cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Desesperación
Terror |
11.05.15
  • 3
  • 0
  • 357
Sinopsis

Relato sobre la parálisis del sueño.

Desperté, sin abrir los ojos, y al no poder moverme lo supe. Parálisis del sueño. Toda mi vida he sufrido este trastorno, me pasa un par de veces al mes cuando tengo un día estresante, y hoy ha sido muy estresante. 

Aunque esto me sucede seguido no logro acostumbrarme, la desesperación y angustia que se siente al estar despierto sin poder moverse ni gritar es tan grande como la primera vez. 

Mientras intento mover mis dedos uno a uno para que el resto de mi cuerpo reaccione, distingo como el segundero del reloj de pared es lo único que suena en la oscuridad de mi habitación. Poco tiempo después noto que algo anda mal, escucho como avanza cada vez mas y mas lento, los segundos se hacen mas largos. Al principio no quería convencerme de ello, hasta que se detuvo por completo, el tiempo no avanzó mas. Nunca me había pasado algo como esto, pero no era nada comparado con lo que estaba por pasar. 

Siempre con los ojos cerrados, escucho como el silencio total que dejó el reloj se interrumpe con el sonido que hace la manilla al girar y el rechinar de la puerta al abrirse lentamente. Unos pasos lentos y muy pesados entran en la habitación haciendo crujir el piso de madera, mi respiración se acelera. Mi corazón empieza la latir cada vez mas rápido intento gritar, intento moverme con todas mis fuerzas pero es como si mi cuerpo pesara una tonelada. Siento que ha pasado una eternidad desde que desperté.

Escucho como los pasos avanzan lentamente hasta detenerse a los pies de mi cama. Lagrimas salen de mis ojos cerrados por la desesperación, terror y angustia que sentía en ese momento, solo quería levantarme y correr, pero mi cuerpo sigue sin responder. En ese momento, un peso hace hundir la cama al costado de mis pies, algo o alguien estaba subiendo y comenzaba a acercarse lentamente hacia mi rostro.  

Sentía que el corazón me iba a explotar en el pecho, estaba cada vez mas cerca. Unos dedos inhumanamente largos y fríos tocan mi mejilla,  su rostro estaba tan cerca del mío que su ruidosa y fuerte respiración hacía mover mi pelo. Cuando el miedo me consumía cada vez mas escucho un sonido muy suave, pero familiar, era el sonido del segundero de mi reloj, al principio avanzaba muy lento, pero después de un rato los segundos volvían a correr normalmente. 

Mis dedos por fin responden, ya puedo moverlos, me sacudo con todas mis fuerzas y lo logro, ya puedo mover todo mi cuerpo.  

Grito, me siento en la cama y abro los ojos. Me arrepiento de esto ultimo. 

Lo único que te puedo decir es que, si alguna vez te ocurre algo parecido, no abras los ojos.  

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta