho mas alto y nada pasó, al fin lo dije claramente prácticamente a gritos y tampoco esta vez pasó nada.

Por fin tras pasar el enorme enojo de la frustración caí en cuenta que el espejo todo lo muestra al revés. Sintiéndome como un perfecto imbecil tome papel y lápiz y calque las palabras del espejo en sentido invertido. Una vez que escribí las palabras casi al descuido y prácticamente sin querer dije en voz alta: “zenzangacona” al instante los mareos seguidos de un súbito subidón de temperatura se apoderaron de mi cuerpo, al  nublárseme la vista no pude mas que caer de rodillas golpeándome con el borde del lavamanos completamente desorientado, mi corazón palpitaba desbocado, igual o peor que la primera vez que fume marihuana, mi cuerpo se ensanchó, mis miembros se alargaron, una fuerza enloquecedora taladró mi cabeza y también rompió la piel de mi espalda, manaba sangre de mi boca al abrirse paso los nuevas piezas dentales, fueron solo instantes, pero una vez transcurrido ese intervalo de tiempo yo ya no era un hombre, era una bestia

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 19
  • 4.26
  • 562

Me apasiona el relato sobretodo el de terror. Me encanta tomar pequeñas situaciones e intentar hacer de ellas un viaje introspectivo sobre la naturaleza humana.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta