cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Deseo Prohibido
Amor |
01.10.15
  • 0
  • 1
  • 733
Sinopsis

el amor en ocasiones se nos presenta de muchas formas, pero también se nos presenta como un deseo prohibido, que al final de cuentas seguirá siéndolo.

DESEO  PROHIBIDO

Todo comenzó en una noche de navidad, mi familia me esperaba, después de 5 años de estar en Italia, decidí viajar a visitarlos, hacia mucho que no los veía, y aunque yo les escribía muy poco por mi trabajo. Siempre los recordaba con nostalgia, tenía muchos deseos de verlos de nuevo. Pero algo me aguardaba a mi regreso…

Al llegar a casa, encontré todo igual tal como yo lo recuerdo, me esperaban todos mis familiares y amigos de la infancia, aunque había alguien más entre ellos, que no sabía quién era. Sentía curiosidad por aquel hombre alto, de brazos fuertes, y rubio, Tenía unos labios muy tentadores. Y uno ojos muy bellos.

No podía apartar mis ojos de él. Aunque este apuesto joven  me observaba de reojo,  cuando se le presentaba la ocasión…

Ya en el comedor, mi querida hermana  mayor Ester, se pone de pie, luego se para el extraño de mirada envolvente.

Ester nos anuncio que él era su prometido y que pronto se casarían,  luego  se besan delante de todos, y yo solo me retorcía del coraje de verlos juntos. Me imagino que ese era mi regalo de bienvenida. Sentí como esas palabras atravesaban mi corazón como una fría y letal puñalada.

Los días pasaban y mas lo deseaba, cuando iba a ver a mi hermana, yo debía soportar sus muestras de efecto, la sangre me hervía por las venas, me estaba muriendo de los celos; sabia que esto era un error. Pero no podía evitarlo. Esto era más fuerte que yo.

Cada vez que me regalaba una sonrisa, mi rostro se iluminaba de gozo,  yo estaba segura de que yo no le era indiferente y que le atraía como mujer, por un momento quise olvidar de que él era el prometido de Ester. Y así no sentir ningún remordimiento.

Notaba como nuestras miradas se atraían como un imán atrae al metal. Ambos deseábamos estar solos, aunque fuese un minuto. Era imposible, porque mi hermana no se le despegaba. Pero una noche lluviosa, se convirtió en nuestra cómplice. Como era costumbre mi cuñado visitaba a mi hermana, lunes, jueves y sábados. Y justo un sábado lo atrapo un fuerte aguacero en nuestra casa. No pudo salir en su lujoso auto. Era algo peligroso, y mis papás lo ubicaron en el cuarto de huéspedes, a unos 8 pasos de mi habitación.

No paraba de llover, y los rayos iluminaban toda la casa; tirada  sobre la cama, sin ganas de dormir, no podía hacerlo, estaba tan cerca de ese hombre pero a la vez tan lejos. Quería ir a su habitación, y pasar la noche con él, De solo imaginarlo mi cuerpo se estremecía…

De repente me llega un mensaje de texto, lo miro es de un número desconocido…

“Hola hermosa,  soy Martin tu cuñado, no logro dormir Por estar pensado en   ti. Por favor quiero verte ahora”

No era capaz de creerlo, quería verme. ¿Y como diablos consiguió mi número? La verdad no me importaba saberlo, decidí enviarle otro mensaje.

“¿donde quieres que nos veamos en tu cuarto o en el mío?”

Martin envía otro mensaje…

“¿qué te parece en la biblioteca de tu padre?”

Yo acepte su propuesta con un “ok”

Al entrar a la biblioteca vi  algunas velas encendidas,  dos copas y una botella de champan. Yo me quede sin palabras, no noto que él esta detrás de la puerta, la cerró y le puso seguro, giro rápidamente, al verlo, mi corazón  palpita muy rápido. Se acerca lentamente hacia mí.

Mis  piernas están temblando. Empiezo a transpirar, No entiendo porque estoy tan nerviosa y a la vez tan excitada con su presencia. Me toma desprevenida entre sus brazos y me besa apasionadamente, separa sus labios de los míos y me toma de la mano, y nos sentamos sobre la alfombra, el me sirve una copa y luego se sirve la suya. No dejamos de mirarnos…

- lamento tanto no haberte conocido antes, desde que te vi esa noche, me sentía atraído por ti, tienes algo que me vuelve loco. Deseaba tanto besar tus labios,  y estar a  solas contigo.

Yo me quede muda ante su confesión, bebimos toda la botella, después nos dejamos llevar por el momento…

-¡esto está mal!, le dije yo,  pero el solo me respondió, - ¡entonces detenme! Pero no podía detenerlo, mi cuerpo deseaba su cuerpo, sus caricias, sus besos.  Para mí,  este sitio lo había etiquetado como “aburrido” luego se convirtió  en el lugar más excitante de toda la casa.  Y todo porque Martin y yo nos estábamos amando en el. 

Nuestros cuerpos desnudos, sobre una alfombra,  iluminados por la luz de los rayos. Él me hizo ver esa noche, el cielo aun más profundo, toque y comí del fruto prohibido. Y no sentí culpa de lo que hice, al contrario me sentí una mujer plena…

Ahora estoy parada a su lado, juntos bajo el mismo techo de una iglesia. Como su madrina de bodas; ¡qué ironía! Después de habernos amado de tal manera. En una lluviosa y tormentosa noche.

Ahora solo queda en mi mente y en mi cuerpo las marcas de su recuerdo, que no pudo ser. Aun lo amo como la primera vez, no sé si él a mí también, me conformare en saber que mientras este con mi hermana, sea en mí en que piense. A quien desee su cuerpo y sus labios, a la que siempre estará dispuesta a complacerlo y a la que se dejara amar a su manera.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Es triste saber que alguien se empeña en apagar tu luz mientras tú solo deseas que el sol brille todos los días para ese alguien.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta