cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
Desenfreno total, intensidad infinita (parte 1 de 5)
Drama |
01.08.17
  • 4
  • 9
  • 3447
Sinopsis

Acabo de leer una historia muy… interesante, de un escritor nuevo de esta pagina, Hugo. Solo ha escrito una historia pero me entretuvo bastante y me animo a contarles algo muy intensto que me ocurrio hace 10 anios. Les pongo la primera parte hoy y maniana la termino en la parte dos.

Yo era otro, nadie en las fotos me reconoce. A mis 20, a mitad de la carrera de filosofia, tenia el cabello largo, pesaba 20 kilos menos, tenia arracadas en la cara y en el cuerpo, tenia un cuerpo atletico y lo presumia con ropa ajustada y de colores llamativos. La madre de mi mejor amigo me invito a pasar con ellos diez dias en la playa pero yo no tenia el dinero ni el tiempo, el semestre apenas comenzaba. De pronto me hablo por telefono y me dijo “Ya lo pense y quiero que vayas en mi lugar. Eres como un hijo para mi y Luis se va a divertir mas contigo que conmigo. Cambie la reservacion del hotel y del avion a tu nombre, y no te preocupes por el dinero; no tienes que pagarme nada”. No podia rechazarla, aunque perdiera el semestre. Mande la universidad al carajo y vole a la playa diez dias con mi mejor amigo a un hotel de lujo en un plan “ todo incluido”.


Tan pronto llegamos al aeropuerto de Ixtapa, cual aguila en caceria, vi una chica muy bella esperando a que su maleta apareciera. Traia unos shorts ajustados y una blusa blanca, era delgada, piernona, de senos grandes y cabello ondulado hasta la cintura. Sus enormes gafas de sol no me dejaron ver el color de sus ojos, pero su boquita y su nariz me bastaron para darme cuenta que ademas de un cuerpo escultural tenia rostro de revista.

-Ya se tardaron, ojala no las hayan perdido -me acerque y le dije como si ya la conociera.
-!Ay! !Que horror! Ya me paso una vez y fue horrible -me contesto mi nueva amiga.

Luis se acerco de inmediato a presentarse, como un buitre en busca de cadaveres.


Alicia era contadora, trabajaba en varios hoteles por toda la republica. Le ofreci compartir el taxi y acepto gustosa. Luis le abrio la puerta al subir (maldito perro desgraciado). Seguramente me la hubiera ganado, era mas guapo que yo y tenia mas carisma, pero el idiota no llevaba celular. Dejamos a Alicia en su hotel, le pedi su numero y la invite a salir (no tenia tiempo que perder). Me dijo que si, que trabajaba de 9 a 6 de lunes a sabado, y que tenia el domingo libre. Estaria en Ixtapa un mes, aburrida y sola, sin amigos y sin amor; me necesitaba.


Llegamos a nuestro hotel y nos pusieron las pulseras coloridas; la llave al alcohol infinito y los manjares de los tres restaurantes del hotel. La habitacion era grande, con dos camas individuales. Estabamos en el primer piso, con acceso directo a las albercas. Nos embriagamos en media hora y en ese estado jugamos volibol todo el dia. Le escribi a Alicia y quede de verla el dia siguiente en la noche. Luis y yo seguimos bebiendo hasta que salio el sol y dormimos un par de horas. Fue un gran dia.

Desayuno comida y cena exquisitos, todo preparado por un chef. Probamos diferentes tragos y al emborracharnos, despues de mas volibol, dormimos una siesta. Casi sobrio, me aliste para mi cita con Alicia.
-?A donde vas? -Me pregunto Luis confundido.
-Voy con Alicia. -No le di mayor informacion.
-?A que hora regresas? ?A donde van? ?Puedo ir? -Penso en voz alta el muy ingenuo.
-No. Nos vemos al rato.

Mi cita empezo bien, como todo un caballero, fui por ella. Caminamos al centro, platicamos mucho,  nos sentamos a comer helado y platicar; la quimica era muy buena y las palabras sobraban. Eramos como dos aves cantoras enamoradas en primavera. La invite a un bar y acepto. Nos tomamos dos cervezas y el alcohol me dio el valor para darle un timido besito de piquito en los labios.  Mi cita empezo bien y fue en ascenso, seguramente culminaria en una madrugada de sexo intenso, con la morena de fuego agitandose arrodillada ante mi, gimiendo en cuatro puntos como en las peliculas pornograficas.

Nos tomamos otras dos cervezas y le robe un beso bien dado, con lengua y toda la cosa; genial. Estabamos muy agusto en el bar con los besos y la charla, pero estariamos mas agusto en el cama, desnudos.

-?Vamos a tu hotel o al mio? -Le pregunte de manera casual. No estaba seguro de donde estaria mas comoda, por eso le di la libertad de elegir.
-?Que? -Me pregunto con asco y ojos de odio.

No era la respuesta que esperaba. Se ofendio, me insulto, me hablo de moral y costumbres y… en fin. Lo arruine. Mi primera reaccion fue negar mis intenciones viles y alegar por un malentendido de su parte, cosa que no funciono. Despues me disculpe infinitas veces. No soy malo, solo estupido. Tambien tengo sentimientos, me senti culpable y trate de arreglarlo. Le suplique que me permitiera acompaniarla a su hotel para platicar mientras caminabamos. Medio me perdono y hasta la convenci para volver a salir en un par de dias, sin besos y solo como amigos. Sin embargo era mentira, no pensaba volver a verla porque no tenia cara para ella. Regrese a mi hotel, le conte a Luis de mi exito y mi fracaso y ahogue mis penas con mas alcohol. 


El dia siguiente fue genial, me diverti mucho. Era viernes y la unica discoteca de la ciudad solo habria viernes y sabado. Me estaba divirtiendo hasta que vi a Alicia frente a mi. No se para cual de los dos fue mas incomodo, aun asi me acerque a saludar por cortesia y me retire.

-Alicia esta aqui, vamonos al hotel -le informe a Luis.


No me dijo nada, la busco, la encontro y fue a hablar con ella. Lo espere unos minutos pero los vi muy entretenidos a los dos, asi que regrese solo. No se a que hora regreso Luis, supongo que muy tarde porque cuando yo me desperte el seguia roncando como oso. Traidor, me dejo morir solo y me la robo, doble traicion. Pero todo se perdona entre camaradas y al dia siguiente opte por hacerme el digno sin siquiera mencionar el asunto. Jugamos volibol, bebimos, comimos y en la noche nos separamos otra vez.

-Voy con Alicia, talvez me quedo en su hotel como ayer. -Tuvo la gentileza de informarme.

Alicia resulto ser, segun el, una adicta al miembro masculino, y lo anunciaba orgullosa a gritos. Ella se enamoro perdidamente de el y tenian una cosa increible; una flama como pocas. No se que hice mal, creo que simplemente a Alicia le gusto Luis, yo no.

El Domingo supere mi tristeza y mi rencor, y planee mi dia sin Luis. Me levante muy temprano, desayune solo y me meti a la alberca. Habia un ninio de tres o cuatro anios muy lindo y gracioso, era rubio y me hablaba en ingles. Siempre tuve talento con los ninios, ahi si, no como con las mujeres. Era de Estados Unidos pero no sabia de que ciudad, no queria hablar conmigo, solo jugar con su pelota. Su hermana se acerco y se unio al juego. Despues jugamos a que yo era el tiburon y que los perseguia. Su madre les hablo y me aleje, no queria que pensara que era un pervertido o un secuestrador mexicano. Los pequenios me buscaron y no pude deshacerme de ellos, pero como estabamos justo en frente de la madre y los abuelos pense que no habia problema.

-Tienes unos hijos muy lindos -le dije en ingles a la madre.
-Gracias, pero en realidad son unos demonios; no tienes que jugar con ellos -me contesto sonriente y amable.

Alterne el juego con ellos y la charla con la mama, hasta la hora de la comida. La madre saco a sus crias de la alberca, contra su voluntad. No aceptaron, lloraron y gritaron.

-!Yo quiero jugar con el senior! -Decia mi amiguito entre lagrimas.
-Seguimos jugando despues de comer, asi que apresurate -conteste.

La ninia tambien se regreso a la alberca de un brinco y la madre empezo a perder la paciencia.

-Yo tambien tengo hambre, vamos a comer -le ordene a la ninia y la saque de la alberca.

Los acompanie hasta que se sentaron y me despedi.

-?No vas a comer con nosotros? ?Por que? -Me reclamo indignada la mama.

Acepte su invitacion y me sente.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Mexicano viviendo en Japón, gozando de mis dulces 16 (por segunda vez), godin deprimido, rapero frustrado, comediante serio, escritor (bastante malo [maligno, no mediocre]{creo}) Antes escribía puro terror, pero estos últimos años me ha entrado un calorcito que me obliga a escribir puras cosas cachondas, aunque de vez en cuando se me sale el demonio. Solía estar muy activo en esta red pero me cambié de trabajo. Ahora gano mucho dinero pero casi no tengo tiempo libre. También me dio por dibujar más que escribir, casi todos los días dibujo. Checa mi instagran: orashiosensei

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta